Síguenos

embarazada

Hemos comentado con anterioridad en nuestro Especial sobre Parto que éste se produce cuando un complejo mecanismo metabólico entre la madre y el bebé provocan las primeras contracciones que darán lugar al nacimiento.

Eso si hablamos de parto natural, claro, ya que existen mecanismos artificiales encargados de desencadenar el parto como la inducción de oxitocina, hormona sintética que provoca contracciones uterinas.

El parto se desencadena como consecuencia de una conjunción de factores. Concretamente, el trabajo de parto comienza cuando empiezan a producirse los conocidos como “dolores de parto”, es decir, contracciones rítmicas, progresivas e intensas. Deben existir al menos 2 ó 3 contracciones cada 10 minutos y el cuello haber alcanzado una dilatación de 2-3 centímetros.

Pero existen signos y síntomas que aparecen los días previos al parto, los cuales indican que la fecha se está acercando.

Los médicos lo llaman pródromos del parto. No suelen ocurrir en el mismo orden en todas las embarazadas ni con la misma intensidad, incluso la misma mujer puede tener señales de parto próximo diferentes en diferentes embarazos. A continuación, haremos un repaso de los signos de parto próximo más comunes.

Distensión abdominal: en el último período del embarazo el bebé se encaja en la pelvis produciéndose un descenso del abdomen aliviando la presión en la zona de las costillas y el estómago, pero siendo más intensa en la zona baja de la pelvis. En algunas mujeres, la distensión abdominal se produce semanas antes del parto, mientras que en otras apenas horas antes de que comiencen los dolores de parto.

Contracciones cada vez más intensas: las contracciones que venías sintiendo durante el embarazo se hacen más frecuentes y se intensifican durante los últimos días. A muchas mujeres les preocupa no reconocer cuándo se podrán de parto, si sabrán diferenciar las contracciones “falsas” (contracciones de Braxton Hicks) de las “verdaderas”.

Las primeras son irregulares, suelen ocurrir al final del día o después de algún esfuerzo y duran menos tiempo, mientras que las segundas son más dolorosas y sobre todo, regulares. Las contracciones de parto son más fuertes, no desaparecen al descansar, duran cada vez más tiempo (entre 30 y 70 segundos) y se perciben como calambres en la parte baja de la espalda o como dolores menstruales. Pensad que el útero, que es un músculo, empieza a contraerse a intervalos regulares y debe hacerlo hasta que la cérvix (o el cuello del útero) alcance una dilatación de 10 cm para que pueda pasar la cabeza del bebé.

Pérdida del tapón mucoso: algunas mujeres no lo notan, otras pueden perderlo semanas antes del parto, mientras que otras sólo horas antes o al momento del parto. El tapón mucoso es un tapón formado por secreciones vaginales que se han ido acumulando en la cérvix durante el embarazo. Cuando la cérvix se dilata, el tapón sale. Es espeso, de color transparente, a veces ligeramente rosado o con rastros de sangre.

Dilatación: para permitir el paso del bebé a través del canal de parto el cuello del útero debe dilatarse hasta los 10 cm, o sea, producirse una dilatación completa. Pero es probable que días antes del nacimiento la dilatación haya comenzado, sobre todo si ya has tenido partos anteriores. La modificación del cuello del útero es una de las señales de que el parto se acerca, su consistencia se vuelve más blanda, de ahí el término de tener el “cuello blando”, se va centrando respecto a la vagina y va borrando su grosor. La diferencia entre dilatación precoz o latente y dilatación activa la explicaremos en detalles en nuestro especial más adelante, cuando expliquemos las fases del parto.

Signos emocionales: algunas madres, especialmente las primerizas sufren cierta inestabilidad emocional a medida que se acerca la fecha de parto. La ansiedad por ver la carita del bebé, la inquietud porque todo salga bien sumado al cansancio son sentimientos muy naturales. Pero no dejes que los temores empañen el gran día del nacimiento de tu bebé. Estar preparada e informada te ayudará a afrontar el momento con mayor confianza y tranquilidad. Concéntrate en los pensamientos positivos y en las señales que te envían tu cuerpo y tu bebé.

Más información | Mi matrona.com, Geosalud
En Bebés y más | Parto: cuándo se produce, ¿Cómo sabré que estoy de parto?, Diario de mi embarazo: se acerca el parto, Contracciones de Braxton Hicks

Deja un comentario

Ordenar por:

2 comentarios