Publicidad

Niños con asma, ¿pueden hacer deporte?

Niños con asma, ¿pueden hacer deporte?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El ejercicio físico es imprescindible para todos los niños, y esto no excluye a los niños con asma. La práctica de un deporte no sólo favorece el control de peso y contribuye al desarrollo de músculos y huesos en el niño, sino que ayuda a fortalecer los músculos respiratorios y hacer que los pulmones funcionen mejor.

Por ende, los niños con asma no solo pueden, sino que deberían practicar algún deporte o actividad física de forma frecuente. Una actividad física regular y moderada actúa beneficiosamente en el sistema inmunológico y puede reducir la inflamación alérgica.

Qué deporte puede practicar

El niño puede practicar el deporte que desee con un adecuado control de la enfermedad. Hay que tener en cuenta que cualquier ejercicio que sea muy exigente, prolongado y que cause mayor aumento de la frecuencia de la respiración es más “asmógeno”.

Los deportes más asmógenos son los de actividad sostenida, como atletismo, ciclismo, gimnasia, remo. También el patinaje sobre hielo y esquí, por el ambiente frío y seco donde se practican.

Son menos asmógenos los deportes secuenciales, como natación, tenis, bádminton, judo, y deportes de equipo como el baloncesto, fútbol, hockey.

Asma inducido por ejercicio

Se calcula que el 80% de los niños y adolescentes asmáticos tienen síntomas de asma cuando hacen ejercicio. Estos síntomas desaparecen casi del todo si el asma está bien controlado.

Se lo denomina asma de esfuerzo o asma o broncoespasmo inducido por ejercicio (AIE) a los síntomas que provoca la obstrucción aguda y reversible de las vías respiratorias que aparece durante o tras el ejercicio.

Aparecen entre 15 y 20 minutos después de terminar el ejercicio, y en algunos casos durante el mismo. Estos son: dificultad para respirar, tos seca continua opresión en el pecho y “pitos”.

Cómo prevenir el asma inducido por ejercicio

Es importante hacer precalentamiento antes de practicar ejercicio y hacer un entrenamiento progresivo. Se debe evitar hacer deporte en el curso de una crisis de asma. También, se recomienda intentar evitar deporte al aire libre los días de mucho frío o mucho viento. En algunos casos concretos también puede ser útil tomar la medicación 15 minutos antes de realizar el deporte.

Si se produce una crisis asmática durante la práctica del deporte, se debe cesar la actividad física inmediatamente, permanecer en reposo y aplicar la medicación indicada por el médico para esos. Si tras 10 minutos no ha mejorado se le volverán a repetir las mismas dosis y se llevará al niño a un centro médico.

En Bebés y más | Asma en niños: cómo aliviar los síntomas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir