Compartir
Publicidad

Futura mamá: desconfía del médico que te recomienda una cesárea en un embarazo normal

Futura mamá: desconfía del médico que te recomienda una cesárea en un embarazo normal
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En España el debate que puede llegar a hacerse una mujer sobre si es mejor tener un parto normal o una cesárea es poco útil porque en la sanidad privada, donde da a luz la mayoría, las cesáreas solo se hacen si el obstetra considera que debe hacerla.

Sin embargo, hay países de América, de donde son muchas de nuestras lectoras, en que los médicos informan a las mujeres de las dos opciones para que sean ellas las que elijan, en muchos casos tergiversando la información para que escojan cesárea y no parto, cuando lo ideal es lo contrario. Por eso hoy os queremos dar un aviso: futura mamá, desconfía del médico que te recomienda una cesárea en un embarazo normal.

Las increíbles e irresponsables tasas de cesárea

Hace cosa de un año saltaron las alarmas en República Dominicana al haber alcanzado la terrible cifra de un 56% de los partos acabados en cesárea. Al desgranarlo, se vio que en la sanidad pública el porcentaje de cesáreas era de un 44% y en la privada de un 87% (¡solo el 13% daba a luz vía vaginal!).

En Brasil sucedió algo similar, pues vieron que allí era el 52% las que daban a luz por cesárea, en lo que se consideran cifras totalmente imposibles de creer, a la par que irresponsables.

Imposibles de creer porque no hay manera de creer que más de la mitad de las mujeres tienen un parto de urgencia en el que necesitan una cesárea e irresponsable porque la cesárea tiene más riesgos que un parto normal; y además, porque estas cifras están totalmente alejadas de las que recomienda la Organización Mundial de la Salud, cuando establece que sólo uno de cada 10 partos debería acabar en cesárea (un 10%, aunque consideran aceptable un 15%).

Las mentiras que los médicos pueden llegar a decir a las mujeres

En los comentarios de Facebook a las entradas que publicamos nos hemos encontrado a menudo con frases y argumentos de mujeres que defienden la cesárea en base a lo que los médicos les han explicado. A veces hemos puesto fotos de recién nacidos y algunas mujeres han dicho cosas como “Está muy morado, qué peligroso, debería haber nacido por cesárea”, “Si hubiera nacido por cesárea habría sido mejor para su cabecita” o “Para la mujer es mejor parir por cesárea porque así su vagina no sufre”.

Es decir, que algunos médicos se dedican a convencer a las mujeres de que es mejor para ellas y sus bebés que se les practique una cesárea (quizás porque una cesárea cuesta más dinero y así los hospitales y ellos mismos cobran más), inventándose argumentos como el de la coloración del bebé, cuando todos los niños nacen moraditos porque al nacer tienen que empezar a respirar y recibir oxígeno del exterior; como el de que el parto deforma la cabeza del bebé y eso es peligroso, cuando la cabeza es capaz de deformarse para pasar por el canal del parto para luego recobrar su forma al salir, sin ser un riesgo para el bebé; y como que es mejor para la salud de la mujer y del bebé, cuando en realidad comporta muchos más riesgos.

Riesgos de la cesárea

Cesárea

Si el embarazo es normal, lo ideal es que el parto sea también normal. Normal, lo que sucedería si nadie ayudara a la mujer en ningún momento. Empezarían las contracciones, se produciría la dilatación, se borraría el cuello del útero, aparecerían las ganas de pujar y después de un rato de pujos el bebé nacería. Así de simple sucede en la mayoría de los casos, pero por si algo se tuerce las mujeres suelen ir a dar a luz a los hospitales.

En caso de que algo vaya mal, o si se tiene muy claro que puede ser peligroso el parto vaginal (o si hay que adelantarlo por alguna razón y la inducción no progresa), entonces se hace cesárea porque el fin último es proteger la vida de la madre y la del bebé. Pero, ¿en un embarazo normal, sin ningún riesgo, hacer cesárea directamente? No tiene sentido por los riesgos que comporta y porque la recuperación suele ser mucho peor que cuando el parto es vaginal. Son ganas de dejar a la madre fastidiada sin necesidad cuando podría estar en mejores condiciones de cuidar a su bebé tras un parto.

¿Que cuáles son los riesgos de una cesárea? Pues aunque a muchas les parezca mentira, porque dar a luz mediante cesárea es relativamente seguro en la actualidad, la cesárea conlleva más riesgos que dar a luz por vía vaginal, y por eso la recomendación es que se utilicen sólo en caso de ser estrictamente necesario. Los riesgos son:

  • Infección de la vejiga o el útero, ya que se trata de una intervención quirúrgica con herida y rotura del útero, que deben cicatrizar.
  • Lesión de las vías urinarias.
  • Lesión al bebé (ya hemos visto aquí alguna herida hecha durante cesárea).
  • En los bebés es cinco veces más frecuente que se realice asistencia respiratoria y cinco veces más frecuente que se ingresen en cuidados intermedios o intensivos.
  • Los bebés que nacen por cesárea programada tienen un riesgo cuatro veces mayor de desarrollar hipertensión pulmonar persistente (la hipertensión pulmonar persistente es una amenaza para la vida).
  • Los bebés que nacen por cesárea tienen menos probabilidades de ser amamantados, y cuando reciben leche materna suelen hacerlo por menos tiempo.
  • Mayor riesgo de placenta previa en futuros embarazos.
  • Mayor riesgo de placenta adherida en futuros embarazos (la placenta tiene problemas para separarse después del siguiente parto).
  • Mayor riesgo de ruptura uterina.
  • Mayor riesgo de hemorragia como consecuencia de las tres situaciones anteriores.
  • Hemorragia por sangrado en la zona de la intervención (que puede llegar a requerir transfusiones de sangre y en el peor de los casos la extirpación del útero).
  • Que se produzcan coágulos de sangre que lleguen a las venas pélvicas o de las piernas.
  • Infección de la herida.
  • Riesgo de mortalidad materna de 5 a 7 veces mayor.

Es decir, que la cesárea es una intervención que ha salvado a miles de bebés y a sus madres cuando las cosas se complican, pero que está poniendo en riesgo también a miles de bebés y sus madres porque sus embarazos son normales y sus partos, muy probablemente, lo iban a ser también.

Por eso hay que desconfiar de los médicos que antepongan su comodidad o el dinero que vayan a ganar a la salud de mamá y bebé y buscar a profesionales que ayuden a las madres a entender cómo es un embarazo y un parto normal y a que se hagan ellas protagonistas de su embarazo y su parto, acogiéndose a la fuerza y la confianza que toda mujer debe tener para dar a luz a su bebé.

Foto | Tammra McCauley, Possible en Flickr
En Bebés y más | El parto por cesárea, El poema sobre la cesárea que está removiendo sentimientos y ayudando a miles de mujeres, ¿Elegirías parir por cesárea si pudieras?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos