Publicidad

La infancia de Bill Gates y el impacto en su extraordinaria carrera posterior en Microsoft

La infancia de Bill Gates y el impacto en su extraordinaria carrera posterior en Microsoft
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Acaba de terminar de emitirse una serie de televisión que cuenta cómo se produjo el nacimiento de los ordenadores personales y su tremenda adopción por los hogares. La serie de ficción, que se llama Halt and Catch Fire y de la que nuestros compañeros de Vaya Tele nos han contado muchas novedades. Está ambientada en 1984 y presenta cuatro perfiles muy bien definidos, muy fuertes y que son los que contribuyeron a revolucionar la informática de la época. El primero es el comercial, el que siempre tiene que existir para hacer fácil lo difícil y para entusiasmar a los clientes e inversores. El segundo es el ingeniero de hardware, es fundamental que un ordenador se construya con unos mimbres fuertes y que resistan el uso que se le va a dar, el tercero es el ingeniero de software, en este caso una joven programadora que tira líneas de código de forma inspirada para hacer que toda esa maquinaria muestre todo su potencial y lleve la experiencia del usuario al límite. Y el cuarto perfil es el de la mujer del ingeniero de hardware, un personaje femenino que está lleno de atractivos y que cumple con la misión de ser madre, mujer y trabajadora de éxito.

En una biografía no autorizada de Bill Gates he podido leer que en los inicios de Microsoft había dos perfiles que destacaban por encima de todos y que se muestran en la serie. Uno, es el del comercial soñador y visionario que es capaz de anticipar el futuro y conseguir la inversión para alcanzarlo, que creo que es Bill Gates, y el del desarrollador de software que aprovechando la arquitectura del época permitía construir un sistema operativo y unas aplicaciones que funcionaban en las máquinas que se construían en la época y cuyo desarrollo lideraba IBM, este es Paul Allen. Aunque de lo que más hablamos en Peques y Más es de qué pasa con los niños y por eso hay que presentar algunos rasgos de las características de Bill Gates cuando era pequeño.

Parece que Bill Gates era un niño adelantado al resto de compañeros, ¡seguro que ahora le hubieran diagnosticado TDAH y hasta medicado! que aprovechó los vacíos en el tiempo que le permitían su aprendizaje rápido y eficaz, para estudiar más, para prepararse con énfasis, para anticiparse siempre y para diferenciarse sacando partido de sus habilidades y capacidades. Era especialmente bueno en matemáticas lo que le preparó para responder a los retos tecnológicos en los manejarse con conceptos abstractos es fundamental.

Bill Gates nació en 1955 y cuando el ser humano llegó a la luna en 1969 tenía 14 años. Para entonces ya estaba trabajando programando un ordenador al que se conectaban desde el colegio, detectando fallos en la programación y compartiendo sus inquietudes con Paul Allen que era ¡dos años! mayor que él. Aunque ahora hablemos de los nativos digitales lo cierto es que Bill Gates ya vivió en primera persona, y con las limitaciones de la época, las posibilidades que ofrecía la informática. Y es que ¡hasta aprendían programación en el colegio! y sus profesores no sabían muy bien hacia dónde podían ir aquellos niños que utilizaban máquinas para aprender muy rápido. En el colegio llegaron a resolver problemas de gestión de tráfico en las ciudades utilizando semáforos conectados a ordenadores, mejoraron el sistema de gestión del colegio en el que estudiaban, contribuyeron a identificar errores de programación en la máquina que utilizaban para realizar aplicaciones y hasta trabajaron para el área de informática de una Central eléctrica.

Uno de sus éxitos, y probablemente con el que más aprendió del mundo de la empresa y de las difíciles relaciones que existen en este mercado, fue crear un software que permitiese sacar partido del ordenador Altair 8800, un microordenador que se podía construir en casa, que no tenía muchas aplicaciones disponibles para él y que corría con un microprocesador 8080 de Intel. Se trataba de una especie de código Basic que permitía programar la máquina y facilitar a los compradores realizar aplicaciones como juegos o utilidades varias. Aunque el salto cualitativo lo dio formalizando una relación con IBM para crear el MSDOS, el sistema operativo que permitía al usuario interactuar con la máquina. Y sobre todo descubrió que había que construir aplicaciones que permitiesen sacarle más partido a los ordenadores y al sistema operativo y así el Word y sobre todo Excel, fueron los detonantes de la revolución que metió definitivamente a los ordenadores en los hogares y en la empresa.

A partir de ese momento es cuando arranca la serie de la que hablaba al principio y que es la época en la que me aficioné, como muchos otros niños y jóvenes de la época, a los ordenadores y a las enormes posibilidades que ofrecían y que siguen ofreciendo.

Lo lamentable, y que creo que no está resuelto en España todavía, es cómo a partir de una formación en un entorno académico cuesta tanto adaptarse al mundo empresarial y desde luego son contados los éxitos de los empresarios que en España saben sacar partido de las posibilidades que ofrece este tipo de industria. Sin embargo en Estados Unidos los jóvenes ambiciosos y con talento eran y siguen siendo, capaces de construir negocios de la nada mientras cambiaban y revolucionaban las vidas de ciudadanos en cualquier parte del mundo. No han parado de hacerlo y siguen siendo una referencia mundial con empresas cuyos productos o servicios utilizamos a diario.

El padre de Bill Gates era abogado y su madre se dedicó a criar a sus hijos en un ambiente familiar en la que los niños siempre participaban de las discusiones y de las decisiones. Además a Bill siempre le animaron a desarrollar sus proyectos y le matricularon en la escuela Lakeside, una escuela para varones con métodos británicos en la que se educaba con valores y métodos exclusivos aunque no era ajena a las revoluciones de la época y la relajación de las normas también se aplicó en la educación. Fue en esta escuela donde identificó las posibilidades de la informática y supo sacar partido de lo aprendido en esta etapa y también de los contactos que forjó especialmente con Paul Allen y unos años después, ya en la Universidad de Harvard, con Steve Ballmer. Si en el colegio era uno de los mejores lo cierto es que en la Universidad destacar es muy complicado así que me imagino que Bill Gates aprovechó sus oportunidades y sacó partido de sus habilidades y contactos para empezar a construir su brillante futuro.

Para los que quieran saber más de Bill Gates hay una película en la que se le retrata, aunque no creo que sea una versión muy real, y que se llama Piratas de Silicon Valley en la que se puede ver el enfrentamiento entre Bill Gates y Steve Jobs cuando ya había montado Microsoft. En todo caso creo que el mayor éxito de Bill Gates fue darse cuenta de el sistema operativo permite hacer muchas cosas y que además había que replicarlo en la mayor cantidad de máquinas posibles. Y lo que me parece, y es una opinión personal, que no anticipó Bill Gates es que Internet hacía que los sistemas operativos perdiesen protagonismo ante un mundo de aplicaciones y utilidades que nos permiten acceder a una oferta de ocio, entretenimiento y aprendizaje extraordinarias.

En la actualidad Bill Gates junto a su esposa Melinda dirigen la Fundación que lleva su nombre y desde la que realizan extraordinarios proyectos para hacernos la vida más fácil.

Nota: la imagen que ilustra el artículo es tremendamente famosa y en ella se puede ver a Bill Gates abajo a la izquierda. Muy joven y muy audaz compartiendo conocimientos, ilusiones e inquietudes con el resto de trabajadores originales de Microsoft.

Más información | Bill Gates en Microsoft
En Peques y Más | En la infancia de Steven Spielberg está toda su extraordinaria producción cinematográfica posterior, Bill Gates (buscador)
Imagen | Camknows

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir