Compartir
Publicidad

Primeros auxilios. Intoxicaciones

Primeros auxilios. Intoxicaciones
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los niños pueden sufrir intoxicaciones de diferentes maneras y por diferentes substancias, pero son casi en su totalidad evitables. Vamos a ver como actuar para prevenirlo y como actuar si sucede, ofreciéndoles los primeros auxilios necesarios.

Pueden intoxicarse por ingestión, es decir, bebiendo un producto tóxico. Es lo más habitual. También pueden hacerlo por inhalación o por contacto. Si se produce la intoxicación hay que llevar al centro médico el producto responsable, para que se pueda actuar con conocimiento de causa.

Las medidas de prevención para evitar que suceda son sencillas. La primera, que deberíamos tomar ya cuando nace para que luego no se nos pueda olvidar, es esconder y almacenar todos los productos tóxicos, corrosivos y medicamentos en lugar seguro, en alto y preferentemente con candado. Nunca hay que rellenar botellas con productos sin etiquetarlo correctamente. También es muy conveniente tirar la comida y las medicinas caducadas inmediatamente.

Si se produce la intoxicación hay que vigilar las respiración y el estado nervioso del niño. Los síntomas habituales de la ingestión serán nauseas, vómitos, calambres estomacales, dificultades respiratorias, mal aliento e inconsciencia. Hay que llevar al niño y una muestra del producto a un centro médico de urgencias. También es conveniente llamar al Centro Español de Toxicología (91 562 04 20) para pedir indicaciones.

Si la intoxicación ha sido por una substancia corrosiva no hay que provocar el vómito pues podría aumentarse la quemadura en el esófago. Las substancias corrosivas son la lejía, la sosa caústica, el ácido sulfúrico, el amoniaco, los desatascadores, el jabón de lavavajillas, los limpiasuelos, el aguarrás y la tementina entre otros.

Si se han tomado setas venenosas o medicamentos hay que llamar al 112 o al Cento Toxicológico.

Cuando el niño está inconsciente o adormilado nunca hay que provocar el vómito para evitar el ahogamiento, y tampoco hay que darle de beber. Lo colocaremos de costado y en un lugar ventilado llamando inmediatamente al 112. Si deja de respirar es conveniente hacer el boca a boca.

Las intoxicaciones también pueden ser cutáneas, cuando un veneno o un corrosivo entra en contacto con la piel y penetra en ella. En estos casos pueden aparecer lesiones cutáneas. Esto puede suceder con inecticidas, ácido fórmico y pesticidas.

En todos los casos de intoxicación hay que mantener la calma y actuar con serenidad, tanto en los primeros auxilios que realicemos como llamando lo antes posible al 112, donde daremos todos los datos de forma que puedan actuar con rapidez y eficacia.

Más información | Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses En Bebés y más | Primeros auxilios. Quemaduras

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos