Compartir
Publicidad

Déficit de vitamina E en bebés y niños

Déficit de vitamina E en bebés y niños
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un tema recurrente y que siempre es actual son los posibles déficits nutricionales en los niños. Aunque es cierto que en los países desarrollados es muy difícil que se produzcan, también es verdad que es necesario que el niño reciba una dieta variada para cumplir esta premisa.

El problema está en que a veces es difícil hacer una dieta variada en un niño, sobre todo los más pequeños, que pueden rechazar muchos de los alimentos que se le ofrecen.

Esto es una etapa transitoria pero que a veces se puede convertir en un serio problema si no se tiene el tiempo y la paciencia suficiente para lograr salvar ese rechazo del niño a determinados alimentos.

La mejor forma de disminuir este riesgo consiste en consultar siempre la alimentación del niño con el pediatra y “jugar” con la elaboración de los platos, de forma que el profesional pueda certificar la suficiente variedad y calidad nutricional de los alimentos y el niño asocie comer con algo divertido. Aún así es muy frecuente que muchos padres alberguen dudas sobre posibles déficits en este rango de edad, siendo uno de los más consultados el de posible déficit de vitaminas.

<strong>La vitamina E no es un sólo compuesto, sino un grupo de sustancias</strong> que tienen función antioxidante y que, como ocurre con casi todas las vitaminas, debe ser ingerida ya que el organismo es incapaz de producirla por sí mismo.

Por qué se produce el déficit de vitamina E

Los compuestos que forman parte de la llamada Vitamina E se pueden encontrar en alimentos como los aceites de origen vegetal, algunas semillas y las verduras en general, pero sobre todo en las de hoja verde.

El déficit de este grupo de vitaminas suele verse en casos muy concretos, como los niños que realizan dietas muy poco variadas y de forma prolongada en el tiempo.

También puede verse en aquellos que presentan algún cuadro que les genere un proceso de malabsorción de nutrientes en el intestino, de forma que no sean capaces de absober adecuadamente los nutrientes.

Tampoco es raro de ver en niños prematuros, ya que el paso de vitamina E de la madre al feto se produce sobre todo en las últimas semanas de gestación.

Síntomas del déficit de vitamina E

Cuando se produce un déficit real de vitamina E, los niños pueden presentar síntomas muy diversos, que además pueden ser difíciles de orientar en el caso de que no se sospeche el déficit.

Los síntomas más llamativos se producen a nivel neurológico, donde se produce un deterioro progresivo, que puede manifestarse en forma de:

** Pérdida de reflejos ** Falta de coordinación ** Temblores

También puede afectar a otros órganos, como el ojo, o sistemas, como el sanguíneo, produciendo anemia.

Tratamiento del déficit de vitamina E

El tratamiento es relativamente sencillo ya que se basa en el aporte de la vitamina, aunque para ello es fundamental que el pediatra haya podido realizar el diagnóstico y por supuesto sea el encargado de pautar y controlar el tratamiento.

En los casos en los que los síntomas sean moderados o severos puede que sea necesario tratar estos.

Si el niño tiene un cuadro de malabsorción entonces, al tratamiento con vitaminas, se le añadirá el del proceso o enfermedad que está causando la malabsorción.

El pronóstico en general suele ser bueno, aunque como siempre es fundamental sospechar y tratar el cuadro pronto, para evitar el daño neurológico u ocular que puede producir.

Foto | bluecatproject, Flicker licencia CC

En Bebés y Más | La vitamina E reduce el riesgo de asma en los futuros bebés, Vitaminas en bebés y niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos