Compartir
Publicidad

Aumento de la diabetes infantil

Aumento de la diabetes infantil
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace pocos días que se celebró el Día Mundial de la Diabetes, una enfermedad que afecta a más de 340 millones de personas. Nos preocupan los riesgos de la diabetes infantil, cuya frecuencia también aumenta en todo el mundo.

Recordemos para ello los tipos de diabetes que pueden afectar a los niños, ya que se encuentran diferencias entre sus posibles causas, incidencia y prevención.

La diabetes de tipo 1 (denominada también diabetes insulinodependiente, juvenil o de inicio en la infancia) aparece cuando el páncreas no es capaz de producir una cantidad suficiente de insulina, la hormona que regula la presencia de azúcar en la sangre. Se ignora la causa, pero parece que se trata de una mezcla de factores genéticos y ambientales.

En muchos países se está constatando un aumento del diagnóstico de casos de diabetes de tipo 1, en particular entre los niños más jóvenes. No se conoce en la actualidad el modo de prevenir la diabetes de tipo 1.

La diabetes de tipo 2 (también denominada diabetes no insulinodependiente, o de inicio en la edad adulta) se produce cuando el organismo es incapaz de utilizar eficazmente la insulina que sintetiza. A menudo prevenible, puede ser consecuencia del sobrepeso y de la falta de actividad física, y a veces de una predisposición genética.

Recientemente se ha constatado un aumento del número de casos de diabetes de tipo 2 entre los niños y los adolescentes, hasta el punto de que en algunas partes del mundo la diabetes de tipo 2 es el que más abunda entre los más pequeños.

El aumento mundial de la obesidad y de la inactividad física en la infancia está desempeñando un papel decisivo en ello. Alimentarse de modo sano y adoptar unos hábitos de vida saludables constituyen una fuerte defensa frente a la enfermedad. La dieta saludable, la actividad física regular, mantener un peso corporal adecuado y evitar el tabaco pueden prevenir la diabetes de tipo 2 o retrasar su aparición.

Recordemos que entre los riesgos de la diabetes infantil se hallan que, con el paso del tiempo, puede dañar el corazón, los vasos sanguíneos, los ojos, los riñones y los nervios, hasta causar la aparición de problemas crónicos y provocar una muerte prematura. Por ello es importante mantener unos hábitos saludables para prevenir, en la medida de lo posible, la enfermedad.

Vía | OMS Foto | The ShutterBabe En Bebés y más | Detectar la diabetes en niños pequeños, Campaña para el diagnóstico precoz de diabetes infantil, Síntomas de diabetes en los niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos