Publicidad

El 90 por ciento de las embarazadas desea amamantar a sus bebés, pero a los seis meses solo el 30 por ciento lo sigue haciendo

El 90 por ciento de las embarazadas desea amamantar a sus bebés, pero a los seis meses solo el 30 por ciento lo sigue haciendo
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy se celebra en Madrid la primera jornada "#Familiaedulacta: visibilizando la lactancia materna", que tiene como principal objetivo visibilizar y normalizar la lactancia como forma natural de alimentar al bebé.

Según Edulacta, casi el 90% de las embarazadas decide amamantar a sus bebés, aunque a partir de los seis meses tan solo el 30% continua haciéndolo. ¿Cuáles son los motivos de este descenso y qué podemos hacer para elevar las tasas de lactancia?

La importancia de contar con profesionales formados en lactancia

Según Pilar Martínez, farmacéutica, IBCLC y cofundadora de Edulacta, el principal motivo por el que solo el 30% de las madres continue amamantando más allá de los seis meses, se debe a la falta de apoyo por parte de los profesionales sanitarios.

Y es que a pesar de tratar directamente con la reciente mamá y resolver dudas relacionadas con la salud, la mayoría de estos profesionales no cuenta con formación específica en lactancia, pues "este tema no se estudia en la Universidad", afirma Pilar.

"La lactancia es una cuestión de salud pública y los profesionales sanitarios contamos con la confianza de las madres. Por eso debemos ser conscientes de nuestras deficiencias", reflexiona la experta.

Las afirmaciones de Pilar se basan en numerosas encuestas realizadas en los últimos años a pediatras y médicos de familia sobre lactancia materna. En ellas se refleja un escaso conocimiento en la materia, además de múltiples mitos que, desgraciadamente, contribuyen al fracaso de un gran número de lactancias.

"El principal caso con el que me encuentro es el de bebés recién nacidos amamantados que cogen poco peso. Son muchos los profesionales de salud, que en lugar de ayudar a la madre a mantener su lactancia y buscar las causas de esa poca ganancia ponderal, aconsejan dar biberones al bebé"

"Otro ejemplo típico es el de la madre con dolor al amamantar, que en lugar de recibir ayuda para no sufrir, recibe el consejo de dejar de dar el pecho. En esta línea, también es frecuente encontrarme a madres con mastitis a las que los profesionales sanitarios no saben cómo ayudar, y recetan antibióticos inadecuados o aconsejan dejar de dar el pecho mientras dura la mastitis, por lo que la madre acaba empeorando y, por consiguiente, abandonando la lactancia"

"También hay muchos médicos que a día de hoy siguen desconociendo qué medicación es compatible con la lactancia, por lo que cuando la madre debe iniciar algún tipo de tratamiento, los médicos directamente obligan a destetar"

"Y otro caso frecuente con el que me encuentro es el de madres que reciben el mensaje de que a partir de los seis meses su leche ya no sirve para nada, por lo que acaban quitando el pecho a sus bebés".

Pese a estos terribles ejemplos a los que Pilar se enfrenta a menudo, la cofundadora de Edulacta reconoce que cada vez son más los profesionales sanitarios que, siendo conscientes de sus necesidades formativas, "deciden formarse por su cuenta" para ofrecer un mejor servicio a sus pacientes:

"No hace falta que lo sepamos todo, pero sí que estemos bien informados para ofrecer a la madre información actualizada y basada en la evidencia, siempre buscando alternativas para ayudarla en función de sus necesidades y preferencias. Y en el caso de no poder ayudar, es importante saber derivar a una Consultora Internacional de Lactancia Materna o pedir ayuda a otro profesional"

Además, Pilar recalca la importancia de tratar a la madre con respeto, escuchando sus opiniones y preferencias, y apoyando, desde la información, cualquier decisión que quiera tomar.

Pemisos de maternidad más amplios y facilidades para las madres lactantes

Trabajo Y Lactancia

Otro de los puntos que afecta al hecho de que la mayoría de madres acabe abandonando la lactancia a partir de los seis meses es la escasa baja maternal que tenemos en España, así como las pocas ayudas a la lactancia que ofrecen muchas empresas.

Pilar asegura que si el permiso de maternidad se extendiera a los seis meses como mínimo, sería más factible lograr una lactancia materna exclusiva durante el primer medio año de vida del bebé, tal y como recomienda la OMS.

Sin embargo, la confundadora de Edulacta insiste en que el principal problema radica en la falta de apoyo profesional, pues se ha visto que las madres que realmente desean seguir amamantando tras su incorporación al trabajo, pueden hacerlo si obtienen el apoyo y la información necesaria para saber cómo proceder.

De igual modo, es importante que los empresarios tomen conciencia de la importancia que tiene para la sociedad el mantenimiento de la lactancia materna, y aseguren a la madre lactante facilidades para extraerse la leche en un entorno limpio y adecuado.

"Los bebés amamantados tienen menos ingresos hospitalarios y, en el caso de producirse, son de menor duración. También menor morbilidad por diarrea, infecciones respiratorias agudas, otitis media e infecciones del oído, así como otras enfermedades infecciosas"

"Por su parte, las madres lactantes reciben más protección frente al cáncer de mama y de ovario, y tienen un menor riesgo de osteoporosis. Todo esto revierte en la sociedad en general con un menor gasto sanitario, un menor absentismo laboral de la madre y menos problemas de salud a lo largo de la vida"

La lactancia materna es la forma natural de alimentación de los bebés, por lo que es importante visibilizar los problemas sociales que existen y que obligan a la madre a destetar antes de lo deseado. En este sentido, el apoyo y la información son fundamentales.

Fotos | iStock

Vía | Edulacta

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir