Síguenos

Pintura de dedo

Pintar con dedos y manos, como cualquier otra manualidad, es una actividad que encanta a los más pequeños de la casa, porque dan rienda suelta a su imaginación, a su energía, a su creatividad… Es una actividad divertida y, con el material y el contexto apropiado, no hemos de temer por manchas imborrables, sólo disfrutar junto a ellos.

Mediante la manipulación de la pasta o pintura de dedos se desarrolla la sensibilidad y mejora la expresión artística, verbal y de emociones, sobre todo si es una actividad llevada a cabo en grupo, con amigos o con la familia. También se favorecen destrezas motoras aún no consolidadas en los niños y niñas más pequeños, como la destreza manual y la coordinación ojo-mano.

Descubren texturas, olores y colores nuevos, pasando de la prudencia inicial de probar la pintura con un solo dedo y pintar cuidadosamente a una mayor soltura y facilidad en los trazos. Eso sí, que no se salgan de sus lienzos…

Los artistas pueden pintar con con las palmas de las manos, los dedos, las uñas, el canto de la mano, los nudillos y los más atrevidos incluso con los codos, antebrazos o con los pies.

Existen distintos materiales con los que pintar, se comercializan productos específicos de colores muy variados (incluso Kits completos de pinturas de dedo como el que vimos aquí), y también podemos intentar hacer una pasta casera.

Sólo debemos proporcionarles una ropa adecuada, un lugar amplio y el material en el que pintar, cartulinas o folios. También tener preparado el lugar de limpieza para eliminar restos de pintura de sus manos y otro espacio para dejar secar, en horizontal, los cuadros resultantes de la experiencia.

Vía | Educación inicial
En Bebés y más | Kit de pinturas de dedo
En Bebés y más | “Menudo Arte”, página web para pequeños artistas
En Bebés y más | Pintura dactilar o Pintadedos para hacer en casa

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario