Compartir
Publicidad
Publicidad

Protege a tu bebé de las infecciones respiratorias

Protege a tu bebé de las infecciones respiratorias
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El frío ha llegado tarde este año pero aún se quedará con nosotros un tiempo. Con el frío, aumentan las enfermedades respiratorias y los niños están muy expuestos. Cuanto más pequeños son, más vulnerables, por lo que hoy vamos a ofrecer consejos para proteger al bebé de las infecciones respiratorias.

Las infecciones de las vías respiratorias bajas, causadas por virus o bacterias, son la principal causa de enfermedad y mortalidad en los niños. Dentro de este grupo se destacan la neumonía, que puede afectar a los niños a cualquier edad y la bronquiolitis, que es mucho más frecuente en los menores de un año, sobre todo entre los dos y los seis meses.

Otras enfermedades respiratorias son la bronquitis, pulmonía y la influenza o gripe. Entre las infecciones respiratorias bacterianas se encuentran: tosferina, amigdalitis, bronconeumonía, meningitis bacteriana y sinusitis.

Durante el primer año de edad el bebé es más susceptible de sufrir estas infecciones, ya que su sistema inmunológico no ha madurado aún y aumentan las posibilidades de contagio.

Para prevenir la propagación de estas enfermedades respiratorias (y otras enfermedades) se recomienda tener buenos hábitos de higiene en los contactos del recién nacido:

Bebé enfermo
  • Cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo desechable al toser o estornudar. Depositar el pañuelo desechable usado en el cesto de la basura.

  • Toser o estornudar en la parte superior del brazo o en el codo, no en las manos, si no se tiene un pañuelo desechable.

  • Lavarse bien las manos con agua y jabón a menudo por lo menos durante 40 segundos. Es especialmente importante este hábito después del cambio de pañal o de ir al baño, a la hora de preparar comida... Cualquier persona que vaya a tener contacto con el bebé debería tener las manos limpias.

  • Usar un desinfectante de manos a base de alcohol si no se dispone de agua y jabón.

  • Mantén al recién nacido, en la medida de lo posible, alejado de las personas que estén resfriadas o tosan.

  • Ventila adecuadamente el hogar.

  • Mantén el ambiente del hogar libre de humos y que el bebé no esté junto a personas fumadoras.

  • Evita compartir chupetes, biberones, juguetes y otros utensilios con otros bebés u otros miembros de la familia.

Además de estos hábitos higiénicos, conviene evitar los cambios bruscos de temperatura, hay que procurar que el bebé esté bien abrigado, llevar al día las vacunas, seguir con la lactancia materna para aumentar sus defensas...

Finalmente, recordemos que las infecciones respiratorias se pueden tratar pero si las dejamos pasar, no les damos importancia y no acudimos al pediatra, pueden causar complicaciones graves en los pequeños. Esperamos que estas medidas de higiene protejan al bebé de las infecciones respiratorias y acabemos el invierno sin ningún susto.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Consejos para evitar enfermedades respiratorias en los niños, ¿Se puede prevenir? Higiene contra las infecciones en los niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos