Sigue a

blog-de-mamas-y-papas-19.jpg

Hoy, como cada semana, hacemos un repaso a lo más interesante que se ha podido leer en algunos de los blogs de papás y mamás que podemos encontrar en la red.

En La niña sin nombre, un blog que no conocía y que me ha encantado, esta madre nos explica algunas historias para no dormir, hablando en concreto de los daños colaterales de la vuelta al trabajo. Se trata de una lectura muy recomendable, porque aunque no es breve, es ligera y se saborea muy bien. Quizás os veáis más de una reflejada en la operación bikini involuntaria que explica, por ejemplo, o en la falta de tiempo que azota a los padres recientes, por poner otro ejemplo.

En Atraviesa el espejo, la siempre agradable de leer Violeta Alcocer nos habla del papel de los padres a la hora de educar a los hijos, preguntándonos si juzgamos o ayudamos. Con el juicio nos convertimos en cierto modo en poseedores de la verdad absoluta, explicando qué está bien y qué esta mal mientras que como ayudantes, podemos caminar al lado de nuestros hijos para ayudarles a que ellos mismos decidan si algo está bien o mal.

En Aprendiz de madre, Azucena nos explica algo que muchos padres y madres vivimos, pese a tener ya cuatro años de experiencia como madre. Con cuatro años cualquier diría que se trata ya de una madre experimentada y, sin embargo, sigue siendo, como todos los padres lo somos, una madre en proceso de aprendizaje. Su hija crece y sigue diciéndole a menudo eso de “frena mamá, que me estás pidiendo más de lo que puedo hacer”. Por suerte para ella y por suerte para nosotros, nuestros hijos nos lo dicen. Por suerte para su hija, ella, al final, la escucha.

En Bitácora Blanca, Blanca nos ha hablado de algunos recuerdos que ha llamado ancestrales en una muy bonita entrada en la que recuerda detalles y cosas que hacían sus padres y abuelos y que ella ahora está haciendo con sus hijos. Cómo le tapaban por la noche, cómo calentaban el pijama para antes de dormir, cómo ponían los calcetines, etc.

En Buceando en mí, Cocolina expresa se pregunta en una entrada hasta qué punto deben las decisiones de cada madre ser justificadas y hasta qué punto pueden ser juzgadas por los demás. En concreto se centra en hablar de aquellas mujeres, incluida ella, que deciden quedarse en casa cuidando de sus hijos después de acabar la baja maternal.

En Blog de una madre desesperada, esta madre se pregunta si está traumatizando a sus hijos. Según comenta tiene paciencia a raudales, pero cuando se le acaba, se acaba de verdad. En ese momento estalla y les grita, como hacía su madre con ella, y luego le quedan las dudas y el remordimiento, preguntándose hasta qué punto les afectará su comportamiento cuando esto sucede. Quizás muchos os veáis reflejados por esas situaciones en que se pierde el control y te preguntas si el modo en que hemos actuado ha sido el mejor.

Para acabar, en Crónicas de una padawan, Leia Organa nos explica un episodio en la MiniEstrella de la Muerte (guarde), donde su PequeñoJedi se las tuvo, ante sus ojos, con un Ewok al que quería robar su chupete. Semejante escena le hace dudar de si su PequeñoJedi está empezando a utilizar el poder de la Fuerza para fines no deseados y si ello le va a suponer acercarse demasiado al poder del Lado Oscuro, siempre tentador. Confieso que en algunos momentos del relato me he perdido por llamar a su hijo MiniEwok y PequeñoJedi indistintamente, pero luego he asociado Ewok a “niño” y convertido PequeñoJedi en su nombre y al releer la entrada lo he entendido todo. ¿Será su PequeñoJedi un Pequeño Lord Sith?

Aprovecho para recordaros que si tenéis algún blog en el que habléis de vuestros hijos o de cosas relacionadas con la maternidad y los bebés, podéis decírnoslo en los comentarios para que los leamos y comentemos.

Foto | Inferis en Flickr

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios