Síguenos

Estimulación feto

Aunque cuando nace nuestro hijo se encuentra rodeado de estímulos, es en el vientre materno donde comienza la estimulación, ya que el feto se encuentra en contínuo desarrollo, sus sentidos empiezan a prepararse y agudizarse.

A causa de este desarrollo temprano de los sentidos, la madre debe estar en un contexto tranquilo, en el que el feto pueda percibir todo aquello que sucede.

Así, del mismo modo que los estímulos positivos (por ejemplo, los besos o las caricias) tienen efectos favorecedores e inspiran un estado emosional sereno, todas las situaciones negativas (como pueden ser las peleas o los gritos) causan efectos perjudiciales al estado emocional del bebé.

Hablarle al bebé es algo que le beneficiará, ya que aunque no le veamos, él nos escuchará y reaccionará a ello. Debemos hablarle como si estuviera con nosotros fuera, experimentando todo lo que el entorno nos proporciona.

Colocar una linterna en el abdomen y moverla ayudará a estimular la vista del bebé, puesto que una ligera cantidad de luz logra llegar al vientre. Pero debemos tener cuidado, ya que el niño es muy sensible y no conviene abusar de la luz.

La música tiene un efecto muy favorecedor al feto ya que ayuda a favorecer la actividad cerebral.

Acariciar el vientre es un estímulo que el bebé siente de forma indirecta mediante el calor, el movimiento y la vibración.

Durante estas técnicas de estimulación, la participación del resto de la familia permite que el bebé se familiarice con su futuro entorno.

El padre o la gente más cercana a la madre también estimular al bebé igual que ella: acariciando el vientre materno o hablándole al feto; así se familiarizá con su voz y con los movimientos que producen las caricias en el vientre.

No debemos olvidare que cuando estimulemos al bebé cuando se encuentre aún en el vientre materno, debemos consultar al médico sobre el cómo hacerlo y durante cuánto tiempo debe realizarse de la estimulación intrauterina. Este es el único modo de obtener los resultados beneficiosos para nuestro hijo.

Foto |emifaulk en Flickr
En Bebés y más | El efecto Mozart, música para bebés y niños, La estimulación auditiva prenatal

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario