Publicidad

Menos del cinco por ciento de los bebés nacen en la fecha probable de parto (FPP)

Menos del cinco por ciento de los bebés nacen en la fecha probable de parto (FPP)
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Cuando una pareja se entera que están esperando un bebé, lo primero que hace es hacer las cuentas para calcular la fecha probable de parto y conocer cuál será el día en el que el retoño llegará al mundo. Hay quienes sostienen que tiene más sentido hablar de semanas probables de parto, dado que menos del cinco por ciento de los bebés nacen en la fecha probable de parto (FPP).

¿Cómo se calcula la fecha probable de parto?

El promedio de duración del embarazo es de 280 días o 40 semanas desde el inicio del último período menstrual (FUM) y 266 días desde la fecha de concepción, aunque se considera que el embarazo ha llegado a término a partir de la semana 37 (259 días). Si la mujer llega a la semana 40 y aún no se ha puesto de parto, podría esperarse hasta la semana 42 para inducirlo, dando así más tiempo para que el parto se desencadene de manera natural.

Para estimar tu fecha probable de parto (FPP) puedes hacer un sencillo cálculo, una fórmula conocida como Regla de Naegele. Consiste en restarle tres meses y sumarle siete días al primer día de tu última menstruación (FUM). El resultado es la fecha probable de parto.

Por ejemplo, si tu última regla fue el 3 de enero, tienes que restarle tres meses, y sumarle siete días: la fecha probable de parto es el 10 de octubre. (Abajo os dejamos una tabla para calcularla más fácilmente).

Pera esta regla se basa en ciclos regulares de 28 días, en los que la fecundación se ha producido en la mitad de ciclo, es decir, dos semanas después de la fecha de la última regla, algo que no siempre se da. En el caso de periodos irregulares o cuando la fecundación tiene lugar antes o después del día 14 del ciclo, la fecha puede variar.

fecha-probable-parto

Fecha probable (o improbable) de parto

Un amplio estudio realizado en Australia en 2013 con datos de más de 18 mil embarazadas con trabajo de parto espontáneo encontró que sólo el cinco por ciento de los nacimientos ocurrieron en la fecha probable de parto, independientemente de las citas de control prenatales.

Adicionalmente, pudieron comprobar que aproximadamente el 66 por ciento de los nacimientos ocurrieron dentro de los siete días posteriores a la fecha probable de parto.

Por su parte, según datos del Perinatal Institute, una organización de Reino Unido sin fines de lucro, el porcentaje es aún menos: sólo un cuatro por ciento de los bebés nacen en su fecha prevista de parto.

La cifra es un poco mayor (del 4,4 por ciento) cuando no se incluyen los nacimientos prematuros y los embarazos con complicaciones. Del resto, más del 90 por ciento nacen en el rango de las dos semanas antes o después de la fecha prevista.

Según un estudio realizado en Suecia en 2013, la mayoría de las madres primerizas dan a luz entre tres y cinco días después de su fecha de parto.

¿Y si tengo ciclos irregulares?

En el caso de ciclos irregulares, el cálculo se complica más, puesto que no es posible estimar la fecha de ovulación con la misma precisión que si la mujer tuviera ciclos regulares.

Para esos casos, el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists) dice que las mediciones fetales tomadas mediante la ecografía del primer trimestre son la forma más precisa de estimar la fecha de parto.

Factores que influyen la duración del embarazo

Un embarazo a término es aquel que sucede entre las semanas 37 y 42 de gestación, un amplio margen más allá de la fecha exacta que se estipula como fecha probable de parto (FPP). Hay muchos factores que pueden influir a la hora de que el bebé llegue antes o después.

Por ejemplo, un estudio de más de 40,000 mujeres en Londres publicado en 2016 encontró que si el primer bebé de una mujer llegaba antes o después de su fecha de parto, su segundo bebé tendía a hacer lo mismo , pero no por tantos días.

También influye la herencia genética, enfermedades y hábitos de vida de la madre o complicaciones en el embarazo como diabetes o presión alta, factores relacionados con más probabilidades de dar a luz antes de las fecha prevista.

Lo importante no es la fecha exacta

fecha-probable-parto

Conclusión: no tomes la fecha probable de parto al pie de la letra. Si bien a los padres les puede resultar útil conocer la fecha exacta en la que nacerá su bebé, a menudo genera impaciencia y ansiedad ver que la fecha de acerca y no hay señales de parto.

Por ello, es importante que sepáis que se trata de una fecha estimada de cuándo llegará su hijo, y el objetivo principal de esta fecha es llevar a cabo todos los controles prenatales que corresponden a cada etapa de desarrollo.

En Bebés y más | ¿Parto programado? Por qué debería llevarse a cabo más allá de las 39 semanas, Calendario para conocer la fecha probable de parto (FPP)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios