Síguenos

bebe dormido

Para un bebé es no solo normal, sino que es sano despertarse durante la noche y mamar entonces. Saberlo es una ayuda en las noches más duras. Ni métodos conductistas, ni biberones pesados son buenos para ellos. Deben despertarse. Veremos a continuación el motivo de esto. Las necesidades específicas del bebé harán que su sueño sea el más conveniente para darles cumplimiento.

Sabemos que los bebés, como el resto de los seres vivos, nacen siendo capaces de desarrollar los comportamientos que les permiten seguir con vida. El bebé humano nace incapaz no ya de defenderse o huir, sino incluso de moverse por si mismo. Es tan dependiente que ni tan siquiera, como hacen los monos, podría aferrarse a la madre. Debe ser sostenido en brazos en todo momento.

Pero desde luego si está preparado para hacerse cargo de las funciones vitales: puede comer si se le ofrece el pecho, incluso puede reptar hasta el pecho al poco de nacer, puede respirar, puede emitir sonidos para llamar a su madre y puede, sin duda, dormir. Ya lo hacía en el vientre materno.

Si los humanos, o cualquier otro ser, tuviésemos que aprender comer, respirar o dormir estaríamos extintos. on funciones vitales para que nuestros cuerpos sigan funcionando. Respecto al sueño, primordial para el descanso y la recuperación, irá cambiando a medida que el bebé crezca y seguirá cambiando hasta la ancianidad.

El recién nacido necesita comer muy continuamente, incluso durante la noche, y seguirá necesitándolo durante varios meses. Cuando es un bebé de menos de tres meses, la lactancia en la noche es indispensable, tanto para que pueda recibir la cantidad de alimento necesario como para que no se produzcan hipoglucemias. El bebé mamará tanto y tan continuamente como precise, sin horario. El solo se despertará normalmente. Y volverá a dormirse después si es lo que necesita. La lactancia nocturna es indispensable entonces para mantener el suficiente suministro de leche, para evitar la hipoglucemia. Y además las tetadas nocturnas promueven la producción de hormonas que aumentan la producción, por lo que esperar o desear que el niño no mame por la noche es contraproducente para su salud.

Pero además de los motivos alimenticios hay otros evolutivos y de desarrollo que confluyen en hacer que el sueño del bebé sea como es, con despertares y sin distincion de noche y día. Y que además indican que deseará dormir acompañado y estará alerta mientras duerma. Los veremos en los próximos temas.

En Bebés y más | Dormir sin lágrimas
Más información | Plataforma Sueño Infantil
Más información | Dormir sin llorar

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario