Compartir
Publicidad

Un estudio vincula el uso de toallitas húmedas de bebé con dermatitis alérgica‏

Un estudio vincula el uso de toallitas húmedas de bebé con dermatitis alérgica‏
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La llegada de las toallitas húmedas al mundo de los bebés supuso una auténtica revolución en términos de comodidad para los padres, ya que gracias a ellas es posible limpiar el culito y los genitales de los bebés sin necesidad de buscar una palangana, una esponja y un poco de jabón en cada cambio de pañal.

El problema es que desde que llegaron muchas niñas están sufriendo más sinequias de labios menores y algunos bebés están sufriendo dermatitis alérgicas de contacto, provocadas por un conservante de las toallitas, según se explica en un estudio reciente.

El metilcloroisotiazolinona, culpable

El metilcloroisotiazolinona, o MCI, es un conservante que se suele utilizar en combinación de otros conservantes en productos de cuidado personal o para el hogar, y los conservantes son causa común de dermatitis de contacto alérgica.

Recientemente, con el fin de tratar de minimizar dichas reacciones, muchos fabricantes decidieron eliminar otros conservantes aumentando la cantidad de MCI. Esto ha sucedido también con las toallitas húmedas de bebé, que muchísima gente utiliza y que por eso mismo, por estar su uso muy extendido, se consideran inocuas.

Sin embargo, pese a que nunca antes se había informado de ningún caso de dermatitis de contacto (que no quiere decir que no lo haya), los investigadores del estudio que hoy comentamos lograron hallar a 6 niños con una dermatitis crónica en la zona perianal y en la cara que no mejoraban con antibióticos ni corticoides tópicos y orales.

Ninguno de ellos llevaba ya pañales, pues tenían entre 3 y 8 años de edad, pero al parecer sus padres seguían haciendo uso de las toallitas para limpiarles el culete y la cara tras comer o tras mancharse con lo que fuera. En el momento en que las toallitas se retiraron las dermatitis se curaron de manera rápida y completa.

La dermatitis alérgica de contacto suele diagnosticarse como impétigo, eczema o dermatitis atópica (despista el hecho de que haya dermatitis en zonas alejadas del culito) o psoriasis, pero al no tratarse de estas enfermedades no reaccionan bien ante su tratamiento.

Dos marcas de toallitas

Las toallitas implicadas en los seis casos pertenecían a dos marcas diferentes: Huggies y Cottonelle. Lo curioso, o quizás no lo sea tanto, es que ambas se fabrican por Kimberly-Clark Corp., y ambas, como es de esperar, contienen el conservante MCI.

Pero ojo, que no son las únicas. Se estima que la mitad de todas las toallitas que se venden en EE.UU. contienen dicho conservante, así que es muy posible que ante un estudio con más niños se observaran más casos con otras marcas de toallitas.

Por su parte, Kimberly-Clark ha asegurado que están trabajando para utilizar otros conservantes. Al parecer, dentro de un mes empezarán a comercializar unas nuevas toallitas libres de MCI (también en Europa).

La Dra. Mary Wu Chang, una de las autoras del estudio, comenta lo siguiente:

Cada vez más personas utilizan estos productos y se hacen sensibles al conservante [...] con el aumento de ventas y popularidad de las toallitas húmedas desechables para todas las edades, es probable que más personas contraigan alergias al conservante.

La causa posible es que, al evitar otros conservantes y elegir el MCI como conservante único, muchos fabricantes aumentaron la cantidad de este conservante en sus productos, en algunos casos pasando de utilizar concentraciones de 3,7 partes por millón a 100 partes por millón. Tal aumento, que lo pueden hacer cuando quieran, ya que no existe un consenso sobre los conservantes que deben utilizarse o evitarse en las toallitas, supuso que algunos niños, especialmente sensibles a él, sufrieran la dermatitis alérgica de contacto, con síntomas como escamaciones, inflamación, ampollas, heridas en la boca, la mano, la zona perianal, etc.

¿Qué hacemos entonces con las toallitas?

Pues seguir utilizándolas si os van bien y evitarlas durante unos días si vuestro bebé o hijo tiene síntomas de dermatitis en la piel que parecen no curar con nada. Si además tenéis hijas, hacer uso de la esponja y el agua con jabón para limpiar la zona de la vulva y el culito, de manera que corra agua, arrastre la suciedad y haya menos probabilidad de sinequia. Si estáis en la calle, totallitas si no hay otra. Si estáis en casa, siempre que sea posible, agua.

En cualquier caso, el estudio habla sólo de seis casos. Seguro que hay más, más bebés y más niños con dermatitis serias causadas por las toallitas, pero si no es el caso de vuestro hijo, como digo, pueden seguir utilizándose. Además, ya sabemos que algunos fabricantes eliminarán el metilcloroisotiazolinona de las toallitas, así que sólo necesitamos ir mirando la composición de las toallitas para saber si está presente o no.

Vía | Medline Plus, Abstract del estudio en Pubmed En Bebés y más | La dermatitis del pañal: todo lo que hay que saber, Cuidados del recién nacido: cambiar el pañal, Piel del bebé: qué productos debemos evitar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio