Sigue a

Afasia infantil

Los trastornos del lenguaje en el periodo infantil pueden ser evolutivos (problemas del lenguaje que existen desde el inicio de la adquisición del mismo, cuya causa es desconocida o secundario a otras alteraciones tales como sordera, retraso mental, parálisis cerebral…) o adquiridos (problemas derivados de un traumatismo craneal, tumor, enfermedad infecciosa…). En este segundo grupo se encuentra la afasia infantil.

El cerebro de los recién nacidos, si bien tiene el mismo número de neuronas que el adulto, no es igual de grande. Al desarrollarse el cerebro, las neuronas crecen en tamaño y aumentan las conexiones entre ellas. Por ello, una lesión cerebral en esta etapa de inmadurez cerebral son muy importantes y diferentes a aquellas en las que el cerebro ya está maduro.

Conozcamos un poco más acerca de la afasia infantil: tipos, características, causas, tratamiento y pronóstico de la afasia infantil.

Tipos de afasia infantil

Si el daño se da en la zona encargada del lenguaje, las alteraciones dependerán del grado de adquisición del mismo que se posea en el momento de la lesión. Por ello, podemos diferenciar entre afasia connatal o perinatal y afasia adquirida infantil.

  • Afasia infantil connatal o perinatal: la lesión cerebral se produce durante la gestación o en el momento del parto. Generalmente, este tipo de lesiones tienen un pronóstico favorable en lo referido a la adquisición del lenguaje a pesar de existir ciertos retrasos. Esto es debido a que, aunque el hemisferio izquierdo del cerebro es la parte que controla el lenguaje, si se daña esta parte el niño puede utilizar otras áreas cerebrales para procesar el lenguaje (es la llamada “plasticidad cerebral”)
  • Afasia adquirida infantil: la lesión del cerebro tiene lugar cuando el lenguaje ya se ha adquirido de forma parcial o total, abarcando entre los 2 años y los 8-9 años.

Características de la afasia infantil

Las lesiones en diferentes áreas del hemisferio izquierdo son las causantes de las alteraciones lingüísticas, las cuales pueden variar desde dificultad para hablar pero conservando la comprensión hasta el caso contrario, es decir, sin problemas para hablar pero con grandes déficits comprensivos. Estas características dependen de la zona cerebral del hemisferio izquierdo lesionada.

Los síntomas lingüísticos que se suelen dar en niños que sufren lesiones cerebrales izquierdas suelen ser mutismo, problemas articulatorios, alteraciones de la comprensión, dificultad para recordar el nombre de las cosas (anomia), deformaciones parciales o sustituciones completas de las palabras que se quiere decir (parafasias) y alteraciones de la lectura y la escritura.

Causas de la afasia infantil

El cerebro es especialmente frágil al nacer, especialmente si el niño es prematuro, existendo diferentes causas por las que se puede producir una lesión cerebral, así como distintos lugares (focalizada en un área específica del cerebro, como puede ser un disparo, o difusa en varias partes del cerebro, como puede ser una radiación).

  • Traumatismos creneoencefálicos (TCE).
  • Tumores: los principales tumores infantiles suelen ser en el cerebelo, por lo que los problemas más comunes son los relacionados con la articulación de sonidos. Por otro lado, pueden ir asociados a condiciones que creen problemas del lenguaje (por ejemplo, hidrocefalia, radioterapia o quimioterapia).
  • Infecciones: como la encefalitis (inflamación del cerebro) por herpes.
  • Accidente cerebrovascular (ACV).
  • Anoxia cerebral aguda (falta de oxígeno en el cerebro).
  • Hidrocefalia (acumulación excesiva de líquido en el cerebro).
  • Epilepsia.

Tratamiento de la afasia infantil

Si el ambiente natural del niño no muestra grandes problemas, no suele ser necesaria la intervención logopédica en los casos en los que la lesión sea perinatal, focal y unilateral. No obstante, es importante vigilar la adquisición del lenguaje durante el tiempo en el que el niño no habla, así como asegurarse (mediante seguimientos neuropsicológicos) que no aparecen otras dificultades a lo largo del desarrollo.

Por otro lado, aquellos niños cuya afasia sea adquirida tendrán una variedad de capacidades entre ellos, manteniendo algunas capacidades sin ningún problema y otras con alteraciones. Además, hay que tener en cuenta que el lenguaje puede estar en proceso de adquisición en el momento de la lesión cerebral.

Así, el tratamiento ha de tener en cuenta la edad del niño, sus dificultades, sus puntos fuertes y sus aficiones. Además, es muy importante recordar que los niños con lesión cerebral se cansa más fácilmente.

Pronóstico de la afasia infantil

Actualmente se espera una recuperación muy favorable siempre y cuando la lesión se produzca antes del primer año de vida. Además, estos niños presentan problemas de adquisición de conceptos académicos.

Cuando las lesiones son focales y unilaterales se aprecia un mejor pronóstico cuanto menor es la edad en el momento en que se producen, gracias a la plasticidad cerebral. No obstante, las lesiones difusas presentan peor recuperación en los casos más tempranos, ya que afectan de forma general al cerebro del bebé, el cual es muy inmaduro.

Por todo ello, podemos decir que no existe un patrón único en el déficit lingüístico en la afasia infantil, ya que los diferentes perfiles de trastornos del lenguaje, al igual que su pronóstico, están ligados a las múltiples causas, variando desde el mutismo hasta trastornos articulatorios, dificultades sociales…

Foto | jepoirrier en Flickr
En Bebés y más | El cerebro del bebé

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario