Compartir
Publicidad
Publicidad

Analizamos el laberinto Mula de Ikea

Analizamos el laberinto Mula de Ikea
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desconozco cuál es la situación en aquellas ciudades donde no hay un Ikea cerca, pero en la ciudad donde vivo, a 30 minutos de uno, el laberinto Mula de Ikea es un clásico en aquellas tiendas que deciden reservar un espacio para que los niños jueguen un poco.

Allí donde hay uno es fácil ver varias manos de niños tratando de hacer pasar las bolitas de un lado a otro y ante tal éxito, y dado su precio asequible, somos varios los padres que hemos acabado llevándonos uno a casa.

Por esta razón, y por tratarse de un juego muy popular (ya sea este modelo, ya sean otros equivalentes), analizamos hoy el laberinto Mula de Ikea.

Construcción y dimensiones

Se trata de un juguete simple, compuesto por madera y acero. Para ser más concretos, se trata de madera de abedul macizo con shima maciza, tratada con laca pigmentada y barniz acrílico. La parte metálica es de acero.

Sus dimensiones son 31 cm de largo x 25 de ancho x 28 cm de alto, por lo que no es de los juguetes más pequeños, pero tampoco de los más grandes. Podría considerarse de talla mediana a la hora de ubicarlos en una habitación.

Objetivos del juguete

Según Ikea se trata de un juguete que "desarrolla las habilidades motrices y el pensamiento lógico" y estoy de acuerdo en que son esos dos los objetivos de este juguete. Por una parte los niños deben pasar las diferentes piezas de un lado a otro de cada "camino", habiendo tres opciones disponibles. En ocasiones se les soltará la pieza, volverá atrás, deberán volver a cogerla de manera individual o quizás prefieran probar con varias de golpe y deberán conseguirlo sorteando otras piezas y "caminos" que se cruzan por medio.

Todo ello (como muchos otros juguetes) hace que los niños desarrollen la lógica ("si meto la mano por aquí no podré sacarla", "si intento pasar 4 piezas acabaré antes que si paso 2", etc.).

La edad recomendada es a partir de los 18 meses, que es cuando suelen entender el funcionamiento y tienen la capacidad de mover las piezas de un lado a otro.

En manos de un niño

Como he comentado al principio es uno de los juguetes más vistos y utilizados en los comercios (al menos los que yo conozco) para que los niños se entretengan un poco. Viendo que a nuestros hijos les gustaba y dado que su precio es de tan solo 9,95 euros, lo compramos una vez que fuimos a Ikea.

laberinto-ikea2.jpg

Una vez en casa te das cuenta de que se trata de un juguete "casual" (sumándome a la moda de los "casual games" tipo Wii), es decir, que es un juguete para un ratito muy determinado y que suele entretener más a los niños de tus amigos que a los tuyos propios.

Esto es lógico, el juguete no ofrece en sí mucho juego más allá del pasar piezas de un lado a otro. Los niños lo suelen utilizar un rato, pero enseguida se cansan de hacerlo.

Curiosamente, si viene algún niño a casa y se lo ofreces para jugar, el niño propietario, que puede acceder a él siempre y que sólo lo utiliza en contadas ocasiones, se suma al juego (bueno, quizás no es algo tan curioso, sino simplemente las ganas de compartir tiempo y espacio con otro niño). También es posible darte cuenta de que cuando lo ve en los comercios le otorga más atención que cuando está en casa, quizás porque sabe que el que hay ahí es ajeno, o quizás porque lo encuentra en un lugar diferente al habitual.

Resumiendo

Se trata de un juguete simple con un objetivo y un uso muy concreto que tiene un precio razonablemente económico. No ofrece mucho tiempo de juego y podría considerarse un "juguete casual", pues suele gustar más a los niños ajenos que al dueño mismo del juguete.

Ocupa un volumen de espacio intermedio (esto hay que tenerlo en cuenta, que las habitaciones no son campos de fútbol) y es de fácil montaje y desmontaje (por si se quiere guardar una temporada).

No es uno de esos juguetes que se recomienden encarecidamente, pero sí consideramos que puede ser beneficioso contar con algún juguete de este tipo, al ayudar a desarrollar la psicomotricidad fina de los niños y por ser diferente a la mayoría de juguetes que suelen tener (siempre es interesante que haya variedad).

Más información | IKEA En Bebés y más | "El Mundo Magnético": analizamos este mapamundi magnético‏, Novedades para bebés en Ikea, Jugar a las comiditas con Ikea

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos