Compartir
Publicidad
Publicidad
"Tessa me cae mal": cuando un experimento viral de cámara oculta con niños provoca los insultos de los espectadores
Infancia

"Tessa me cae mal": cuando un experimento viral de cámara oculta con niños provoca los insultos de los espectadores

Publicidad
Publicidad

No todos, obviamente, pero los comentarios que más votos consiguió en Facebook el vídeo que os vamos a mostrar son aquellos que atacaban directamente a una niña de cuatro años, de nombre Tessa, por comportarse de manera inadecuada según las normas establecidas por los adultos.

¿La culpa? De un experimento muy conocido, manipulado para conseguir que los niños lleguen al límite, probablemente con el fin de conseguir más espectadores, generar más controversia e incluso provocar las críticas contra los protagonistas. Todo ello a costa de unos niños que no han pedido aparecer ahí.

¿De qué vídeo estoy hablando?

Este vídeo forma parte del programa documental de Movistar Plus "La vida secreta de los niños", que tiene la intención de replicar la versión que se hizo para Channel 4, que resultó premiado como ‘Best Popular Factual Programme’ en los Broadcast Awards de 2016.

El objetivo de la serie de vídeos es curioso: ver cómo se comportan los niños cuando no están sus padres ni otros adultos, cómo interaccionan entre sí, cómo desarrollan su personalidad y van comprendiendo poco a poco el mundo social y emocional que les rodea.

El problema es que una cosa es ver a niños de 4 y 5 años compartir espacio y tiempo sin más pretensión que observarlos, y otra muy diferente es provocar situaciones conflictivas para ver cómo reaccionan.

El papel del observador imparcial

¿Y qué hay de malo en ver lo que hacen los niños en un momento de conflicto? Pues depende. Depende del conflicto, depende de cómo se publique después, y depende de quién sea el espectador.

Muchas investigaciones para estudiar el comportamiento infantil requiere de que sucedan dichos conflictos, pero los estudios tienen que pasar por un comité ético que determine si se puede o no se puede hacer eso con niños. Además, esos estudios se hacen para ser observados por investigadores expertos, y en caso de hacerse públicos, los nombres no se revelan para salvaguardar la identidad de los pequeños (y según sean las imágenes, hasta se pixelan).

Yo cuando lo vi me posicioné ahí, en el papel de "observador imparcial", y la verdad es que me pareció un vídeo muy curioso desde ese punto de vista, porque puedes ver cómo reaccionan todos los niños. Sin embargo, no aporta nada nuevo a mi modo de ver: son niños haciendo cosas de niños. Así que cuando empiezas a hacer un ejercicio de empatía con ellos te das cuenta enseguida de que algo falla. Aquí no hay pixelado alguno y no solo se revelan los nombres de los niños, sino que encima se opina sobre ellos. Tessa, claro, es la que sale peor parada.

¡Pero, es que toca la máquina!

Tessa2

Pues claro que la toca. Tienen 4 y 5 años. El test de los impulsos es un experimento en el que varios niños se quedan solos junto a unas gominolas (completamente solos, pues se hace con los niños por separado), después de que un investigador les diga que si quieren pueden comer una, pero que si esperan a que vuelva, podrán comer dos.

En ese experimento los niños comen caramelo sí o sí, y lo interesante es ver si son capaces de esperar, sabedores de que esa espera tiene una recompensa aún mayor que si no lo hacen.

Este falso test de los impulsos, en cambio, se hace con un grupo de niños a los que solo les dicen que no lo pueden tocar, y encima les ponen una máquina rota. No hace falta ser muy avispado para saber que van a tocar la máquina sí o sí.

Dicho de otro modo: el test de las golosinas es interesante porque con una sencilla prueba sin mayores consecuencias se pueden obtener unas conclusiones. Sin embargo, en este caso, a alguna mente retorcida se le ocurrió que la consecuencia de tocar la máquina de caramelos fuera una absoluta desgracia en forma de caramelos por todas partes.

Una desgracia que acaba afectando de diferentes maneras a todos los niños. Algunos lo pasan terriblemente mal (el niño que se esconde llorando diciendo 'No puedo mirar' me genera muchas preguntas), otros intentan solventar el problema, otros aprovechan para hacer una fiesta y comer caramelos, otros...

Y la gente se ceba con Tessa

Movistar decidió compartir el vídeo en su página de Facebook y lleva ya más de 22 millones de reproducciones. Para que veáis un poco cuál es la opinión de la gente, os cito a continuación los comentarios que tienen más 'Me gusta':

Tessa me cae mal, siempre es la más desobediente y gandalla.

Esa Tessa... el problema de la gente hoy día es pensar que a los niños no se se les debe tratar de modificar o educar porque "son niños". La chiquilla es desobediente, manipuladora, y mentirosa. Los niños no serán niños por siempre, si tienes en casa un niño, en la práctica, tienes un futuro adulto, no puedes dejar a un niño ser un niño malo. Los niños malos solo pueden ser adultos malos.

En el video el tío dice: "tiene un gran sentimiento de culpa porque se cree que ha roto la máquina". NO, perdona. Tiene sentimiento de culpa pq ha tocado la máquina y el resultado la delata. Por eso pide al resto de niños que se los coman. Para que no hayan pruebas de que la ha tocado. La niña NO es tonta, y mucho menos sensible a romper las reglas, sino a recibir el castigo por haberlas roto.

Super mal, la niña se porto mal y la abrasan y le dan un beso? Y aparte mintio, poreso los hacen malcriados, y ponen la excusa de “es que estan chiquitos”.

Es la misma niña que en el otro video roba un sándwich... es envidiosa, egoísta, desobediente, pretenciosa y esto es culpa de sus padres! Por que no le han enseñado a ser lo contrario, aparte la culpa que siente es porque efectivamente su desobediencia la delata. (...)

Telita la educación que debe estar recibiendo está niña.. en otro video roba el Sandwich a otro niño, aquí desobece, manda recoger a otros por ella, inculpa de algo que es mentira a otro niño...

Por suerte, muchos se han dado cuenta de lo dañino del asunto

La gente está atacando a los padres por la educación de la niña, y opinando abiertamente de su comportamiento. Tessa ya es conocida en toda España y otros países de habla latina, y a saber qué daño puede depararle esto en un futuro. Digo esto porque la Constitución Española dice que «1. Se garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.», y a mí, sinceramente, no me lo parece en ninguno de los casos. Repito que esos no han escogido aparecer en semejante experimento público y tan mal diseñado.

Pero hay mucha gente que ya se ha posicionado en contra, y para equilibrar la balanza comparto también sus opiniones:

A mi parecer no tiene ninguna justificación hacer este tipo de experimentos con niños siendo que lo único que se saca es hacerles pasarlo realmente mal y los adultos llevarnos algún tipo de sensaciones y análisis. Para mi es realmente fatal utilizar la sensibilidad de los niños para esto.

Pobre niña se le ve el estrés por haber tirado los dulces, cuando llegan los adultos estuvo bien como hablaron con ella de manera tranquila, para que se calmara pero a mí punto de vista falto agregar a la dinámica que están llevando una consecuencia de su acto Por ejemplo algo así " bien.. ya sabemos que te sientes culpable por lo sucedido, la máquina tenía una falla por algo les pedimos que no la tocaran, pero tú no obedeciste es importante seguir las instrucciones para evitar este tipo de situaciones . Sin embargo ya no se puede retroceder y los dulces están tirados en el suelo, ahora es tu responsabilidad juntarlos de acuerdo !!? .... y dejarla que los junte y obsevar que hace el grupo si son solidarios para ayudar recogerlos o la dejan sola.

Me da vergüenza lo que estoy leyendo. Parece q no os dais cuenta q es una niña de 3 años q esta empezando a tomar conciencia de lo que esta mal y lo q esta bien. Ha tenido curiosidad no se ha parado a pensar en las consecuencias de su impulsividad, quizás pensó q no pasaría nada, q ella no iba a romper la máquina o que sólo saldría un caramelo cualquier cosa... Se ve claramente lo angustiada q esta cuando ve las consecuencias de lo que ha hecho. Como se bloquea porque su pequeña cabecita no esta preparada aun para las posibles opciones de solucionar el problema al que se enfrenta.Se siente culpable por lo que ha pasado y estoy segura q si le dieran la oportunidad nunca hubiese tocado la máquina.Todos hemos sido niños y hemos hecho cosas sin pensar en lo que pasaría después sobre todo en lo tentador q resulta para la mente de un niño tan pequeño hacer algo q supuestamente esta prohibido.Díganme si alguno de ustedes no han hecho algo así de niños? No? Pues mienten no me creo q vuestra mama no os haya dicho q no os comierais ni un caramelo más y cuando se ha dado la vuelta lo habéis cojido ...venga ya!!! Q aquí parece q todos sois modelitos. Su vuestros hijos son los niños más educados , formales y obedientes del mundo. Los niños son niños y tienen q equivocarse para poder aprender ella ha sido la primera por más arriesgada si hubiese tardado más veríamos como igual otro hacia lo mismo. Me da vergüenza q acuseis a una niña de 3 años de ser mala, y de que ya se puede ver como será de mayor ...de verdad hay q ser más humilde q todos tenemos fallos .Hay niños q les cuesta muchísimo controlar su impulsibidad.

Repito: ¿y si solo hubiera salido un caramelo?

Este era el experimento lógico, a pesar de que sigo pensando que este programa tiene poco de ilustrativo y poco de educativo: pones la máquina, les dices que no la toquen y esperas.

Uno se acerca y hace como que la toca. Tessa se acerca, gira la palanca, cae un caramelo y se lo come. Otro le dice que no debería haber hecho eso mientras un cuarto niño hace lo mismo, varias veces, para sacar varios caramelos. Decide repartir el botín con sus nuevos amigos. Se acercan a ver quién consigue sacar más, y en cinco minutos están todos, o casi todos, masticando chuches al lado de la máquina.

¿Conclusión si hubiera sido así? Uno, que son niños pequeños que aún no saben controlar sus impulsos, porque aún no han desarrollado la capacidad de pensar en todas las posibles consecuencias de sus actos. Dos, que la obediencia ciega es casi imposible de conseguir si no hay un argumento que le dé peso a la prohibición: "No toquéis la máquina, porque está rota y se caerán los caramelos por todas partes". Tres, que el poder del grupo es muy fuerte, y cuando son varios los que están "metidos en el ajo" es más fácil caer en la tentación. Y cuatro, aunque seguro que hay muchas más, que los humanos somos seres curiosos por naturaleza, y basta que nos digan que algo está prohibido para que queramos saber qué pasa si lo hacemos. Y si tienes cuatro años y te ponen una máquina de caramelos delante, blanco y en botella.

PS: Tessa es, a mi juicio, impulsiva, pero valiente y muy hábil. A poco que empiece a integrar una educación basada en valores positivos tendrá mucho ganado en la vida. A mí me parece un diamante en bruto.

En Bebés y más | Los niños capaces de resistirse a un dulce tienen menos riesgo de obesidad en la adultez, Señales de que tu hijo está bien educado

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos