Compartir
Publicidad
Publicidad

Viajar con niños en taxi: ¿se debe usar un sistema de retención?

Viajar con niños en taxi: ¿se debe usar un sistema de retención?
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de hablar de que viajar con niños no es siempre fácil, ha salido en los comentarios el tema de los sistemas de retención infantil y sus uso en los destinos. Pero, sin ir tan lejos, ¿qué pasa cuando hemos, sencillamente, de tomar un taxi en nuestra ciudad? Viajando con niños en taxi, ¿han de ir con sistema de retención?

Lo que la legislación dice es una cosa, pero lo que los profesionales de la salud recomiendan es otra diferente. Por ello vamos a ver cómo está la cuestión en España y cómo la Asociación Española de Pediatría hacer hincapié en el riesgo de una menor protección del niño en el caso del trasporte en taxi.

Viajar con niños en taxi: lo que dice la norma

Recordemos que un gran porcentaje de niños que fallecen en la carretera no van sujetos a un SRI. Está demostrado que el uso de elementos de retención infantil adecuados a la edad y al peso del niño reduce la mortalidad en caso de accidente de tráfico entre un 54% y un 80%, según la edad y tipo de colisión.

Por ello, su uso es obligatorio y necesario en todos los trayectos, tanto urbanos como interurbanos, y así lo exige la normativa actualmente vigente en España. Sin embargo, a este uso generalizado se le hace algunas puntualizaciones, entre las que se incluyen las referidas al transporte público, como el taxi:

  • La normativa nacional exime de la obligación de utilizar estos dispositivos de retención en los taxis en personas cuya estatura no alcance los 135 centímetros de altura, siempre que se circule en tráfico urbano o en áreas urbanas de grandes ciudades y siempre que se ocupen los asientos traseros.
  • En el resto de situaciones, el obligatorio que los niños menores de 135 centímetros de altura viajen en taxi haciendo uso de elementos de retención adecuados a la edad y peso del niño. En caso de infracción por no hacer uso de los elementos de retención no es del conductor del taxi, sino del padre, tutor, acogedor o guardador legal quien ostenta la responsabilidad.

Sin embargo, no podemos obviar que los conceptos de “tráfico urbano” o “grandes ciudades” tienen una interpretación amplia, incluyendo trayectos donde las velocidades permitidas exceden de los umbrales de seguridad para el niño en caso de accidente, comparables a un trayecto interurbano cuando sí es obligatorio que los niños viajes en un SRI.

Viajar con niños en taxi: lo que dice la AEP

Por todo ello el Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones en la infancia de la AEP recomienda que los niños que viajen en taxi, en especial aquellos que no alcancen 135 centímetros de estatura, observen las siguientes precauciones:

  • Hacer siempre uso de elementos de retención adecuados a la edad y el peso del niño, tanto para desplazamientos en ámbito urbano como en desplazamientos interurbanos.
  • Seleccionar, en la medida de lo posible, taxis que dispongan de estos elementos. Si se solicita telefónicamente el servicio de taxi, requerir que se trate de un vehículo equipado con dichos dispositivos.
  • En caso de utilizar el cinturón de seguridad del vehículo, por ejemplo en niños con talla mayor o igual a los 135 centímetros, ha de vigilarse que el cinturón esté correctamente colocado, no cruzando el cuello del niño y manteniéndose la banda pélvica sobre la raíz de los muslos del niño.
  • Utilizar siempre dispositivos de retención homologados, según debe figurar en la etiqueta visible del dispositivo.
  • No obstante lo anterior, existen algunos sistemas menos recomendables, aunque igualmente homologados. Es el caso de las sillitas y los elevadores inflables o hinchables que, aun cuando son de comercialización legal y pueden estar homologados, han mostrado peores resultados en las pruebas de choque en cuanto a la protección del niño.
  • Llevar en todo caso a los niños en los asientos posteriores del vehículo.

Recordemos que el transporte por carretera ha de ser seguro para toda la familia, también cuando se viaja en transporte público. No sabemos cómo será la situación legal en otros países, pero lo que sí parece claro es que existirán taxis que incorporen SRI, y éstos habremos de pedir.

Por la seguridad de nuestros hijos, en el caso de que podamos prever un traslado en taxi sería conveniente que lleváramos nuestro sistema de retención o solicitáramos un vehículo que lo incluyera, tanto si se trata de un trayecto por la ciudad o más largo.

Vía | AEPED
Foto | life’s too short n Flickr-CC
En Bebés y más | Visitar Versalles con un bebé, Viajar a Ámsterdam con un bebé, La muerte de un niño que vaya sin cinturón podrá considerarse homicidio, Los sistemas de retención infantil: consejos de uso, Los sistemas de retención infantil: consejos de compra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos