Compartir
Publicidad

¿Por qué los niños son más vulnerables? Diez datos sobre los jóvenes y la seguridad vial

¿Por qué los niños son más vulnerables? Diez datos sobre los jóvenes y la seguridad vial
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A partir de los diez años, las colisiones en las vías de tránsito son la principal causa de defunción entre los jóvenes hasta los 24 años de edad. Cada año mueren casi 400.000 jóvenes de menos de 25 años (más de 1000 al día) como consecuencia de estos accidentes y varios millones más sufren heridas o quedan discapacitados.

¿Dónde se produce la mayoría de muertes y traumatismos? ¿Hay alguna clase social que tenga un mayor riesgo? ¿Cuáles son las razones de que los niños sean más vulnerables? A estas y otras cuestiones se les da respuesta en los diez datos sobre los jóvenes y la seguridad vial que publica la Organización Mundial de la Salud.

La gran mayoría de las defunciones y traumatismos se producen en los países de ingresos bajos y medianos, con tasas más elevadas en África y Oriente Medio. Los jóvenes de ambientes económicamente desfavorecidos son los que más riesgo corren en todos los países.

Según la OMS, los jóvenes corren mayor riesgo de sufrir traumatismos causados por el tránsito debido a que la red vial está planificada sin tener suficientemente en cuenta sus necesidades específicas; también por sus características físicas y de desarrollo (por ejemplo, el pequeño tamaño de los niños) aumentan su riesgo.

Además está la tendencia a adoptar comportamientos de riesgo y la presión de los compañeros, especialmente entre los adolescentes, y otros factores de riesgo tales como el exceso de velocidad, la conducción bajo los efectos del alcohol o el hecho de no usar el caso o el cinturón de seguridad.

  • Diariamente mueren más de 1000 niños y adultos jóvenes (menores de 25 años) en accidentes de tránsito. Los accidentes de tránsito son la principal causa de muerte en el grupo de 10 a 24 años.

  • En los países de bajos y medianos ingresos, la mayoría de los jóvenes que mueren o sufren traumatismos por accidentes de tránsito son peatones, ciclistas, motociclistas o usuarios del transporte público. En los países de ingresos elevados, la mayoría de las víctimas jóvenes son conductores noveles.

  • Durante la construcción de carreteras y la planificación de iniciativas de seguridad vial, las instancias normativas tienen que reconocer la vulnerabilidad de los niños, su relativa inexperiencia, las diferencias propias de su etapa de desarrollo y la necesidad que tienen de jugar y viajar en condiciones seguras.

  • El exceso de velocidad es la infracción de tránsito que más cometen los conductores jóvenes del sexo masculino, y es responsable de hasta un tercio de la totalidad de los accidentes de tránsito. Los permisos de conducir graduales prohíben a los conductores noveles la conducción en carreteras con límites de velocidad elevados.

Limitación velocidad niños
  • Los conductores jóvenes e inexpertos con tasas de alcoholemia superiores a 0,05 g/dl tienen un riesgo 2,5 veces mayor de sufrir accidentes que los conductores de más edad y con mayor experiencia. Se deben fijar y hacer respetar tasas de alcoholemia apropiadas para los conductores noveles.

  • El uso del casco es la medida más eficaz para reducir los traumatismos craneoencefálicos y las muertes por accidentes de motocicleta. También se debe fomentar el uso del casco en los niños cuando montan en bicicleta.

  • El uso correcto del cinturón de seguridad puede reducir hasta en un 61% el riesgo de muerte en caso de accidente. Las campañas sobre el uso del cinturón deben centrarse en los conductores y pasajeros jóvenes, que son los más propensos a no utilizarlo.

  • El uso obligatorio de sistemas de contención para niños puede reducir su mortalidad hasta en un 35%. Los niños deben utilizar sistemas de contención apropiados para su edad y peso.

  • Puede resultar difícil ver a los peatones y ciclistas que circulan por la carretera, sobre todo por la noche. El uso de ropa de colores vivos o reflectante puede hacerlos más visibles y contribuir a evitar su atropellamiento.

  • Los niños son diferentes de los adultos desde el punto de vista físico, psicológico y fisiológico. La calidad y el tipo de atención que reciben repercuten en su recuperación global tras un accidente y su capacidad para volver a ser miembros plenamente activos de su comunidad.

Como vemos, se pone el acento en los adolescentes como víctimas y responsables de accidentes en muchos de estos datos sobre los jóvenes y la seguridad vial. Nuestros hijos aún son pequeños, pero ya viajan en coche, van en bicicleta o son peatones: no olvidemos las medidas de seguridad para protegerlos. Además, también llegará el momento en el que conduzcan, por lo que ya es momento de que tengan educación vial y de que les demos un buen ejemplo.

Vía | OMS
Fotos | iStock
En Bebés y más | ¿Hacemos todo lo posible por salvarlos? Declaración de los niños para la seguridad vial

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio