Sigue a Bebesymas

reciennacido

Parto vaginal, parto natural, parto normal, parto medicalizado… Tenemos multitud de términos para referirnos a conceptos limítrofes y en ocasiones confusos. Vamos a detenernos en la definición de parto normal, según la Organización Mundial de la Salud.

La OMS elaboró un documento titulado “Cuidado en el parto normal: una guía práctica”, un informe presentado por el Grupo Técnico de Trabajo del Departamento de Investigación y Salud Reproductiva. En uno de sus primeros puntos plantea la definición de “parto normal”.

¿Es un parto provocado considerado un parto normal? ¿Y un parto en el que la madre recibe la anestesia epidural? Veamos la definición de la OMS para saber de qué estamos hablando cuando nos referimos a “parto normal”.

Al definirlo, se toman en consideración dos factores: el estado de riesgo del embarazo y el curso del parto y del nacimiento. Aunque puntualizan que predecir el riesgo en el parto es bastante complicado.

Ello implica que una gestante que se supone de bajo riesgo cuando comienza el parto puede en cualquier momento tener un parto complicado, o viceversa: muchas gestantes catalogadas de alto riesgo tienen un parto y alumbramiento exentos de complicaciones.

Dentro de estas dificultades, la definición de “parto normal” es la siguiente:

Definimos Parto Normal como: comienzo espontáneo, bajo riesgo al comienzo del parto manteniéndose como tal hasta el alumbramiento. El niño nace espontáneamente en posición cefálica entre las semanas 37 a 42 completas. Después de dar a luz, tanto la madre como el niño se encuentran en buenas condiciones.

Como vemos, se excluyen lo que conocemos como partos provocados (que no se inician espontáneamente), partos prematuros o cesáreas.

Pero no se hace referencia a los métodos de alivio del dolor, por lo que, en principio y según esta definición sintética, estarían incluidos dentro de la definición de “parto normal” tanto los partos con epidural como los que emplean otros métodos de alivio del dolor, siempre que éstos no influyan en el resto de puntos para considerar parto normal (que no impliquen riesgos, que madre y bebé estén en buenas condiciones).

Aunque, eso sí, en otro apartado del documento habla de los posibles riesgos de la anestesia epidural y pone en duda que si se aplica este tipo de analgesia en partos de bajo riesgo éstos puedan seguir llamándose “normales”:

No hay duda de que la anestesia epidural es muy útil en un parto complicado. Sin embargo si ésta es aplicada a mujeres de bajo riesgo, habrá que preguntarse si al parto se le podrá seguir considerando “normal”. Naturalmente, la respuesta dependerá de lo que entendamos por normalidad, pero la analgesia epidural es uno de los más claros ejemplos de medicalización de un parto normal, haciendo de un evento fisiológico un procedimiento médico.

Por lo tanto, estaríamos en el terreno de lo limítrofe al tratarse de medicalización, aunque, salvando las distancias, ¿todo parto atendido por personal médico no está ya medicalizado?

Y en definitiva, de acuerdo con la definición ofrecida al principio, ¿cuántos partos pueden considerarse normales? La OMS señala que depende enormemente de las valoraciones de riesgo y los criterios locales. Generalmente, entre un 70 a 80 % de todas las gestantes se pueden considerar como de “bajo riesgo” al comienzo del parto.

Después habría que ver el desarrollo y desenlace del parto para comprobar que todo ha seguido su transcurso “normal”. Un término difícil de delimitar y que conlleva su contrario.

Pero, ¿hay partos anormales? A mí sólo se me ocurren los de mis sueños raros durante el embarazo... ¿Es normal hoy lo que hace unas décadas no lo era? ¿En el futuro serán normales partos que hoy quedan excluidos de esta delimitación?

Como vemos, no es sencillo establecer la definición de lo que es un parto normal, pero creo que la OMS ofrece una aproximación bastante deseable y con fundamento científico en favor del bienestar de la madre y el bebé.

Vía | OMS
Foto | Flickr – Dave Haygarth
En Bebés y más | Los hospitales andaluces empiezan a sumarse a la atención del parto natural, El parto en vertical, mejor que en litotomía, ¿Qué efecto te causó la epidural?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios