Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo se lo montan las familias que colechan

Cómo se lo montan las familias que colechan
Guardar
29 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Colecho es la palabra que define coloquialmente la acción de dormir con los hijos en la misma cama o con una cuna o cama junto a la de mamá y papá.

Muchas parejas dejan durmiendo a sus hijos en la misma cama y muchas otras prefieren ampliar el mobiliario y aprovechar espacios para hacer pequeños puzzles en sus dormitorios con la intención de aumentar el ancho de cama.

Desde el foro de Crianza Natural os traigo algunas fotos para que veáis cómo se lo montan las familias que colechan. Así podréis ver algunas soluciones para cuando tienes un hijo o incluso dos que duermen en la misma cama.

La primera foto, la mía

La imagen que encabeza esta entrada corresponde a nuestra habitación de dormitorio. La cama mide 150 cm y en ella estuvimos durmiendo durante más de dos años Miriam, Jon y yo.

Luego llegó Aran y acoplamos una cuna colecho hasta el día en que empezó a moverse demasiado, momento en que pusimos una camita comprada en Ikea (que veis debajo de la ventana).

Aran duerme en la camita, luego está mamá, junto a él, Jon y finalmente yo, que actúo de barrera para Jon (aunque ya no se mueve tanto y es más consciente de los límites del colchón).

La solución de “Mipetisa”

mipetisa.jpg

“Mipetisa” tiene una cama de 150 cm con una mini-cuna sidecar. Joel, el bebé, empieza durmiendo en ella, aunque según el pecho que tome durante la noche puede acabar durmiendo entre su padre y su madre.

En la foto veis a Joel durmiendo en la cuna aprovechando parte de la cama.

Durmiendo con una niña de 4 años

mar_tyka.jpg

Esta es la habitación de “Mar_tyka”, una cama de 150 cm junto a una cama de 90 cm en la que duerme Beatriz, de 4 años. El orden en que duermen es papá-mamá-Beatriz.

La habitación de “elecora” (y del gato)

elecora.jpg

“Elecora” tiene una cama de 150 cm junto a una cuna en sidecar a la que han retirado un lateral.

El orden en que duermen es papá-mamá-Cora. El gato no tiene sitio concreto. Normalmente duerme “donde le pilla”.

Otra cuna grande en sidecar

andrindri2.jpg

Se trata de la habitación de “andrindri”. Ellos tienen una cama de 150 cm junto a una cuna de Ikea a la que también han retirado uno de los laterales.

El orden en que duermen de inicio es Darío-mamá-papá, aunque por la noche se suele alternar a mamá-Darío-papá. Lo cierto es que Darío suele estar más en la cama que en la cuna (y en la foto nos lo demuestra).

La habitación de “Gigi2012”

gisela.jpg

Esta es la habitación de “Gigi2012”, que presenta la misma solución que las anteriores. Cuna en sidecar al mismo nivel que la cama doble y el orden establecido Sofía-mamá-papá.

La mesita de noche se ha mudado a los pies de la cuna (esto me suena, nuestra mesita está en otra habitación).

La cama de 2×2 de Silvia y la mini-cuna guardarropa

silvia.jpg

Silvia tiene una mini-cuna junto a la cama, sin embargo, dado que Aarón duerme siempre en la cama, que es de 200 cm (qué envidia), acaba siendo más una superficie para almacenar ropa que un lugar en el que dormir.

Esto me recuerda a la primera cuna que compramos, con sus barrotes y sus protecciones. La hemos montado tanto con Jon como con Aran y ha acabado siendo un magnífico guardajuguetes (vamos, que tiene 4 años y ningún niño la ha estrenado).

El orden en que duerme la familia de Silvia es Aarón-mamá-papá, aunque durante la noche suele darse la posición mamá-Aarón-papá.

Todos al suelo

nadya.jpg

Nadya y su familia han decidido poner los colchones directamente en el suelo. El pequeño Andrés ya gatea y, para evitar peligros, han preferido bajar la cama al nivel del suelo (más económico que acercar el suelo a la cama…).

El orden en que duermen es Andrés-mamá-papá y mamá-Andrés-papá (como veis los papás somos unas perfectas barreras).

Para hacer dicho invento han puesto dos colchones individuales en el suelo unidos con una funda de colchón grande.

Y esto es todo. Así es como duermen (dormimos) las familias que decidimos pasar las noches con nuestros hijos. Como veis no hay por qué dormir apretados ya que suele haber posibilidad de añadir cunas o camas.

Otra cosa es que nuestros pequeños quieran tenernos cerca ya que lo más habitual es que, pese a haber suficiente espacio, una pierna, un brazo, o un niño acabe encima de nosotros.

En Bebés y más | Ser papá: reflexiones sobre el colecho, Cómo practicar el colecho de manera segura y sin riesgos, Diferentes formas de practicar el colecho

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos