Compartir
Publicidad
Publicidad

Polvos de talco, ¿se puede relacionar su uso prolongado con el cáncer de ovario?

Polvos de talco, ¿se puede relacionar su uso prolongado con el cáncer de ovario?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según informa el diario El Mundo, la empresa Johnson & Johnson ha sido condenada a pagar 353 millones de euros a una mujer de Los Ángeles que les acusa de enfermar de cáncer de ovario tras décadas usando los polvos de talco de esta marca.

La demandante, que padece un cáncer en fase terminal, decidió denunciar con el objetivo de ayudar a otras mujeres a que conozcan los graves riesgos que implica el uso de polvos de talco como parte de la higiene, y exige a la empresa que incluya esta advertencia en el etiquetado del producto.

Polvos de talco y su relación con el cáncer de ovario

Muchas mujeres utilizan polvos de talco para su higiene genital diaria o para prevenir el roce y la sudoración, sin ser conscientes del riesgo para la salud que parece que esta práctica podría tener, según los estudios.

Investigadores de la Escuela de Medicina de Pittsburgh publicaron en el año 2005 un estudio en el que sugerían que las mujeres que no utilizan talco como parte de su higiene tienen menos probabilidades de desarrollar cáncer de ovarios.

Según un artículo publicado en The New York Times, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer clasificó los polvos de talco como un "posible producto cancerígeno humano" si se utiliza en el área genital femenina, pero hasta entonces, no se han tomado medidas para eliminarlo del mercado o agregar una advertencia en los productos.

Por su parte, la revista Time advierte de que la Sociedad Americana de Oncología señala que el talco, en su forma natural, puede contener amianto, una sustancia cancerígena conocida que puede estar presente en los productos de cosmética e higiene.

La Federación de Alimentos y Medicamentos Americana (FDA) no permite que los productos a base de talco contengan amianto, pero no tiene obligación de revisar los cosméticos, por lo que no existen garantías de que estos no hayan sido contaminados.

El artículo de Time se hace eco de las investigaciones que se realizan en el Centro de Investigación de Cáncer Fred Hutchinson, donde han visto que existe una relación clara entre las mujeres con cáncer de ovario y el uso de polvos de talco.

"Sabemos que es un posible factor de riesgo, pero no sabemos cómo de importante es" - señalan los investigadores.

según los estudios, todo apunta a que las partículas presentes en los polvos de talco viajan por las membranas mucosas del canal vaginal y acaban en los ovarios, provocando inflamación y eventualmente la aparición de cáncer.

Más de 5.000 demandas millonarias

Johnson & Johnson asegura que sus productos a base de talco están libres de amianto, y cita varios estudios donde no se relaciona el aumento de cáncer de ovario con el uso de este mineral. Por ello, la compañía ha decidido recurrir la demanda interpuesta, aunque no es la primera que recibe por esta causa.

Hace un año, la farmacéutica tuvo que pagar 47 millones de euros a otra mujer que también les denunció cuando, tras someterse a una histerectomía para frenar el cáncer que padecía, los médicos encontraron talco en su tejido ovárico.

La mujer, que durante muchos años había utilizado polvos de talco como parte de su higiene diaria, interpuso una demanda a la empresa por haber ocultado a los consumidores los riesgos que este producto podía tener.

De nuevo en 2015, Johnson & Johnson fue condenada a pagar 62 millones de euros a la familia de otra mujer estadounidense que también falleció de cáncer tras el uso prolongado de talco.

Pero estos tres casos no son, por desgracia, hechos aislados ya que, según informan los medios de comunicación, son 5.000 las demandas pendientes contra la compañía vinculadas a casos de cáncer por el uso de polvos de talco en la higiene genital.

Por qué no se recomienda tampoco su uso en bebés

polvos-de-talco
El talco es un mineral que absorbe la humedad de la piel, reduce la fricción y previene erupciones cutáneas. Durante años, se ha relacionado el uso de polvos de talco con la limpieza y la higiene del culito y área genital del bebé, hasta que los médicos fueron desaconsejando su uso

La Asociación Española de Pediatría (AEP) desaconseja los polvos de talco para tratar la dermatitis del pañal ya que "si se produce una herida, el polvo puede penetrar en ella y producirse un rechazo de la piel con aumento de la inflamación".

Por otro lado, tanto la Biblioteca Nacional de los Estados Unidos, como la Academia Americana de Pediatría informan de los riesgos que el uso de polvos de talco puede tener al penetrar en los pulmones del bebé y ocasionarle asma o, en casos más graves, una intoxicación por inhalación.

Sin embargo... se sigue vendiendo

A pesar de las recomendaciones médicas que desaconsejan su uso en bebés, y de los estudios que clasifican al talco como un posible producto cancerígeno humano si se utiliza en el área genital, los polvos de talco se continúan vendiendo y hay quien los sigue utilizando como parte de la higiene diaria.

No es extraño encontrar este producto en las estanterías de los supermercados, las farmacias o poderlo adquirir a través de Internet.

venta-de-polvos-de-talco
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos