Compartir
Publicidad

"No a la censura de imágenes de partos en Instagram": el movimiento iniciado por una enfermera para visibilizar el nacimiento

"No a la censura de imágenes de partos en Instagram": el movimiento iniciado por una enfermera para visibilizar el nacimiento
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Katie Vigos es una enfermera de Los Ángeles que está detrás de una cuenta en Instagram llamada Empowered Birth Project, que comenzó su andadura en 2014. En ella comparte impresionantes imágenes y vídeos de embarazo, parto y post parto, así como mensajes informativos o fotografías sobre lactancia materna.

Sin embargo, en todo este tiempo han sido varias las imágenes sobre partos que Instagram ha censurado, clasificándolas de material ofensivo, como se clasifica la pornografía, o las imágenes con contenido violento. Es por ello, que Katie ha iniciado un movimiento en Change.org para pedir el fin de la censura.

Mucho más que una cuenta de fotos

Los motivos que llevaron a Katie a comenzar su cuenta de Instagram fueron, principalmente, informar y educar a las mujeres en la etapa del embarazo y el proceso de parto, ayudándoles a comprender lo que sucede en sus cuerpos y celebrando la vida.

Y es que la enfermera afirma que sin el conocimiento adecuado muchas mujeres no son capaces de tomar decisiones importantes en el momento de dar a luz, ni de confiar en el poder de su cuerpo.

Su cuenta, seguida por casi 300.000 mil personas, trata de normalizar estos momentos mediante la publicación de fotografías y vídeos que muestran la realidad del nacimiento y el postparto.

"El cuerpo femenino en el momento del parto, la sangre, el vello púbico, las nalgas y la imagen de un bebé saliendo de la vagina de una mujer, hace que haya gente que denuncie esas imágenes. Pero no hay ninguna razón por la cual no podamos mostrar fotografías de un nacimiento fisiológico" - explica Katie en declaraciones a The Guardian.

El movimiento anticensura que está llevando a cabo Katie, nació cuando se enteró de que una doula había colgado en su perfil de Instagram fotografías de su propio parto, pero que rápidamente la red social había retirado por violar sus normas comunitarias.

"Como mujer, cuando alguien te censura, sientes vergüenza e incluso arrepentimiento. Llegas a pensar que has tenido que hacer algo inapropiado para que te hayan censurado. Pero no tenía nada de qué avergonzarme" - recalcaba entonces la doula.

Katie vio las fotografías de la doula y decidió publicarlas en su cuenta Empowered Birth Project al tiempo que iniciaba la campaña de recogida de firmas, que en tan sólo tres meses ha conseguido más de 21.000 apoyos.

"Como madre que eres, ver fotos de la fuerza y ​​el poder de tu cuerpo es totalmente fortalecedor. El nacimiento asusta, pero solo porque nuestra sociedad lo ha envuelto en misterio y vergüenza. Permitir las fotografías sin censura ayudaría a vencer estos miedos" - afirma Katie.

La respuesta de Instagram

Ante la reiterada censura que ha llegado a sufrir la cuenta de Katie, así como otras cuentas de mujeres que han tenido que ver como sus fotografías de parto eran eliminadas por violar las "condiciones de uso" de esta red social, la enfermera ha propuesto incluso pixelar o atenuar algunas imágenes.

Pero por el momento, la respuesta de Instagram es firme: "cero tolerancia hacia los genitales, con independencia del contexto"

"Somos conscientes de que es posible que algunas personas quieran compartir imágenes de desnudos de carácter artístico o creativo; sin embargo, por diversos motivos, no permitimos que se publiquen desnudos en Instagram. Esta restricción se aplica a fotos, vídeos y determinado contenido digital que muestren actos sexuales, genitales y primeros planos de nalgas totalmente al descubierto.

"También se aplica a algunas fotos de pezones femeninos; sin embargo, sí se permiten fotos de cicatrices de mastectomías y de lactancia materna. También se aceptan desnudos en fotos de cuadros y esculturas." - se lee en las normas comunitarias de Instagram

Katie se queja de que muchas cuentas de profesionales médicos u hospitales muestran fotografías mucho más sensibles y gráficas que un parto y no son censuradas. Sin embargo, cree que dar a luz se considera pornográfico porque, socialmente, el cuerpo femenino sólo es deseable y aceptable en cierto estado.

"Este pensamiento retrógrado es dañino, y genera un tabú y estigma en torno al nacimiento, que envía el mensaje a las mujeres de que su poder para dar a luz es ofensivo y obsceno, y que debería ocultarse" - reivindica

La lucha por las fotos de nacimiento sin cesuras

Katie compara la lucha por publicar fotografías de nacimiento sin censura con los esfuerzos que se han llevado a cabo durante años para desestigmatizar la menstruación y la lactancia materna. Cree que hay mucha gente deseando ver o compartir sus fotos de parto, y que ha llegado el momento de poner fin a esta prohibición.

Fotografía de parto

La petición abierta hace tres meses en Change.org reza lo siguiente:

"En los últimos años, la comunidad de nacimiento en Instagram ha ido creciendo, celebrando la maravilla del embarazo y el parto, conectándose con otros profesionales del parto y compartiendo historias inspiradoras y recursos educativos".

"Está claro que hay una gran audiencia que aprecia este contenido y quiere ver estas imágenes. La comunidad de nacimiento ha acumulado cientos de miles de seguidores y continúa creciendo cada día. Contribuimos al poder y la popularidad de la plataforma de Instagram, y ahora solicitamos un cambio y apoyo para nuestra causa"

"Las políticas de censura de Instagram continúan inhibiendo y desalentando nuestro trabajo al permitir que se eliminen fotos y que se cierren cuentas. Instagram continúa equiparando el nacimiento fisiológico con pornografía, violencia gráfica, lenguaje obsceno y otros temas que considera demasiado ofensivos para el público. El nacimiento no pertenece a la misma categoría que cualquiera de estas cosas".

"Esta actitud hacia el nacimiento es contraproducente para nuestra misión de normalizarlo y liberarlo de la vergüenza, el estigma y el tabú social. La única manera de comenzar a cambiar la forma en que la sociedad ve y aprecia el nacimiento es dejar de categorizarlo como material ofensivo y comenzar a permitir a nuestra comunidad la libertad de compartir imágenes e información sin censura".

"Le pedimos a Instagram que colabore con su comunidad de nacimiento y con los usuarios de su plataforma para encontrar una mejor y más productiva alternativa a la censura. Proponemos lo siguiente:

  1. Recategorizar todo el contenido relacionado con el nacimiento como material educativo, en su propia categoría única si es necesario

  2. Permita que nuestra comunidad publique imágenes gráficas de nacimiento fisiológico con las imágenes borrosas o atenuadas, de modo que los usuarios tengan que hacer click para ver mejor las imágenes. Esto le da a la comunidad de nacimiento la libertad de compartir contenido significativo, y a los usuarios de Instagram de decidir si quieren o no verlo.

  3. Continuar proporcionando capas adicionales de protección a las cuentas relacionadas con el nacimiento y trabajar con personas influyentes y usuarios para restaurar el contenido y las cuentas según sea necesario.

"Gracias Nicole y el equipo de Instagram por proteger nuestras cuentas y restaurar el contenido y las páginas que se han eliminado injustamente. Ahora solicitamos vuestri apoyo en esta próxima fase de nuestra misión para normalizar el nacimiento y comenzar a sanar la vergüenza y el estigma de la sociedad en torno al milagro que nos ha dado vida a todos".

Es cierto que la cuenta de Empowered Birth Project contiene imágenes realmente impresionables, pero como bien dice Katie, forman parte de la vida y son una realidad a la que nos enfrentamos las mujeres cuando damos a luz. ¿Qué os parece la petición de esta enfermera y la política de Instagram con respecto a las fotos de parto?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos