La OMS critica que las marcas de leche de fórmula pagan a las redes sociales e influencers para recopilar información de las madres

La OMS critica que las marcas de leche de fórmula pagan a las redes sociales e influencers para recopilar información de las madres
1 comentario

Es el segundo informe del organismo sobre las prácticas de comercialización abusivas empleadas por la industria de los preparados para lactantes. En el primer informe se denuncia la publicidad agresiva y engañosa de los sucedáneos de la leche materna, que revela estrategias sistemáticas y poco éticas de promoción, infringiendo las normas internacionales sobre alimentación infantil.

El nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) titulado Scope and impact of digital marketing strategies for promoting breast-milk substitutes (Alcance e impacto de las estrategias de la comercialización digital para la promoción de los sucedáneos de la leche materna) critica las técnicas de comercialización digital que han sido diseñadas para influir en las decisiones que toman las nuevas familias sobre cómo alimentar a sus bebés.

Ya sabemos que la OMS recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida, y complementada con alimentos sólidos a partir de esa edad y hasta al menos los dos años.

Compran y recopilan información personal

La industria global de la leche de fórmula, valorada en unos 55.000 millones de dólares, busca seguir creciendo, para lo cual se dirige a las nuevas madres en algunos de los momentos más vulnerables de sus vidas valiéndose de las redes sociales con contenido personalizado que a menudo no se percibe como publicidad.

Las empresas compran o recopilan información personal de las nuevas madres o mujeres embarazadas a través de aplicaciones, grupos de apoyo virtuales, clubes de madres de bebés, influencers pagados, promociones, concursos, foros y servicios de asesoramiento.

Esto les permite enviar promociones personalizadas a mujeres que recientemente se hayan quedado embarazadas o hayan sido madres.

"Este informe muestra cómo los padres, y sobre todo las madres, son perseguidos en línea de manera insidiosa y persistente", señala la OMS.

Estas técnicas aumentan las ventas de los preparados

leche-formula-oms

El informe resume los resultados de una nueva investigación en la que se muestrearon y analizaron 4 millones de publicaciones sobre alimentación de lactantes realizadas en redes sociales entre enero y junio de 2021, utilizando para ello una plataforma comercial de escucha de dichas redes. Estas publicaciones llegaron a 2470 millones de personas, y fueron destacadas como «me gusta», compartidas o comentadas en más de 12 millones de ocasiones.

Las empresas de preparados para lactantes publican contenido en sus cuentas de redes sociales alrededor de 90 veces al día, donde acumulan 229 millones de usuarios. Este público es tres veces superior al que alcanzan las publicaciones informativas sobre la lactancia materna realizadas en cuentas no comerciales.

Esta publicidad encubierta está incrementando la compra de sucedáneos de la leche materna, y a su vez disuade a las madres de alimentar a sus bebés solo con lactancia materna, tal como recomienda la OMS.

Según el Dr. Francesco Branca, Director del Departamento de Nutrición e Inocuidad de los Alimentos de la OMS:

"La promoción de los preparados para lactantes comerciales debería haber terminado hace décadas. Es un hecho inexcusable, al que se debe poner fin, que las empresas de preparados para lactantes estén ahora utilizando técnicas de comercialización aún más poderosas e insidiosas para incrementar sus ventas".

El amamantamiento podría disminuir aún más

Lamentablemente, el marketing engañoso refuerza los mitos sobre la lactancia y la leche materna y socava la confianza de las mujeres en su capacidad para amamantar con éxito, explica la OMS y advirtió que si continúan las estrategias actuales de marketing de leche de fórmula, el amamantamiento podría disminuir aún más pese a estar demostrado que mejora la salud de los niños, las mujeres y la comunidades. “Muy pocos niños son alimentados como se recomienda”, apuntó el estudio.

Los estudios muestran cómo la comercialización engañosa refuerza los mitos sobre la lactancia y la leche materna,  y menoscaba la confianza de las mujeres en su capacidad para amamantar a sus hijos de manera satisfactoria.

A pesar de que existen pruebas evidentes de que la lactancia materna exclusiva y continuada es un factor clave para mejorar la salud a lo largo de toda la vida de los niños, las mujeres y las comunidades, la proporción de niños amamantados según las recomendaciones es excesivamente baja.

Si no se detienen las actuales estrategias de comercialización de los preparados para lactantes, esa proporción podría decrecer aún más, lo que incrementaría a su vez las ganancias de las empresas, señala la OMS.

Temas
Inicio