Síguenos

fiesta de cumpleaños en casa

Parece que se ha convertido en costumbre lo de celebrar las fiestas infantiles en salas especiales con juegos y monitores invitando a toda la clase. Ni a mi ni a mi hijo nos gustaron nunca este tipo de fiestas, quizá las primeras dos veces, pero luego eran demasiado ruidosas y francamente repetitivas.

Hacer una fiesta infantil en casa es uno de mis mejores recuerdos de la infancia, los nervios, los preparativos, la especial magia del ambiente, todo eso no lo dan las fiestas organizadas.

Desde hace años nosotros celebramos el cumpleaños en casa. Cada vez lo hemos hecho, por nuestra forma de vida, en un sitio diferente, pero todas han sido un éxito. Una vez fue en mi piso, otra en la finca que tenemos en el campo, otra en la casa de la playa con sus amigos de las vacaciones, otra en una casita rural que alquilamos para el fin de semana. La verdad es que no había comparación con las fiestas de las piscinas de bolas.

Es verdad que es muy cansado pero al final la sensación de que ha valido la pena y que el niño y sus amiguitos no olvidaran ese día hace que todo el esfuerzo merezca la pena.

A la hora de preparar una fiesta infantil en casa hay una serie de cosas en las que tenemos que poner especial atención para que todo salga redondo.

Los invitados

La cantidad de invitados que vayamos a tener dependerá, obviamente, del tamaño de la casa que vayamos a usar o de las instalaciones que alquilemos. Si nuestra casa es pequeña podemos encontrar un local o una casa de campo de la que se pueda disponer un día.

No hace falta invitar a 30 niños, más bien diría que tener tantos es una garantía de que las cosas se tuerzan. Elegir a compañeros de clase cercanos, con los que nuestro hijo conecte y a amigos o familiares es la mejor opción, escuchando siempre los deseos del niño más que nuestros propios compromisos sociales. Al fin y al cabo es su fiesta, no la nuestra.

En la lista de invitados es conveniente que decidamos si los padres estarán también invitados. Yo lo prefiero, pero, si no hay sitio ni ganas y los niños son lo bastante mayorcitos, mejor elegir algunos padres con los que tengamos buena relación para que se comprometan a estar toda la fiesta ayudándonos.

El menaje

Cuando hay niños, sobre todo si son pequeños, es mejor no usar nada que se pueda romper y, sobre todo, que si se rompe no pueda hacerles daño o cortarles. Los platos, vasos y cubiertos de plástico son la mejor opción y, aunque son un poco más caros, los que se pueden reutilizar son los que saldrán más baratos a la larga.

A mi me encantan los de IKEA, de colorines alegres, que se pueden además lavar en el lavaplatos.

Animación

La verdad es que un grupo de amiguitos no deberían necesitar mucha animación organizada para poder pasarlo bien, pero si queremos, podemos tener preparadas algunas ideas para que la fiesta incluya actividades especiales.

Hay quien decide contratar un payaso o un mago. Yo los aborrezco, especialmente a los primeros, que asustan a los más pequeños y suelen incluir bromas con cierta agresividad que no son de mi agrado. Pero cada uno verá lo que divierte más a sus invitados.

Lo que si me gusta es tener preparados juegos para que los niños puedan dejar su imaginación volar. El que es éxito seguro es el juego del tesoro. Cuando hemos hecho la fiesta en mi casa, que es pequeña, el rastro lo hemos preparado en el parque cercano con la ayuda de un par de adultos que van a poner las pistas mientras nosotros merendamos. Cuando lo hemos hecho en la finca no ha habido problemas, teníamos un recinto enorme y seguro en el que los niños podían correr y disfrutar.

Preparar un teatrillo, plastilina, juegos de acertijos y juegos tradicionales son una buena opción, barata y muy divertida, especialmente si los padres nos involucramos en la diversión. Las pinturas de cara son otra de las ideas que podemos tener preparadas. Yo, cuando mi hijo celebró su sexto cumpleaños, compré todo un lote de estas pinturas y os aseguro que los pequeños lo pasaron genial pidiendo que los pintara de animales sorprendentes.

Hay dos cosas más que van a darnos siempre un magnífico resultado: marionetas y disfraces.

Podemos, si no tenemos uno, preparar un teatro de marionetas muy facilmente con una caja grande que pidamos en una tienda de electrodomésticos o simplemente tendiendo una sábana. Si no tenemos marionetas podemos hacerlas o usar muñecos, contando una historia inventada con los niños como protagonistas o un cuento infantil si estamos más escasos de imaginación.

Sobre los disfraces habría mucho que decir, pero podemos incluir en la invitación que la fiesta será de disfraces libres o temáticos y hasta hacerlos nosotros mismos con papel de seda si somos mañosos.

Fiestas infantiles en casa

Preparar una fiesta infantil en casa puede ser agotador y también emocionante, pero siempre resultará un recuerdo imborrable de un día especial para nuestros hijos. Con las ideas que os hemos dado sobre los invitados, el menaje y la animación se puede empezar a planificarla, pero en un tema siguiente seguiremos analizando otros factores que hay que tener en cuenta como la comida o la decoración.

En Bebés y más | Cinco juegos para fiestas infantiles , Juegos para la fiesta de cumpleaños, Organizar la fiesta de cumpleaños

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios