Compartir
Publicidad

¿Qué es el método sintotérmico?

¿Qué es el método sintotérmico?
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días en Bebés y Más compartimos diez consejos que debes conocer si quieres quedarte embarazada, pues destierran algunos conceptos erróneos durante mucho tiempo y que no te ayudan en la búsqueda de un embarazo.

Si tu propósito para 2014 es concebir un bebé, el método sintotérmico puede ayudarte a lograr un embarazo, por eso te explicamos qué es exactamente.

El método sintotérmico, una manera de conocer a fondo tu ciclo menstrual

Si estás buscando un embarazo, determinar cuáles son tus días fértiles será vital para poder enfocar todos vuestros esfuerzos a los días en los que las posibilidades son más elevadas.

El método sintotérmico es un método que sirve precisamente para eso, para conocer con detalle cómo funciona tu ciclo menstrual y, por extensión, todo tu cuerpo. Mediante la observación de las señales y manifestaciones que va dando tu cuerpo, analizando todos los síntomas que ciclo tras ciclo se van repitiendo, podrás conocer cuándo entras en tus días fértiles, cuándo has ovulado, cuándo va a aparecer tu menstruación o, si has tenido suerte, podrás saber que estás embarazada sin necesidad de realizar un test de embarazo.

Ciertamente, en España se conoce poco el método sintotérmico y entre quienes lo conocen muchos muestran gran desconocimiento y prejuicios. En ocasiones se confunde con métodos de planificación familiar con fama de ser poco fiables, cuando en realidad el método sintotérmico se basa en la observación y análisis de las variaciones que experimentan todas las mujeres a lo largo de su ciclo menstrual, metodología de incontestable rigor científico. En otras ocasiones, el ser un método de planificación familiar en ocasiones asociado a la Iglesia Católica tampoco ayuda a su difusión entre una sociedad cada vez más laica. Por otro lado, los intereses que a veces se mueven en torno a la infertilidad, presente cada vez más en el mundo occidental, tampoco favorece que desde determinados sectores se facilite esta información que tan útil puede resultar a familias que están experimentando dificultades para lograr un embarazo.

¿En qué consiste el método sintotérmico?

El método sintotérmico comprende la observación de tres variables: temperatura basal, moco cervical y apertura y altura del cuello uterino.

  • Temperatura basal

Durante el ciclo menstrual de la mujer, la temperatura basal (la que tenemos nada más despertarnos, sin movernos de la cama) permanece baja hasta que se produce la ovulación. Una vez que ésta se ha producido, por efecto de la progesterona, la temperatura basal se eleva entre dos y cinco décimas, permaneciendo elevada hasta el momento de la menstruación. Si la temperatura permanece elevada por más de 16 días, es indicativo de embarazo. Si la temperatura desciende, podemos esperar la menstruación en un periodo aproximado de unas 24 horas.

Para tomar correctamente la temperatura podemos ayudarnos de un termómetro basal y debemos seguir unas normas, como tomarla todos los días a la misma hora, sin movernos de la cama más que para alargar el brazo para coger el termómetro y anotar cualquier suceso que pudiera alterarla, como la toma de algún antitérmico durante la noche o el haber trasnochado.

Es importante ser rigurosos en la toma de la temperatura, pues una pequeña variación puede dar al traste con la gráfica que estemos elaborando. Si anotamos correctamente nuestras temperaturas, observaremos claramente una fase pre-ovulatoria y otra post-ovulatoria. Con la observación durante varios ciclos podremos conocer cómo funciona nuestro cuerpo, qué días ovulamos y qué síntomas preceden a este momento: por ejemplo, molestias en el pecho, sensación de gases en los ovarios, hinchazón en la tripa o dolor de cabeza.

  • El moco cervical

Muchas mujeres son conscientes de que durante su ciclo menstrual experimentan "días secos" y otros días "húmedos", pero muchas desconocen que esta observación que casi hacen sin darse cuenta es interesante de cara a conocer en qué momento del ciclo se encuentran.

De una manera muy sencilla, simplemente tomando una muestra con nuestras manos limpias del moco cervical que se encuentra en la entrada de la vagina, podremos observar qué aspecto y consistencia tiene y conocer en qué momento del ciclo nos encontramos:

  • Al principio del ciclo, tras la menstruación, tenemos una sensación habitualmente de sequedad.
  • Con el paso de los días, va apareciendo moco, normalmente algo denso o viscoso, quizá pegajoso.
  • Al acercarnos a la ovulación, el moco cervical se va haciendo más fluido y abundante, hasta llegar a observar un moco con aspecto de clara de huevo, es decir, un moco cervical capaz de formar hebras entre nuestros dedos, un modo elástico y de aspecto vidrioso y que indica el mejor momento de fertilidad.
  • La posición y apertura del cuello uterino

La tercera comprobación del método sintotérmico consiste en valorar el cervix mediante su palpación. Para ello, podemos flexionar ligeramente nuestras rodillas e introducir un dedo en la vagina, hasta que notemos una pequeña pared, que unas veces estará más baja y alcanzaremos fácilmente y en otras ocasiones apenas podremos tocar. Si repetimos este análisis diariamente observaremos que ciertamente la posición del cuello del útero experimenta variaciones durante el ciclo, que coinciden con los otros signos que estamos observando (temperatura basal y moco cervical).

  • Al comienzo del ciclo, el cuello uterino se encuentra en una posición bastante baja, y está duro y cerrado.
  • En el momento de la ovulación, el cuello del útero sube dentro de la vagina, nos costará alcanzarlo, pero si lo conseguimos veremos que está mucho más blando e incluso podremos apreciarlo algo abierto.
  • Tras la ovulación, el cuello del útero vuelve a cerrarse, para proteger el útero de posibles infecciones, muy especialmente si hemos logrado un embarazo.

¿Cómo organizar la información que nos proporciona el método sintotérmico?

La manera más cómoda y visual de poder organizar la información que nos va a ir proporcionando el método sintotérmico es organizar todos los datos en una tabla, por ejemplo en una tabla que podamos imprimir, aunque en la actualidad existen recursos online para hacerlo sin necesidad de tener que usar papel.

En esta tabla, a la que asignaremos una columna por día, anotaremos la temperatura basal al despertarnos, nuestra sensación en relación al moco cervical y la posición y apertura del cuello uterino. Ya que se trata de conocer a fondo nuestro ciclo menstrual, es altamente recomendable que anotemos también cualquier otro síntoma que pensemos que puede tener relación, como sensibilidad en los pezones, dolor de ovarios, hinchazón del abdomen, dolor de cabeza, acné, gases, sensación de mareo, etc, así como si hemos tenido o no relaciones sexuales y si ha ocurrido algún acontecimiento que pueda alterar estas observaciones, por ejemplo si estamos enfermas.

Foto | Johannes Jander en Flickr CC Más información | Planificación Familiar Natural En Bebés y Más |

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio