Piernas hinchadas en el embarazo: cómo aliviarlas

Piernas hinchadas en el embarazo: cómo aliviarlas
Sin comentarios

Durante el embarazo, la mujer experimenta muchos cambios en su cuerpo que no siempre resultan agradables. Las hormonas y la enorme transformación física que vivimos, hace que se manifiesten algunas incomodidades durante el embarazo.

Por ejemplo, una zona donde podemos comenzar a sentir molestias -especialmente cuando ya entramos al tercer trimestre- son las piernas, pues en esta etapa es común presentar calambres, hinchazón o pesadez.

Hoy vamos a abordar el tema de las piernas hinchadas durante el embarazo: por qué se presenta y cómo podemos aliviarlas.

Hinchazón de piernas en el embarazo

Como comentaba, notar las piernas hinchadas suele ser habitual en el embarazo, especialmente cuando estamos ya en el tercer trimestre. El aumento de volumen sanguíneo es el responsable de esto (y muchas otras molestias), ya que hace que se acumule un exceso de líquido en los tejidos de la embarazada, provocando hinchazón en las piernas.

Además, conforme avanza el embarazo, la presión del útero hace que la sangre que vuelve de las piernas hacia el corazón circule más despacio, y esto hace que el fluido de las venas se retenga en los tejidos de pies y tobillos. Esto también explica por qué la mayor parte de las mujeres embarazadas verán que les empiezan a apretar los zapatos.

Aunque tener las piernas hinchadas en el embarazo no suele ser motivo de gravedad, sí que puede resultar muy incómodo, por lo que hay algunas cosas que puedes hacer para prevenirlas y aliviar esta molestia.

Cómo aliviar las piernas hinchadas en el embarazo

Uno de los motivos por los cuales la sangre que vuelve de las piernas circula más lento, es el estar mucho tiempo de pie o sentada sin moverte, por lo que este es uno de los aspectos principales que habremos de cuidar:

  • Si debemos pasar muchas horas de pie, hay que hacer lo posible por tomar descansos cada hora, sentándose con las piernas apoyadas a más altura que la cadera, para facilitar el retorno venoso.
  • Si pasamos muchas horas sentada, tenemos que hacer lo mismo y darle al cuerpo la oportunidad de moverse, levantándonos cada cierro tiempo y caminando un poco.

Otras medidas que podemos tomar para prevenir y aliviar la hinchazón de piernas son las siguientes:

  • Al dormir, recuerda levantar los pies de la cama unos diez o quince centímetros.
  • Evitar usar calzado incómodo y calcetines que aprieten en la pantorrilla con la goma.
  • Vigila tu alimentación: evita la sal en los alimentos, huyendo de embutidos, ahumados, quesos y comidas preparadas que tengan demasiado sodio.
  • Come fruta.
  • Bebe mucha agua para mantenerte hidratada, que además es muy beneficiosa y necesaria en esta etapa.
  • Haz ejercicio moderado para ayudar a mejorar la circulación sanguínea. Nadar, hacer yoga, caminar y hacer bici pueden ayudarnos en este sentido y además mejorar nuestro estado de ánimo.
  • Cuida el peso, evitando aumentar más kilos de los recomendados.
  • Al ducharte, alterna el agua fría con templada en las piernas.

Por lo regular, siguiendo estas recomendaciones puedes aliviar la hinchazón en las piernas durante el embarazo, aunque en algunos casos continúa y desaparece hasta que nace el bebé. De cualquier forma es importante comentarlo con tu médico, que te recomendará lo mejor para tu caso, especialmente si el problema persiste o se presentan otros síntomas.

Fotos | iStock

Temas
Inicio