Publicidad

Los pediatras diseñan un protocolo específico para el virus del Ébola en niños

Los pediatras diseñan un protocolo específico para el virus del Ébola en niños
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Después de que parece que Teresa Romero ha superado el virus del Ébola, este tema está menos presente en los medios. Pero las sociedades médicas hacen hincapié en que se trata de un problema a nivel mundial que no está solucionado. En España, la Asociación Española de Pediatría (AEP) ha elaborado un protocolo específico para atender a los casos sospechosos de ébola en niños.

Y es que en el caso de los menores puede haber diferencias respecto a los adultos. El objetivo es informar sobre la enfermedad por virus Ébola en la población pediátrica y sobre las medidas de protección que los pediatras deben de llevar a cabo durante el manejo de niños enfermos, infectados o con riesgo de infección en periodo de investigación.

El documento se titula "Informe técnico de consenso de sociedades científicas sobre la enfermedad por virus Ébola en niños" y ha sido elaborado por la AEP junto a cinco de sus sociedades científicas integradas: Sociedad Española de Infectología Pediátrica (SEIP), la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría (SEUP), Sociedad Española de Cuidados Intensivos Pediátricos (SECIP), Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) y Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP).

Algunas diferencias en la sintomatología del ébola en los niños respecto a los adultos es que en los pequeños los síntomas iniciales son más inespecíficos y aunque en el 87% de los casos hay fiebre, esta suele asociarse a astenia, pérdida de apetito y tos. Son muy frecuentes también náuseas, vómitos, diarrea a los cuatro-cinco días, y con menor frecuencia, irritabilidad, cefalea, dolor abdominal y dolor de garganta. También es una particularidad que aumenta el riesgo de emisión de vómitos incontrolados en los niños.

Los autores señalan que ha sido elaborado con los datos científicos referidos a los brotes producidos en un entorno muy distinto al nuestro, por lo que pudiera ser necesario revisar algunos aspectos del mismo en función del comportamiento de la infección en nuestro medio.

También señalan que podría actualizarse el documento según la evolución de la propia infección, su prevención y tratamiento, lo que podría conllevar cambios en la actuación. El informe de los pediatras sobre el ébola en niños consta de los siguientes apartados principales:

  • Abordaje de la enfermedad por virus Ébola en niños desde el aspecto infeccioso.

  • Atención al niño con sospecha de infección por virus Ébola en la Urgencia Pediátrica.

  • Atención al niño con sospecha de infección en cuidados intensivos pediátricos.

  • Manejo de los niños sospechosos de caso de infección por el virus del Ébola por el pediatra de Atención Primaria y manejo de los casos contactos que están en observación en domicilio.

  • Actuación dirigida en caso en investigación del virus Ébola en Pediatría extrahospitalaria de Atención Primaria.

Esperamos que no sea necesario que se active este protocolo en España, pero no olvidemos que, por desgracia, en países como Guinea, Sierra Leona, Liberia y Nigeria están a la orden del día.

La alarma social en nuestro país ha descendido, pero, ¿no es alarmante que los expertos en salud señalen que el brote está fuera de control y los casos pueden aumentar exponencialmente si no se toman medidas?

Visto lo cual, queda claro que este documento para utilización principalmente profesional, para ver cómo habría que actuar con niños sospechosos de tener la enfermedad del Ébola, no está de más...

Sitio Oficial | AEP
Foto | Thinkstock
En Bebés y más | ¿Dónde está la gripe A?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir