Compartir
Publicidad

Renta 2018: tutorial básico para los padres que hacen la declaración por primera vez

Renta 2018: tutorial básico para los padres que hacen la declaración por primera vez
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es una situación muy habitual para muchos contribuyentes, especialmente aquellos que son padres primerizos: estás sentado delante de tu ordenador, no tienes ni idea de fiscalidad y es la primera vez que tienes que presentar la declaración de la renta. ¿Por dónde empiezas?

Tranquilo, porque es más fácil de lo que quizá piensas. Presentar tu declaración de la renta como padre no reviste ninguna dificultad, incluso si te enfrentas a ella por primera vez. Tan solo tienes que saber cuáles son las casillas más importantes dentro de Renta Web, qué implicaciones tienen cada una de ellas y cómo debes rellenarlas y revisarlas para no tener ningún problema con la Agencia Tributaria.

Cómo incluir a tus hijos en la declaración de la renta

Lo primero que tenemos que hacer es, evidentemente, saber dónde se incluyen los hijos en la declaración de la renta a través del programa Renta Web.

¿Dónde encontrar estos datos? En el programa Renta Web, en la página de Datos Personales, que es la primera pantalla que aparecerá cuando creemos una nueva declaración en nuestro programa, en el apartado Hijos y otros descendientes (mínimo por descendientes).

Por defecto, aparecerán todos nuestros hijos ordenados por fecha de nacimiento. En caso de que alguno no aparezca o la información que figura de ellos no sea la correcta, deberemos corregirlo pulsando sobre la opción del lápiz. Normalmente, deberá figurar si tiene NIF o no, el grado de vinculación con los dos cónyuges, la discapacidad en caso de que la tenga, y otras situaciones especiales.

Por ejemplo, en el caso de un contribuyente con dos hijos, uno nacido en 2014 y otro en 2017, la información deberá figurar de la siguiente manera:

Hijos 1
Hijos 2

Es importante que esta información sea la correcta, pues son los datos que se utilizarán posteriormente para el cálculo del mínimo por descendientes y otras deducciones que se aplican por hijos. El siguiente vídeo te guiará en el proceso:

Aumento del mínimo familiar

Si es la primera vez que presentas la declaración siendo padre, verás que el resultado de la misma es ligeramente diferente al de ejercicios anteriores. La razón es que cada hijo aumenta el mínimo por descendiente, que es la cantidad que aumenta el mínimo exento de tributación por cada hijo menor de 25 años.

Las cantidades que aumenta este mínimo por descendiente son las siguientes:

  • 2.400 € anuales por el primer hijo.
  • 2.700 € anuales por el segundo.
  • 4.000 € anuales por el tercero.
  • 4.500 € anuales por el cuarto y siguientes.

Estas cantidades aumentarán en 2.800 € para cada uno de los descendientes de menos de 3 años, y se aplicará de forma conjunta a ambos contribuyentes cuando el hijo conviva con ambos cónyuges.

¿Dónde encontrar estos datos? En la página 29 del programa Renta Web, casillas 0513 y 0519, en la opción "Adecuación del impuesto a las circunstancias personales y familiares: mínimo personal y familiar". Esta información aparece de forma automática al haber rellenado los datos de nuestros hijos en el paso anterior.

En el caso que nos ocupa, al tener un hijo nacido en 2014 (con más de tres años), y otro en 2017 (menor de tres años), el mínimo por descendiente se calcula de la siguiente manera:

Mínimo por descendiente = (2.400 + 2.700 + 2.800) / 2

Lo que hace un total de 3.950 euros, lo que sumado al mínimo personal, que con carácter general es de 5.550 euros hacen un total de 9.500 euros, que será el mínimo exento para este contribuyente.

Hijos 3

Deducciones en la cuota diferencial

Las madres trabajadoras con hijos menores de 3 años a su cargo pueden disfrutar de una doble deducción: la primera, que se ofrece a todas las madres que coticen a la Seguridad Social, por valor de 1.200 euros, y la segunda, que además lleven a sus hijos a la guardería, por 1.000 euros. Ambas deducciones se reducen directamente de la cuota diferencial, es decir, lo que el contribuyente paga a Hacienda o lo que le devuelven.

¿Dónde encontrar estos datos? En la página 33 del programa Renta Web, casillas 0611 para introducir el importe de la deducción por maternidad y la casilla 0613 en el caso de que el menor acuda a una guardería centros de educación infantil autorizados.

En este punto, habrá que introducir las cotizaciones a la Seguridad Social que haya abonado el contribuyente a lo largo del ejercicio 2018 y las cuotas satisfechas por el hijo a la guardería correspondiente.

Hijos 4

Recordemos que, en este caso, la deducción solo es aplicable a menores de 3 años, en el ejemplo actual, únicamente podría beneficiarse uno de los dos hijos.

Deducciones autonómicas

Cada comunidad autónoma ofrece una serie de deducciones particulares, entre las cuales destacan aquellas por cuidado de descendientes o por gastos de material escolar.

¿Dónde encontrar estos datos? Estas deducciones empiezan en la casilla 0850 y se extienden hasta la 1021 e incluyen en muchos casos desgravaciones por nacimiento o adopción, por familia numerosa o por gastos escolares. Si tienes niños, deberías revisarlas siempre.

Resultado de la declaración

Por último, es importante que revises el resultado de la declaración para comprobar que efectivamente todos los datos se han incorporado de forma correcta. Esto se revisa en "Resumen de Declaraciones" y conviene que realicemos el cálculo de toda la información que figure ahí, especialmente la parte de deducción por maternidad y gastos de guardería.

Hijos 5

El modelo 145 de la Agencia Tributaria

Aunque el modelo 145 no forma parte de la declaración de la renta, es un documento importante en el que se detalla a Hacienda qué cambios en nuestras circunstancias se han producido en el último ejercicio. A través de él, informaremos a nuestra empresa que hemos tenido un hijo para que aplique las retenciones correspondientes de cara al cálculo de nuestra nómina.

Cada año, tu empresa te hará rellenar este modelo para que informes si ha habido algún cambio que haya que trasladar a Hacienda. Esta información se traslada después a la declaración de la renta. Por tanto, si ya lo has enviado anteriormente, en principio no tendrás que hacer nada porque los datos ya aparecen en el borrador. Eso sí, es recomendable que compruebes toda esta información porque no está exenta de errores.

Imagen | Brittany Simuangco

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio