Compartir
Publicidad
Una mujer británica confiesa que amamanta a su hija de 6 años y explica que está sana y es feliz
Lactancia

Una mujer británica confiesa que amamanta a su hija de 6 años y explica que está sana y es feliz

Publicidad
Publicidad

¿Hasta cuándo es recomendable amamantar a un bebé? ¿Alguien tiene respuesta a ello? Porque una británica, de nombre Denise Sumpter, de 44 años de edad, confesó hace unos días que todavía le da el pecho a su hija Belle, de 6 años y medio, y la historia ha generado bastante controversia porque a raíz de sus palabras profesionales de la salud y la psicología han declarado que no hace bien.

Ella, en cambio, explica que es una niña que está sana y que es feliz, y por eso no ve nada de malo en ello. Según explican en el Daily Mail, este hecho convierte a la niña en la de mayor edad aún amamantada en el Reino Unido (que se sepa).

La demanda es muy baja

A la hora de normalizar o no esta situación parece lógico conocer los detalles: ¿la niña mama mucho o mama poco? Porque no es lo mismo que la madre explique que la niña mama muy a menudo y que le tiene que dar incluso en la calle, porque si no se pone muy nerviosa, que explique que la demanda es muy baja, que hay días en que le pide dos veces, pero que luego puede pasar una semana entera con una sola toma.

La realidad es la segunda, a veces mama dos veces en un día y a veces una vez en una semana. Cuenta la madre que desde los 5 años ya no lo hacen en la calle. La niña le pedía, pero la madre le decía que no, que le daría en casa, y no había ningún problema por parte de la niña, que suele pedir pecho cuando está cansada o cuando necesita un momento de estar unida a su madre.

Belle tiene un hermano, Beau, de 18 meses, que también es amamantado a libre demanda.

¿Cómo es la vida de Belle?

Porque seguro que también os preguntaréis cómo se comporta la niña, decir que es una niña que va al colegio, como la mayoría de los de su edad, y que, según explica la mamá, sobresale en la mayoría de las clases. Físicamente es más alta que sus compañeros y pocas veces se enferma. La madre cree que todo ello es gracias a la lactancia materna, aunque yo no opino igual, no en todo.

El que enferme muy poco estoy de acuerdo, puede estar relacionado porque la leche materna hace eso, aportar defensas a los niños amamantados. El que sea más alta, pues no, depende de su genética y aunque no hubiera sido amamantada sería igual de alta. El que sobresalga en todas las materias, sí y no: la lactancia promueve un desarrollo cerebral correcto y normal, que suele ser algo peor en los niños no amamantados, pero aquí hay que añadir el factor cariño, abrazo, disponibilidad de la madre, el contacto, el vínculo, la buena relación.

Una niña que tiene una relación de cariño y respeto con sus padres (y viceversa) tiene probablemente tanta seguridad en sí misma que es capaz de ser una niña atenta y motivada en el colegio, aunque ojo, podría pasar lo contrario, que fuera tan curiosa y capaz que se aburriera en el colegio (donde no siempre colman las expectativas de los niños) y en consecuencia los resultados fueran negativos (y entonces sí dirían que es por culpa de la leche materna, claro).

Las palabras de la madre

Para conocer las razones y explicaciones de la madre, la cito a continuación:

No creo que haya nada raro en ello. Alimento a ambos niños a libre demanda, cuando ellos lo deseen. Tengo dos niños saludables, brillantes y seguros, que de verdad creo que se han beneficiado de la leche materna [...] Por mi parte, estoy protegida de varios tipos de cáncer y puedo comer lo que quiera sin aumentar de peso. Amamantar no ha impactado mi vida sexual y no ha arruinado mis senos [...] Amamantaré a Belle hasta que ella me lo pida. No sé por cuánto tiempo será. Será igual con Beau [...] Si me hubieran preguntado hace cinco años, nunca habría pensado que todavía estaría amamantando a Belle. Sin embargo, resultó ser una de las mejores cosas que he hecho por mi familia.

¿Es bueno, es malo?

Lactancia62

En las redes sociales, como comentarios a la noticia, hay todo tipo de opiniones, siendo mayoría las críticas. A la hora de leer opiniones de profesionales, la cosa no parece variar demasiado. En El Nacional de Venezuela, por ejemplo, citan a una pediatra y una psicóloga que opinan que es un error.

La pediatra y nutricionista Elisabeth Yáñez explica, por ejemplo, que la leche materna cumple su mayor función hasta los dos años y que por eso la OMS la recomienda hasta esa edad. Más allá de esa edad, alega que no se han demostrado beneficios.

Bien, como me encanta contestar a estas cosas, decir que la OMS en realidad dice que lo recomendable es hasta los dos años, y después hasta que la madre o el hijo lo deseen, es decir, hasta que uno de los dos decida acabar con ello. En el caso de Denise, ni la madre ni la niña lo han decidido todavía.

¿Que no se han demostrado beneficios? ¿Y? ¿Acaso la madre le está dando el pecho a la niña porque cree que es beneficioso? No, lo hace porque lo ha hecho desde siempre, porque no le importa, porque es un momento agradable para las dos y porque no ve nada malo en ello. Sí, cree que además es beneficioso para la niña, pero no lo hace exclusivamente por eso. Es simplemente que no ha encontrado una razón para dejar de hacerlo.

Además, ¿cómo que no tiene beneficios? ¿Cuál es el beneficio de tomar leche de vaca a los 6 años? ¿Cuál es el beneficio de comer verdura? ¿Cuál es el beneficio de comer fruta? Pues que son alimentos que forman parte de una dieta equilibrada. La leche materna es uno de los alimentos nutricionalmente más completos, sino el que más. De todos los alimentos disponibles para la niña, seguro que es el mejor. ¿Por qué no lo iba a tomar, si es el mejor?

La pediatra añade, y se le suma la psicóloga infantil María Pía Castro, que el destete ideal es al año, para potenciar la autonomía de los niños y para que desarrollen soluciones ante la adversidad. Amamantar a una niña de 6 años, explican, podría alterar su desarrollo psicosocial e impedir un adecuado desarrollo de su seguridad y confianza básica. Podría también afectar la creatividad de los niños, al ser menos espontáneos y podría hipersexualizarlos, al considerar que el desarrollo psicosexual se inicia a los 5 y 6 años. Además, acaban sugiriendo lo peligroso que es por la posibilidad de burla de los niños de su edad, ya que si se burlan de un niño de 5 años que toma biberón, debemos imaginar qué pensarán de una niña de 6 años que busca el pecho de su madre para sentirse segura. Eso la llevará a hacerlo a escondidas, ocultándolo, y provocará conductas erráticas.

Y no sé, a mí no me convencen

Y no sé a vosotros, pero a mí no me convencen. Me parece una de esas cosas que da igual si se hacen o no se hacen. Si una madre me dice que no amamanta a su hija de 6 años y me pregunta qué me parece le diré que bien. Si me dice que amamanta a su hija de 6 años y me pregunta que me parece, le preguntaré sobre cómo es la relación entre las dos y cómo es la relación de la niña con los demás. Si me explica que es como la de esta niña, le diré que bien, porque no me parece que la niña esté en desventaja en nada con respecto a los demás. ¿En ventaja? No lo sé, quizás por la relación que mantiene con la madre sí, con otros niños que no tengan una relación así, pero habría que verlo.

El destete al año, como explican la pediatra y psicóloga contraviene la recomendación de la OMS. No tiene sentido que mencionen la recomendación y luego ellas mismas se la salten. Dicen que hay que destetar al niño para que sea autónomo, pero entiendo que un niño coge autonomía cuando está separado de su madre y su padre, y las madres no amamantan 24 horas seguidas, así que desde el momento en que un niño adquiere movilidad, cuando no mama está ganando en autonomía. Lo importante aquí no es darle o no el pecho sino que los padres generen un clima de confianza en los niños para que estos se empiecen a desarrollar como personas independientes y ello radica en dejarles hacer las cosas, incluso a riesgo de que las hagan mal. Vamos, en no convertirnos en sus mayordomos.

¿El desarrollo psicosocial? Lo mismo. No depende tanto de si la niña mama o no lo hace, sino de que la niña tenga oportunidad de estar con otros niños y otras personas y hacer vida también con ellos. Si una madre no da el pecho pero mantiene a su hija siempre en casa y evita que su hija esté con otros niños porque considera que todos son malas influencias, el desarrollo psicosocial será horrible, y si la amamanta, también. Si en cambio una madre no da el pecho, pero su hija va al colegio, juega con sus amigas, hace deportes colectivos y conoce a niñas y niños del barrio, su desarrollo psicosocial será correcto, y si la amamanta, también.

¿Que la niña tiene a la madre como ayuda para buscar seguridad cuando está nerviosa? Pues bien, ¿qué hay de malo? Todos los niños de 6 años, si se sienten inseguros, buscan la manera de encontrar seguridad o calma. Ella tiene la teta de su madre, otros tienen a su madre, sin teta, otros encuentran otras soluciones y alguno habrá que, pobre, no ha encontrado un elemento que le ayude a encontrar la calma. De todos, el último es el que tiene un problema, porque los demás irán encontrando nuevas herramientas que les ayuden (no sólo una) y de igual modo que cambiaron el chupete o el biberón por un abrazo de mamá u otras soluciones, Belle cambiará la teta por ese abrazo o por otra cosa cuando llegue el momento.

¿Hipersexualización? No, lo que hipersexualiza a los niños y niñas no es hacer algo que han hecho toda la vida. Para Belle y para su madre, lo último que hay ahí es sexo. Es un momento de relación y unión juntas desde hace 6 años. La hipersexualización de los niños viene de las muñecas con vestidos provocativos, los dibujos animados con mujeres delgadas y escotadas actuando como mujeres dependientes siempre de un hombre que las salve y las conductas de las cantantes de moda, que parece que si no salen en los vídeos semi desnudas y haciendo bailes de stripper ya no venden. Eso sí es terrible. Lo de esta madre y esta niña responde a otra cosa, a un momento de calma y paz, de relación entre madre e hija. Nada más.

Y para acabar, ¿hay que dejar de hacer la cosas para que los niños de su edad no se burlen? Pues igual hay que empezar a explicar a los niños de 5 y 6 años que lo habitual no es siempre lo más correcto, o que hay cosas que nunca han visto que están tan bien, o mejor, que las que se hacen siempre.

Pero oye, esta es mi opinión y sólo doy mis argumentos al respecto así que, ¿qué opináis? ¿Hace bien esta madre? ¿Hace mal? ¿Os parece indiferente, como a mí?

Fotos | Daily Mail
En Bebés y más | "La edad natural del destete va de los 2 años y medio a los 7 años". Entrevista a la antropóloga Kathy Dettwyler, "Lo mejor para una mujer, su bebé y su familia no siempre será amamantar 5 años", entrevista a la antropóloga Kathy Dettwyler, La edad natural del destete

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos