Compartir
Publicidad

Cómo se detectan retrasos en el desarrollo psicomotor de los niños (IX): signos de alerta

Cómo se detectan retrasos en el desarrollo psicomotor de los niños (IX): signos de alerta
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante varias entradas hemos ido explicando todas las acciones que se valoran para detectar retrasos en el desarrollo psicomotor de los bebés y niños en base a la Tabla Haizea-Llevant.

Para realizar la evaluación se valoran los ítems por separado y se puntúan aquellos que el niño o niña no realiza y por probabilidad debería realizar. Además de todos estos ítems comentados hay algunas situaciones que por sí mismas ya son indicadores de que puede haber algún problema y el niño debería, por lo tanto, ser valorado por el especialista indicado.

Estos signos de alerta deben tenerse en cuenta tenga el niño la edad que tenga y son los siguientes:

• Macrocefalia: Tamaño de la cabeza superior al promedio correspondiente a la edad y sexo del bebé. Se considera macrocefalia cuando el perímetro cefálico supera + 3 desviaciones estándar. • Microcefalia: Tamaño de la cabeza inferior al tamaño que correspondería por edad y sexo. Se considera microcefalia cuando el perímetro cefálico sea inferior a – 2 desviaciones estándar. • Estancamiento del perímetro cefálico: Si se suceden tres o más meses sin que el perímetro craneal aumente durante el primer año de vida. • Movimientos oculares anormales: Presencia de movimientos erráticos, nistagmus (movimiento continuo y rápido de los ojos), ojos en sol poniente, etc. No se incluyen los estrabismos. • Dismorfias obvias: Malformaciones, deformaciones,... • Arreflexia (ausencia de reflejos) osteotendinosa generalizada: Especialmente de reflejos rotulianos y aquíleos. • Reacción extensora al apoyo plantar: Al suspender verticalmente al niño y bajarlo, hasta que sus pies toquen la superficie de la mesa, se desencadena una extensión progresiva anormal de las extremidades inferiores que progresa desde los pies hasta el tronco.

Otros signos de alerta que deben tenerse en cuenta también, pero valorándose según una edad concreta son los siguientes:

Socialización

• No sonrisa social > 2 meses • No fija la mirada > 2 meses • Irritabilidad permanente (2m): llanto inconsolable continuo. • Sobresalto exagerado (2m): si ante eventos de poca importancia realiza sobresaltos demasiado acusados. • Pasividad excesiva (4m) • Persistencia del reflejo de Moro (6 m): si sigue haciéndolo. • Pasar ininterrumpidamente de una actividad a otra (16 m) • No desarrollo del juego simbólico (24 m)

Lenguaje

• Pérdida de balbuceo (12m): No balbucea ni emite sonidos a los 12 meses. • Estereotipias verbales (24 m): repetición de palabras sin sentido de manera permanente. • Lenguaje incomprensible > 36 meses

Manipulación

• Aducción permanente de los pulgares (2m): pulgares atrapados en los otros dedos (puño cerrado) constantemente. • Asimetría de actividad con las manos (3m)

Postural

• Hipertonía de aductores (4 m): exceso de tono en los músculos que cierran las piernas (juntan las rodillas). • No sujeción cefálica > 3 meses • Ausencia de desplazamiento autónomo (9m) • No deambulación > 18 meses

Todos los comentados son signos de alerta que deben ser valorados para diagnosticarse o no un retraso en el desarrollo psicomotor de los niños.

Más información | Gobierno de Canarias Foto | Flickr (Flat6) En Bebés y más | Cómo se detectan los retrasos en el desarrollo psicomotor de los niños (I), Cómo se detectan los retrasos en el desarrollo psicomotor de los niños (II): la Tabla Haizea-Llevant, Desarrollo psicomotor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos