Compartir
Publicidad

¿Resfriada durante el embarazo? Consejos para aliviar los síntomas

¿Resfriada durante el embarazo? Consejos para aliviar los síntomas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A todo el mundo le incomoda pasar por un resfriado, pero más si estamos embarazadas y sabemos que la medicación está bastante limitada. Pero si estás resfriada durante el embarazo, puedes seguir algunos consejos que te ayudarán a aliviar los síntomas.

Afortunadamente, aunque el catarro afecte a nuestro bienestar, no tendrá efecto en el embarazo. Y no son raros los resfriados, si tenemos en cuenta que a lo largo de nueve meses solemos pasar por uno de ellos al menos una vez, en cualquier otro periodo de nuestra vida. En el embarazo, no iba a ser menos...

Por suerte, un resfriado común no se suele alargar más allá de los siete días (tal vez un poco más durante el embarazo), pero en cualquier caso recuerda que no has de automedicarte, pues muchos fármacos (ojo al paracetamol o al ibuprofeno, por ejemplo) sí podrían afectar al feto. Además, recuerda que ningún medicamento cura el resfriado sino que este seguirá su proceso natural.

En cualquier caso, si los síntomas se te hacen insoportables, acude al médico para que te aconseje algún modo farmacológico seguro de aliviarlos, aunque es probable que te diga que mejor no tomar nada... Por ello, vamos a daros algunos trucos naturales para aliviar los síntomas del resfriado durante el embarazo.

  • Escoge alimentos apetecibles, que no te causen repulsión: no hay que pasar hambre durante el embarazo, tampoco durante un catarro.

  • Toma abundantes líquidos, ya que la posible fiebre, el sudor y la abundante mucosidad hacen que el cuerpo pierda líquidos: agua, zumos naturales (la naranja, con vitamina C), sopas nutritivas... ayudarán a reponerse.

  • Si el cuerpo te pide descanso, haz lo posible por hacerle caso. Estar en cama o tumbada no va a acortar el resfriado, pero te hará sentir mejor, especialmente esos días centrales en los que la enfermedad se hace más evidente.

  • Cuando estés recostada o tumbada, descansando o a la hora de dormir, tener un almohadón o dos elevando la cabeza hará que respiremos mejor por la nariz, con la cabeza más elevada. Las tiritas nasales, que no contienen fármacos, ayudan a abrir las fosas nasales.

  • Un humidificador o una solución nasal salina (suero) también ayudarán a mentener los orificios nasales húmedos y a respirar mejor.

  • Si la garganta está dolorida o pica, se pueden hacer gárgaras con agua salada templada.

  • Si hay fiebre esporádica, puede venir bien una ducha o baño tibio, tomar bebidas frías y no abrigarse demasiado. Hay que procurar bajar la temperatura de manera natural. Como la fiebre puede producir daños en el embarazo si supera los 40 grados o los 38 durante más de un día, acude al médico en estos casos.

Embarazada con gripe o resfriado

¿Gripe o resfriado?

Para saber si estamos ante un caso de gripe en el embarazo o de resfriado común, existen algunos datos que los diferencian. Incluso los resfriados más fuertes son más leves que las gripes. Los catarros suelen ir precedidos de dolores de garganta, seguido de una aparición gradual de los síntomas.

El moqueo, la congestión nasal, los estornudos y probablemente cierto malestar general y cansancio leve son los síntomas más frecuentes. Si hay fiebre en el resfriado, esta no suele superar los 38 grados. La tos puede aparecer, sobre todo hacia el final del catarro, y continuar unos días más cuando los otros síntomas ya han desaparecido.

En cambio, la gripe es más grave y aparece más repentinamente, prácticamente sin aviso. Los síntomas más frecuentes son: fiebre alta (39-40º), dolor de garganta, de cabeza, músculos doloridos, debilidad y cansancio generalizados que duran más que los del resfriado (dos semanas). Puede haber estornudos, tos e incluso náuseas o vómitos y diarrea. Conviene ir al médico, evitar la pérdida de líquidos y, como siempre, no automedicarse.

Una manera de prevenir la gripe es vacunarse, de hecho las recomendaciones señalan que las embarazadas son un grupo de riesgo moderado y deberían administarse la vacuna antigripal.

Finalmente, recordar que si la fiebre durante más de un día (o si la fiebre supera los 40º) o si el resfriado se alarga más de una semana y notas que empeoran los síntomas, acude al médico. Es posible que el catarro degenere en sinusitis u otra infección que sí requieren tratamiento porque pueden dañar al feto.

También has de ir al médico si el resfriado interfiere notablemente en tu alimentación, si hay dolor en el pecho, sibilancias o si expectoras fluidos verdosos o amarillentos. Pero esperamos que todo quede en un catarro común y que estos consejos para aliviar los síntomas del resfriado durante el embarazo te hagan pasar mejor estos días complicados.

Fotos | Thinkstock
En Bebés y más | Gripe en el embarazo: cómo cuidarse, Medicamentos que se consideran seguros en el embarazo, Medicamentos en el embarazo: evitarlos en la medida de lo posible

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio