Compartir
Publicidad
Publicidad

Beneficios de la matronatación

Beneficios de la matronatación
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La matronatación está de moda. Existen cursillos en la mayoría de piscinas públicas y en los gimnasios. Los beneficios de la matronatación o natación con bebés son numerosos, principalmente que los bebés disfrutan con esta actividad y ahí radica su éxito. Pero veamos un poco más acerca de la natación con bebés.

O más bien deberíamos decir los baños con bebés, porque en realidad, lo que es nadar, nadan más bien poco... Pero no se trata de que sean pequeños Phelps o Weissmüllers, sino de beneficiarse de otros muchos aspectos del baño, que van de la motricidad a la autoestima y afectividad.

Perder el miedo al agua

El objetivo de la matronatación es que se familiaricen con el medio y que aprendan, con el paso del tiempo, a flotar y a meter la cabeza. Los niños pierden el miedo al agua, y aunque son muy pequeños para adquirir y desarrollar autonomía en este medio, podríamos decir que no les es para nada desconocido, ya que en líquido han estado durante los meses de la gestación, en el vientre de mamá.

Por ello los bebes están perfectamente dotados de reflejos que hacen más fácil su desarrollo en el agua. Ahora, sus movimientos son más libres y los bebés adquieren agilidad y, con el paso del tiempo, seguridad en el agua, como la lograda gracias a la flotación autónoma. Esta seguridad y confianza redundan en su autoestima.

Desarrollo psicomotor

El bebé de pocos meses no puede desenvolverse con facilidad fuera del agua, aún no camina ni gatea. En agua le da una agilidad y libertad de movimientos importante (dentro de que los sostenemos nosotros). Ya de pequeños adquieren nociones de desplazamientos y distancias, mayor sensibilidad a sus propios movimientos y en definitiva una mayor coordinación motriz gruesa, que irán perfeccionando.

La resistencia que el agua ofrece a los movimientos del bebé favorece el desarrollo muscular, y algunos niños pueden adelantar el momento del gateo o de los primeros pasos al tener más capacidad y fuerza (aunque no tiene por qué estar relacionado, y tarde o temprano todos los bebés lo hagan).

Los bebés más pequeños juegan junto a sus padres con tablas, pelotas de goma, colchonetas, "churros de flotación" y juguetes flotantes para que les sea más fácil y divertido la actividad en la piscina. Sólo con el paso de los años pasarán a las tablas de corcho, y serán capaces de hacer sus primeras brazadas, dominando las distintas técnicas y estilos.

Fortalecimiento cardiorrespiratorio

Nadar, moverse en el agua, fortalece el corazón y los pulmones al hacerlos trabajar. Las respiraciones en la piscina, haciendo ejercicio, aumentan la eficiencia en la oxigenación y traslado de la sangre. En este punto hemos de recordar que para los bebés con problemas respiratorios o de alergias hay ciertos riesgos de la natación, y que en algunos países se desaconseja en estos casos.

Matronatación

Fortalecer la relación afectiva con los padres

Se suele recomendar que sean los padres los que se bañen con el bebé, y de este modo, disfrutando de una actividad placentera, se fomenta el vínculo afectivo, se refuerza la confianza en los papás. Crece el conocimiento mutuo y aumenta el amor y confianza entre ellos. La presencia del padre o madre en el agua es además fundamental durante los primeros días, en los que los bebés pueden tener miedo a la novedad.

Además, los padres aprenden a interactuar con los peques en el agua, qué ejercicios hacer con ellos y cómo seguir disfrutando de la matronatación fuera de los cursillos. Porque en definitiva, más que de una experiencia didáctica o pedagógica se trata de una experiencia lúdica, donde el juego y la diversión predominan. Este fortalecimiento afectivo aumenta la autoestima del bebé.

Socialización recreativa

Los bebés empiezan a desarrollarse en un entorno social con otros bebés y adultos en un entorno lúdico, acompañados de sus padres, sin traumas. "Conocer" a otros niños, a los monitores, otros papás y mamás, y compartir actividades con otros bebés le proporcionará confianza para comunicarse con los demás y le ayudará a construir la imagen de sí mismo.

Consideraciones para una matronatación segura

Finalmente, hemos de recordar que en España la Asociación Española de Pediatría no desaconsejaba la natación con bebés, a pesar de las noticias que hablan de posibles problemas respiratorios en los pequeños debido al exceso de cloro y de algunos otros riesgos de la natación para bebés y niños.

Lo que sí es importante es escoger piscinas especialmente preparadas para bebés: según la propia AEP este incremento del riesgo no sucede si en las piscinas existen unos niveles de cloración del agua dentro de los limites establecidos y la aireación de las instalaciones es adecuada.

Además, existen otros mecanismos de desinfección del agua distintos al cloro, que es el componente más problemático, por lo que existen más posibilidades para escoger la mejor piscina para bebés.

En definitiva, teniendo en cuenta las consideraciones anteriores, si no existe contraindicación médica y la piscina es adecuada, los beneficios de la matronatación o natación con bebés son numerosos, principalmente, y dejando de lado futuros "logros" deportivos, lo que disfrutan los pequeños y los padres cuando se animan a compartir estos momentos maravillosos.

Fotos | tomeppy y deanwissing en Flickr-CC En Bebés y más | Los niños que abusan de los baños en piscinas tienen más riesgo de padecer asma y alergias, Atención al exceso de cloro en las piscinas, La natación infantil, desaconsejada en Alemania para casos de alergias, Matronatación, bebés al agua

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos