Compartir
Publicidad
Publicidad

Hacer el amor con frecuencia mejora el ADN de los espermatozoides

Hacer el amor con frecuencia mejora el ADN de los espermatozoides
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La revista científica Translational Andrology and Urology ha publicado recientemente un artículo escrito por el doctor Jan Tesarik, director de la clínica reproductiva MAR&Gen, en Granada sobre la fragmentanción del ADN de los espermatozoides y cómo este hecho puede acarrear problemas de infertilidad en la pareja.

En los últimos años, se ha visto que existe un deterioro progresivo de la calidad del semen, pero muchas de las causas que provocan este daño podrían corregirse si el hombre introdujera en su vida hábitos saludables.

Deterioro progresivo de la calidad del semen

El doctor Tesarik y su equipo de especialistas de la clínica reproductiva MAR&Gen llevan años evaluando el ADN de los espermatozoides de pacientes con problemas de fertilidad, y los datos parecen demostrar que en la actualidad, los hombres tienen una peor calidad del semen que hace 20 años.

Según Tesarik, para conocer más detalles acerca del porqué de este deterioro, lo ideal sería poder estudiar de forma continuada a un grupo de hombres elegidos aleatoriamente, y no centrarse sólo en aquellos con problemas de fertilidad, que son quienes normalmente se somenten a este tipo de estudios.

Una de las características que marcan la calidad del semen es la integridad del ADN de los espermatozoides, un indicador que servirá a los especialistas para determinar el tipo de técnica reproductiva a seguir, teniendo en cuenta también otros factores como:

  • la presencia de otras patologías en el hombre o la mujer
  • la edad de la mujer y su reserva ovárica
  • la duración de la infertilidad
El daño en el ADN de los espermatozoides está provocado por múltiples factores, pero algunos de ellos podrían tener fácil solución si el hombre cambiara ciertos hábitos y estilo de vida

Se sabe, por ejemplo, que el daño aumenta en el caso de hombres fumadores o expuestos profesionalmente a diferentes sustancias tóxicas. Otras condiciones ambientales como la contaminación del aire o el agua, una mala alimentación o el consumo de alcohol y drogas, afectaría a la calidad de los espermatozoides.

Por otro lado, el estrés, la práctica de ciertos deportes o algunos hábitos personales aparentemente irrelevantes como el uso de ropa ajustada o la toma regular de baños calientes y sauna, también podrían contribuir al deterioro de la calidad del semen.

¿Qué ocurre cuando la calidad del semen es mala?

Según los estudios, parece que una mala calidad del semen provocada por la fragmentanción del ADN de los espermatozoides podría reducir la fertilidad masculina, provocar abortos o ciertos problemas de salud en el recién nacido.

hombre

Sin embargo, hay varias cosas que el hombre puede hacer para conseguir la progresiva normalización del ADN de su esperma, como mejorar su estilo de vida, abandonar hábitos perjudiciales para la salud, perder peso en caso de obesidad o someterse a cirugía para el varicocele, si fuese esta la causa.

Del mismo modo, diversos estudios afirman que hacer el amor con frecuencia también mejoraría la calidad del semen, pues está demostrado que el ADN de los espermatozoides es peor en hombres que eyaculan poco.

En muchas ocasiones, un simple cambio en el estilo de vida del hombre mejoraría notablemente su semen, aunque en otras se ha visto que los ovocitos jóvenes y de buena calidad de la mujer también son capaces de reparar el daño del ADN del esperma.

Si ninguna de estas medidas diera resultado o las causas de infertilidad fueran distintas o desconocidas, habría que recurrir a técnicas de reproducción asistida, optándose siempre en primer lugar por las menos invasivas si la edad materna es baja o se usan óvulos de donante.

En cualquier caso, siempre será el equipo médico en consenso con la pareja, quienes decidan las técnicas más adecuadas en casa situación.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos