Publicidad

Los genitales del bebé: cómo cuidarlos y limpiarlos para prevenir infecciones en niños y niñas

Los genitales del bebé: cómo cuidarlos y limpiarlos para prevenir infecciones en niños y niñas
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La higiene de los bebés es un tema que abordamos frecuentemente en la consulta de pediatría y, aunque pueda parecer sencillo, cómo cambiar un pañal correctamente y limpiar los genitales del bebé puede generar bastantes dudas.

Las primeras semanas de vida será necesario que cambiemos el pañal con frecuencia (al menos ocho veces al día). Los recién nacidos presentan el llamado reflejo gastrocólico, por el cual es frecuente que mientras comen o justo tras haber comido, realicen deposición. Además, los recién nacidos todavía no concentran mucho la orina y hacen pis con frecuencia.

Para saber cómo limpiar los genitales de nuestro bebé de manera adecuada, distinguiremos a los niños de las niñas.

Cómo limpiar los genitales a las niñas

genitales-bebe

Para evitar infecciones, es preciso que limpiemos a las niñas de delante hacia atrás (de la vulva hacia el ano). De esta manera evitaremos que la vulva se ensucie con restos de heces.

Las recién nacidas suelen tener restos de vérnix caseoso entre los pliegues de los labios; no es necesario retirarlo. También es habitual que los primeros días presenten mucho flujo vaginal, incluso a veces una pequeña regla, por el paso de hormonas de la madre; tampoco es preciso que lo eliminemos.

También conviene que limpiemos bien los glúteos y los muslos. Después hay que secar la zona bien antes de colocar de nuevo el pañal.

Parece haber un aumento en los últimos años de sinequia vulvar en las niñas. Se trata de una adherencia entre los labios menores que suele producirse antes de la pubertad, más frecuentemente entre los 6 meses y los 6 años.

La causa no está clara, pero puede deberse a un aumento del uso de toallitas, de irritación del área del pañal así como a un bajo nivel de estrógenos. Por eso es recomendable que cuidemos la higiene de los genitales.

Cómo limpiar los genitales a los niños

Tanto las niñas como los niños suele orinar justo cuando quitamos el pañal, así que os recomiendo que sujetéis el pañal antes de retirarlo por completo. Debemos movilizar el pene y los testículos hacia arriba para limpiar bien por toda la zona, incluido el escroto, los glúteos y los muslos. Secaremos bien la zona antes de poner el pañal limpio.

La práctica de retraer forzadamente el prepucio (los famosos “tirones”) está totalmente desaconsejada. La fimosis es fisiológica (la tienen la mayoría de los bebés y es normal) e irá desapareciendo según vayan creciendo (hasta el 80 por ciento pueden retraerlo a los cuatro años).

Es importante limpiar bien la zona para prevenir infecciones como la balanitis y, pero no es necesario forzar la retracción del prepucio.

¿Toallitas o esponja con agua?

genitales-bebe

Ambas opciones son válidas. Si usáis toallitas es importante que no contengan sustancias irritantes para la piel del bebé y tengan en cuenta el pH de la piel. En el caso de las niñas es bueno no usar toallitas de manera exclusiva, ya que como hemos comentado, podrían estar implicadas en la aparición de sinequias vulvares. En el caso de usarlas, no desecharlas en el WC.

Para las dermatitis del pañal, una esponja con agua (y si es necesario un jabón sin detergente), es preferible. En cualquier caso, es importante que tras la limpieza, sequéis muy bien la piel.

Cómo evitar la dermatitis del pañal

La dermatitis del pañal es una irritación de la piel que se produce en la zona cubierta por el pañal. La piel se enrojece, pueden aparecer heridas y en ocasiones se sobreinfecta. Aunque hay niños más propensos que otros, os dejo algunos trucos para evitarla:

  • Cambios frecuentes de pañal. Lo ideal es dejarle unos minutos sin pañal para airear la piel.
  • Limpiar la piel cuidadosamente en cada cambio de pañal, con agua tibia y jabón específico si es necesario. Podemos reservar las toallitas para cuando no estamos en casa (elegir aquellas específicas para la piel del bebé, sin sustancias irritantes)
  • Secar muy bien la piel tras la limpieza
  • Una crema de barrera, tipo pasta al agua, puede ayudar ya que evita el contacto entre la piel del bebé y la humedad del pañal. Algunas llevan sulfato de zinc que disminuye la irritación. Los polvos de talco, antes muy usados, no son recomendables

En Bebés y más | Mi hijo pequeño se toca los genitales en público y en casa: claves para gestionarlo, Ni "toto" ni "colita": por qué es importante que los niños llamen a sus genitales por su nombre, vulva y pene

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios