Sigue a

habla

Los padres solemos caer fácilmente en la comparación. Cuando vemos un niño que a los 2 años arma frases a la perfección y el nuestro no, nos preocupamos, como es lógico.

Pero debemos saber que cada niño tiene su propio ritmo, su carácter, su herencia genética y un mayor o menos grado de estimulación para comenzar a hablar. Sin embargo, tampoco debemos tomarlo a la ligera pues un retraso del habla en el niño puede ser corregido para evitar algún trastorno mayor. Así que, cuanto antes lo detectemos, mejor.

El retraso simple del habla es un desfase en la aparición del habla y en el desarrollo de la expresión respecto a la edad cronológica del niño. Es un desarrollo del lenguaje lento que no corresponde a su edad, pero ¿cuándo se puede decir que hay un inicio tardío del habla?

Se puede decir que el niño tarda en empezar a hablar cuando a los 2 años y más o menos un mes 1) no posee más de 50 palabras inteligibles o 2) no produce enunciados de dos palabras.

Veamos qué señales debemos tener en cuenta para identificar un retraso en el habla.

  • tiene una alteración en la organización del lenguaje. Es decir, son capaces de pronunciar sonidos aislados y grupos de sonidos, pero presentan dificultades para formar con ellos las palabras
  • puede haber retraso en la adquisición del juego simbólico
  • son niños que no presentan otras alteraciones evidentes (intelectuales, relaciones, motricidad) y su nivel de comprensión es normal.
  • reducen al mínimo el uso de proposiciones, de nexos y utilizan muchas simplificaciones fonológicas
  • imita pero no pronuncia frases de forma espontánea

Cuando cumplidos los 3 años el niño presenta estas señales se habla de un retraso específico severo del lenguaje y cuando recién a los 3 o 4 años pronuncia sus primeras palabras se habla de disfasia, un trastorno que impide el desarrollo normal de la expresión y la comprensión de conceptos.

En cualquier caso, si sospechas que tu hijo tarda acusadamente más en hablar que otros niños de su edad o presenta alguna de estas señales, es importante que consultes con un logopeda o terapeuta que evaluará el problema.

Alrededor de un 14% de niños muestran un inicio tardío en la adquisición de las primeras palabras, aunque luego más de la mitad de ellos hará uso normal del lenguaje.

Hay factores que pueden predisponer un retraso en el habla como: una pobre estimulación lingüística, problemas afectivo-relacionales, problemas de adaptación al uso de una segunda lengua o problemas de deglusión.

Igualmente, con una adecuada atención logopédica los niños con restraso del habla suelen evolucionan perfectamente.

Por nuestra parte, es importante que como padres estimulemos en ellos desde pequeños el lenguaje leyéndoles libros, contándoles historias, hablándoles en el día a día, utilizando un vocabulario variado y fomentando la comunicación, incluso cuando es todavía un bebé.

Más informaicón | Psicopedagogia.com, Asociación española de Logopedia, foniatría y audiología
En Bebés y más | Empezando a hablar

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario