Publicidad

Sangrado vaginal en recién nacidas o 'falsa menstruación': ¿a qué se debe y qué debemos hacer?

Sangrado vaginal en recién nacidas o 'falsa menstruación': ¿a qué se debe y qué debemos hacer?
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Es relativamente frecuente que algunas niñas presenten un pequeño sangrado vaginal durante sus primeros días de vida, similar a una mini regla. Este fenómeno se conoce como "menstruación falsa" o "menarquia neonatal", y aunque suele alarmar mucho a los padres, es algo normal que no reviste ninguna gravedad.

Te explicamos por qué se produce la menarquia neonatal y qué debemos hacer si detectamos un leve sangrado en el pañal de nuestra bebé.

Se debe al efecto de las hormonas de la madre

Se calcula que aproximadamente un 5% de las recién nacidas presentan hemorragia vaginal neonatal en su primera semana de vida.

Se produce por los efectos que tiene en el bebé la exposición a las hormonas de la madre durante el embarazo, las cuales se encuentran en el torrente sanguíneo y pasan a través de la placenta. Tras el nacimiento, esta exposición puede causar afecciones temporales en el bebé, como una "falsa menstruación", una ingurgitación mamaria, flujo vaginal o genitales ligeramente hinchados.

La 'menarquia neonatal' no causa dolor ni molestias al bebé, ni tampoco está relacionada con que vaya a tener una pubertad precoz en el futuro.

¿Cómo saber si la sangre del pañal es menstruación neonatal?

El sangrado es visible a través del orificio vaginal, pero en ningún caso se trata de una hemorragia abundante. De este modo, es posible que al cambiar el pañal se detecten pequeñas manchas de sangre o bien observar flujo con sangre saliendo de la vagina.

Aunque es normal asustarse al principio, es importante recalcar que se trata de un proceso totalmente benigno y pasajero, que no requiere de ningún tipo de intervención y que cesará a los tres o cuatro días.

¿Qué hacer si veo sangre en el pañal de mi bebé?

pañal

Aunque ya hemos dicho que la 'menarquia neonatal' es un proceso benigno y pasajero, no está de más consultar con el pediatra para nuestra tranquilidad.

No hay que tocar la vulva del bebé ni tampoco obsesionarse con eliminar a cada instante la sangre que sale. Debemos cambiar el pañal como haríamos normalmente y limpiar sus genitales de forma correcta para evitar infecciones; esto es, de delante hacia atrás y con ayuda de una esponja con agua. Antes de ponerle un nuevo pañal debemos asegurarnos de que la zona está bien seca.

El sangrado remitirá por sí solo al cabo de unos días. En caso de que no lo hubiera hecho en un máximo de cinco días, será necesario consultar con el pediatra, pues podría tratarse de otra patología diferente. También tenemos que consultar de inmediato si el sangrado fuera abundante o se acompaña de cualquier otro signo de alarma.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Infección de orina en bebés y niños: cuáles son sus síntomas y qué hacer, Las 17 dudas más frecuentes sobre el recién nacido en las primeras horas de vida

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio