Compartir
Publicidad
Publicidad

Miocardiopatía periparto

Miocardiopatía periparto
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La miocardiopatía periparto es un trastorno poco común en el cual se diagnostica un corazón débil en el transcurso del último mes del embarazo o en los cinco primeros meses después del parto. Es una complicación que puede derivarse de una cardiopatía congénita.

La miocardiopatía se produce cuando hay daño al corazón, el músculo cardíaco se debilita y no puede bombear sangre de una manera eficiente. La disminución de la función cardíaca afecta los pulmones, el hígado y otros sistemas corporales.

La miocardiopatía periparto puede presentarse en mujeres en edad fértil de cualquier edad, pero es más común después de la edad de 30 años.

Entre otros factores de riesgo se pueden mencionar: obesidad, antecedentes personales de trastornos cardíacos como la miocarditis, consumo de ciertos medicamentos, tabaquismo, alcoholismo, embarazos múltiples, o desnutrición...

Síntomas de la miocardiopatía periparto

Algunos de los síntomas de esta complicación cardiaca durante el embarazo son:

  • Fatiga
  • Sensación de corazón acelerado o latidos intermitentes (palpitaciones)
  • Aumento de la micción nocturna (nicturia)
  • Dificultad para respirar con actividad o al acostarse
  • Hinchazón de los tobillos

Aunque, como vemos, se trata de síntomas habituales durante el último trimestre del embarazo, por lo que se detecta específicamente en exámenes físicos. Se buscará signos de líquido en los pulmones y la auscultación del pecho con un estetoscopio revelará crepitaciones pulmonares, una frecuencia cardíaca rápida o ruidos cardíacos anormales.

El hígado puede estar agrandado y las venas del cuello distendidas. La presión arterial puede estar baja o puede caer cuando la persona se pone de pie.

Complicaciones de la miocardiopatía periparto

Hay que buscar atención médica urgente si la mujer presenta dolor torácico, palpitaciones, desmayos u otros síntomas nuevos o inexplicables.

  • Arritmias cardíacas (pueden ser mortales)
  • Insuficiencia cardíaca congestiva
  • Embolia pulmonar (coágulos de sangre en los pulmones)

Suele ser necesaria la hospitalización de la mujer con miocardiopatía periparto hasta que los síntomas agudos disminuyan. Esta disfunción cardíaca por lo general es reversible, aunque la tasa de mortalidad puede ser hasta del 25 al 50%.

El pronóstico es bueno en aquellas mujeres cuyo corazón vuelve al tamaño normal después de que el bebé haya nacido. Si el corazón permanece agrandado, los futuros embarazos pueden provocar insuficiencia cardíaca. No se sabe cómo predecir quién se recuperará y quién padecerá insuficiencia cardíaca grave.

Las mujeres que desarrollan miocardiopatía periparto están en alto riesgo de presentar el mismo problema con los embarazos futuros. Es posible que el médico le aconseje evitar una nueva gestación si ha presentado insuficiencia cardíaca durante un embarazo anterior.

La miocardiopatía periparto puede prevenirse gracias a unos hábitos de vida saludables: una dieta nutritiva y equilibrada, mediante ejercicio moderado para incrementar la salud cardiovascular y evitando el consumo de tabaco y alcohol.

Vía | Medline Plus Foto | superbez en Flickr-CC En Bebés y más | Diez consejos para una alimentación sana en el embarazo, Enfermedades que pueden complicar el embarazo: las cardiopatías, Riesgos en el embarazo si sufres una enfermedad cardiaca congénita

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos