Compartir
Publicidad

Cuidado con los castillos hinchables

Cuidado con los castillos hinchables
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Últimamente hemos tenido noticias de varios accidentes con consecuencias graves en castillos hinchables que han salido volando con los niños que jugaban sobre ellos. Y es que, aunque sean una atracción muy divertida en la que los pequeños lo pasan estupendamente, hay que tener en cuenta varias consideraciones para evitar riesgos.

La primera, cuidado con los castillos hinchables al aire libre en días de viento. este ha sido el causante de los accidentes antes mencionados, ya que las sujeciones (en teoría bien puestas) no pueden aguantar el viento a determinada velocidad. Por lo tanto, no arriesguemos si hace viento, de hecho no deberían arriesgar los responsables de colocar estas atracciones infantiles.

Pero cada vez hay más de estos hinchables (en realidad, mucho más que castillos, ya que adoptan formas muy variadas, con toboganes, escaleras, personajes infantiles...), de muchos tamaños y para distintas edades, en lugares públicos, ferias o en fiestas privadas...

Por eso, al margen del tema meteorológico, aquí os dejamos otros consejos para que la fiesta en el castillo hinchable acabe sin percances:

  • Mira los anclajes de la atracción para ver si notas alguna anomalía.

  • El generador que mantiene inflado el castillo ha de estar lo suficientemente separado de la goma para evitar incendios.

  • Comprueba que el monitor al cargo del castillo es mayor de edad y responsable con los usuarios.

  • Sigue las recomendaciones de edad en cada castillo: hay algunos pequeños para los menores y otros más grandes, con más dificultad y complementos, para los mayores.

  • Es muy peligroso que los niños más pequeños que no se mantienen demasiado bien en pie jueguen junto a otros niños mayores en el mismo castillo.

  • Si vas a alquilar un castillo para una fiesta particular, asegúrate de que el hinchable está homologado y lo colocan con todas las garantías de seguridad, con los anclajes bien sujetos...

  • Que el suministrador del hinchable te dé toda la información referida a edad recomendada de los niños, peso máximo, número de participantes en el juego...

  • No te arriesgues en la fiesta si hace viento a colocar el castillo al aire libre: mejor cambiar a un lugar cerrado.

  • Asegúrate de que los niños se quitan los zapatos antes de entrar (y mejor con calcetines, por higiene) ya que pueden hacerse daño.

  • Háblales a los pequeños de la prudencia necesaria en este tipo de distracción.

  • Nunca dejes a los niños solos en el hinchable, puede ser peligroso y en un minuto de distracción ocurrir un accidente. Si ves que alguno se hace daño, actúa con rapidez.

En definitiva, los castillos hinchables pueden ser muy divertidos pero con precaución y sobre todo no os arriesguéis en días de viento. De hecho, creo que si vemos una de estas atracciones funcionando cuando haga demasiado aire, deberíamos avisar a las autoridades para que se limite su uso.

Foto | Thinkstock
En Bebés y más | Los parques de bolas o el ocio infantil enlatado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio