Compartir
Publicidad

Esta primavera la alergia al polen viene fuerte: cómo reconocer y aliviar los síntomas en los niños

Esta primavera la alergia al polen viene fuerte: cómo reconocer y aliviar los síntomas en los niños
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este año los alérgicos al polen se enfrentarán a una primavera "moderadamente intensa" en la zona centro de nuestro país, según han informado los expertos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

Las enfermedades alérgicas afectan en España a un 30 por ciento de la población, y aunque son las alergias alimentarias en la infancia las que más incremento han tenido en los últimos años, las alergias a pólenes y plantas también afectan a los más pequeños, mermando notablemente su calidad de vida.

Según explican los alergólogos, el otoño seco y el invierno de bajas temperaturas y precipitaciones intensas que hemos tenido, han afectado al recuento de pólenes y gramíneas esta primavera, afectando especialmente a la Comunidad de Madrid, Castilla La Mancha, Castilla León y Aragón.

"En nuestro país las especies que más síntomas producen en orden decreciente son: gramíneas, olivo, ciprés, salsola, plátano de sombra y parietaria (...) En el centro peninsular los pólenes más frecuentes son los de gramíneas y olivo. En la capital, el porcentaje de polínicos alérgicos al plátano de sombra supera el 40%" - explica Ángel Moral, presidente del Comité de Aerobiología de la SEAIC.

Así pues, esta primavera los alérgicos a pólenes parece que sufrirán con más intensidad los síntomas de esta alergia ambiental, y por ello hemos querido repasar algunas recomendaciones que pueden ayudar a minimizar los efectos.

Recomendaciones para aliviar los síntomas

En los casos de alergia al polen, será el pediatra junto con el alergólogo quienes prescriban los medicamentos necesarios para aliviar los síntomas. Los más utilizados son los antihistamínicos y los broncodilatadores en caso de asma, y en algunos casos también puede estar indicada la vacuna antialérgica.

Pero al margen de la medicación también podemos seguir una serie de recomendaciones destinadas a mitigar, en la medida de los posible, los síntomas alérgicos:

  • Ventilar la casa poco tiempo y hacerlo siempre a primera y última hora del día. El resto del día, mantener las ventanas cerradas.

  • Evitar hacer ejercicio al aire libre o pasar un día en el campo.

  • Al llegar a casa de la calle, cambiarse de ropa y ducharse.

  • No bajar las ventanillas del coche y utilizar un filtro antipolen.

  • Consultar las predicciones de la SEAIC o aplicaciones móviles como Polen Control (disponible para Android e iOS).

  • No secar la ropa al aire libre pues en épocas de mucho polen se queda pegado a las fibras.

  • Utilizar gafas de sol para evitar el contacto directo del polen en los ojos.

  • Si la alergia es alta incluso en espacios cerrados, los expertos también aconsejan utilizar purificadores de aire para interiores que logran filtrar la mayoría de las partículas ambientales reduciendo considerablemente los síntomas.

Principales síntomas de alergia al polen

alergia al polen

Los síntomas de la alergia al polen pueden confundirse fácilmente con los de un resfriado, sin embargo en el caso de la alergia son síntomas que perduran en el tiempo y que no mejoran con el paso de los días, cómo sí ocurre con los catarros.

Además, pueden aparecer varios síntomas que no tienen nada que ver con los resfriados, como reacciones alérgicas de la piel, picor o incluso edema.

  • Conjuntivitis o inflamación de la conjuntiva. Escozor, lagrimeo y picor de ojos.

  • Rinitis: congestión nasal, picor de nariz, goteo nasal, estornudos y sequedad nasal.

  • Irritación y/o dolor de garganta y tos

  • Trastornos del sueño y problemas de concentración

  • En casos más graves puede producirse dificultad respiratoria y asma bronquial

Como hemos comentado al inicio, los niños no están exentos de sufrir alergia al polen, por lo que ante cualquier sospecha, o un catarro que parece que no cura, lo más recomendable es consultarlo con el pediatra, que será quien valore la realización de una serie de pruebas para diagnosticar la alergia y poner un tratamiento.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos