Sigue a

Albufera

Hoy es el Día Mundial de los Humedales, una fecha especial para recordar con nuestros hijos la importancia del agua y de las zonas de humedales, de gran valor ecológico. Por eso hemos querido visitar con niños S’Albufera de Mallorca.

En realidad, recordamos un recorrido que hemos hecho en varias ocasiones con mis hijas, un agradable paseo en un entorno con grandes atractivos para los pequeños. S’Albufera se sitúa al norte de la isla, abarca una parte de los términos municipales de Alcúdia, Muro y Sa Pobla.

Esta zona pantanosa tiene una extensión aproximada de 2.580 hectáreas y un perímetro de unos 32 kilómetros. Buena parte de la Albufera conserva intactas sus características naturales, cosa que la convierte en un espacio privilegiado y de gran valor ambiental.

Desde 1988 fue declarado Parque Natural, con 1.700 hectáreas protegidas. Además, el área también fue declarada ZEPA (Zona de especial protección para las aves) y Reserva de la Biosfera. Por otra parte, la Albufera está incluida en el convenio Ramsar para la protección de zonas húmedas.

Visita Albufera Mallorca Una de nuestras visitas a S’Albufera

Consejos para visitar S’Albufera de Mallorca con niños

Si la visitáis en verano, os recomiendo que lo hagáis en un día nublado, muy temprano o acudir con buenas dosis de protector solar y agua. La primera parte del recorrido, hasta que llegamos al centro de recepción, se puede hacer en bicicleta o con el carrito de bebé sin problemas.

Es una caminata algo larga, a tener en cuenta porque después nos queda por recorrer mucho parque (bueno, tanto como queramos, hay distintos itinerarios) y no hay demasiadas zonas de sombra. Podemos pasarnos la mañana o la tarde entera en S’Albufera.

Mucha gente decide hacer la visita en bicicleta para no cansarse, y aunque hay unas zonas por las que no se puede seguir con ellas (hay aparcamientos para las bicis), por la mayoría del parque sí se puede circular.

La mejor época para ver todo tipo de aves en en primavera, después y durante de las lluvias. Este verano vimos el parque más seco que otros años, pero depende de las lluvias de cada mes tendremos más posibilidades de ver algunas zonas más o menos secas.

Siempre está el torrente central y los canales principales con agua y muchos patos y grandes peces. Además este verano nos sorprendió ver toros en una de las zonas acotadas, habían sido llevados expresamente, no es que sea una zona de pastos ni estos animales se puedan ver a menudo en Mallorca.

Es muy recomendable al pasear con los niños por ciertos lugares permanecer parados y en silencio porque se pueden apreciar multitud de sonidos de animales diversos e intentar reconocerlos, es fascinante.

Albufera Mallorca con niños

La riqueza natural de S’Albufera de Mallorca

En esta zona la vegetación predominante es el cañizo y la cesquera (chamiza), que antiguamente se aprovechaban para alimentar al ganado, entre otros usos. Durante los meses de verano, el agua del mar entra en la Albufera, que durante el resto del año se nutre del agua de los torrentes.

En las zonas de suelo salado aparecen salicornias y juncos, pero también se han de destacar árboles como los olmos, los tamarindos y los chopos.

La fauna que vive en la Albufera de Mallorca es abundante y diversa. Sólo en aves, encontramos unas 230 especies que nidifican o pasan temporadas en este espacio natural protegido (la foja, el ánade real, el avetorrillo, la cigüeñuela y el carricerín…).

Pero también son muchas las especies migratorias que sólo se paran a descansar (los flamencos o las limícolas) y aquéllas que se instalan para pasar el invierno (los patos, las garzas…). En las zonas húmedas como ésta, los peces (anguila, lubina, pejerrey), los anfibios y los reptiles también abundan.

No es seguro que veamos todos estos animales, pero sí muchos de ellos. Existen observatorios de madera para poder ver las aves sin molestarlas, aunque como he dicho no en todas las épocas hay agua en todas las zonas (especialmente en verano, la estación seca).

Para hacer la visita más interesante hay un pequeño centro de recepción con maquetas y preciosas fotografías de los paisajes, la flora y la fauna de la Albufera. Hay una exposición permanente (también una novedad de este año es el donativo de un euro para entrar en este pequeño espacio sin vigilancia).

En él encontramos paneles informativos, maquetas y pantallas con información audiovisual interactiva. A partir de aquí, podemos seguir distintos itinerarios en el parque. ¡No os salgáis de lar rutas marcadas! Y recordad no hacer mucho ruido para no molestar a los animales.

Hay merenderos junto al centro de recepción por si queremos almorzar o comer durante la visita, y en cualquier caso recordad que se trata de un recorrido largo por lo que tendremos que ir bien provistos de bebida y tentempiés para los niños.

El horario de visita del Parque Natural de S’Albufera en Mallorca es de 9 a 18 horas en temporada alta (abril-septiembre) y de 9 a 17 horas en invierno (octubre-marzo). La visita es gratuita pero se necesita pasar por el centro de recepción para que nos den un permiso. ¡Que disfrutéis con vuestros hijos en este fabuloso humedal!

Más información | Mallorca Web, Illes Balears
Fotos | Eva Paris en Bebés y más
En Bebés y más | El Museo de la Biodiversidad en Ibi (Alicante), una visita interesante con los peques, Decálogo para niños que cuidan el medio ambiente

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario