Compartir
Publicidad
Publicidad

Partos verticales en el arte precolombino

Partos verticales en el arte precolombino
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días os comentábamos cómo se está “reintroduciendo” el parto en vertical en los hospitales mexicanos, gracias a unas camas obstétricas especiales que permiten, más o menos cómodamente, dicha posición para el parto.

Pero como hemos comentado en muchas ocasiones, los partos en vertical o en cuclillas no son nada nuevo, y hoy queremos traeros algunas muestras de partos verticales en el arte precolombino que demuestra cómo ésa era la manera natural de dar a luz hace unos siglos.

Todo, antes de que se inventaran complejas camillas. Aunque también es cierto que la cuestión de “acomodar” a la mujer mediante objetos variados deja muestras en la zona europea de camas y mesas de partos medievales.

Las culturas andinas, mayas, aztecas… muestran que los gestos y actitudes de las diosas que paren en vertical son un reflejo de las prácticas y tradiciones de las mujeres respecto del parto, al tiempo que representan un arquetipo femenino creador de la vida y de la cultura.

  • La primera imagen, arriba a la izquierda, corresponde a la diosa azteca Tlazoltéotl. En Mesoamérica, los aztecas esculpieron esta hermosa escultura de Tlazoltéotl (la diosa luna de la fértil tierra, patrona del erotismo, del parto y del destino) pariendo desnuda en cuclillas, las manos sobre sus nalgas y la boca abierta mostrando los dientes y gritando mientras emerge un bebé hacia abajo y mirando hacia adelante de entre sus piernas. Tlazoltéotl apoya sus pies sobre unos tacos de pocos centímetros elevando los talones para así estabilizar la postura.
  • La segunda imagen, junto a la anterior, corresponde a una Pachamama o “Mamá Pacha”, “Madre Tierra”, diosa de pueblos autóctonos andinos. La diosa aparece también pariendo en cuclillas, con la luna, el sol y las estrellas pintados sobre el rostro. Esta figura fue desenterrada en Villa Las Rosas, ciudad de Salta (Argentina).

Parto vertical precolombino2

  • Sobre estas líneas a la izquierda tenemos otra representación de la diosa Pachamama correspondiente a la cultura quechua, en esta ocasión una pintura. Se trata de otra de las tantas imágenes que representan el conocido parto vertical precolombino como y el poder sagrado de la Diosa Tierra.
  • A su derecha, un grabado sobre piedra encontrado en el sitio arqueológico de Monte Albán (Oaxaca, México) que también representa un parto vertical. Forma parte de “La Galería de los danzantes”, un conjunto de glifos que representan distintas figuras danzantes (guerreros desnudos, el parto, enfermos…).

Estas y muchas otras muestras constatan que en los tiempos de nuestros antepasados era habitual que las mujeres dieran a luz de forma natural en posiciones verticales (arrodilladas, de cuclillas o sentadas), algo que se sigue produciendo en las actuales culturas indígenas y campesinas en distintas partes del planeta.

La OMS señala que desde cualquier ámbito en el que la mujer dé a luz se debería favorecer la postura que a ella le sea más cómoda.

Ya vemos cómo decidían parir las diosas precolombinas, en posición vertical. Tal vez en unas décadas veamos que los hospitales empiezan a relegar las mesas de partos como las conocemos en la actualidad para dar paso a mayores opciones.

Vía | El mundo maravilloso de la mujer
En Bebés y más | El parto en vertical, mejor que en litotomía, ¿Parto tumbada o parto vertical?, En el parto horizontal sufre la columna de la madre y la del bebé, El parto en cuclillas, La diosa parturienta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos