Compartir
Publicidad

Pirámide de juego infantil para que los niños tengan una dieta lúdica equilibrada

Pirámide de juego infantil para que los niños tengan una dieta lúdica equilibrada
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El juego es un derecho fundamental en la infancia, y tan importante como la propia alimentación. Pero, ¿juegan lo suficiente los niños, cómo juegan, con quién juegan y qué espacios utilizan para jugar? La respuesta a todas estas preguntas la encontramos en un estudio sobre el juego infantil realizado por el Grupo de Investigación Cultural Cívica y Políticas Educativas de la Universidad Complutense, e impulsado también por IKEA, la fundación Ashoka y Unicef.

El estudio se titula ‘La contribución del juego infantil al desarrollo de habilidades para el cambio social activo’ y para realizarlo se ha entrevistado a 1.242 niños de entre 3 y 12 años que han dado su percepción sobre el juego. A raíz de sus resultados, se ha elaborado una pirámide de juego infantil y las habilidades necesarias a la hora de jugar ideales para tener una dieta lúdica equilibrada.

Conclusiones sobre el juego infantil

El estudio ha revelado importantes datos sobre los hábitos de los niños a la hora de jugar, como por ejemplo:

  • Solo el 10,3% de los niños menciona a sus padres y madres como compañeros habituales de juego.
  • El hogar es el espacio de juego habitual para el 44,7% de los niños.
  • Solo el 18,3% menciona como zona de juego habitual los espacios exteriores como calles y parques.
  • Tras el hogar, los espacios de juego más habituales son los centros educativos (35%).
  • Más del 80% de los niños y niñas españoles están satisfechos con la cantidad de tiempo de juego, aunque todos afirman querer más.
  • No juegan a diario; solo cuando las actividades programadas durante la semana se lo permiten. Se percibe un abuso de extraescolares.
  • Se detecta una pérdida progresiva de espacios y tiempos libres para el juego.

Sin duda, son datos sobre los que los padres debemos reflexionar. Gonzalo Jover Olmeda, co-autor del estudio señala:

"Deberíamos ganar mayor sensibilidad hacia el derecho de los niños y niñas a jugar y el valor del juego como espacio de iniciación a los valores de la convivencia".

Pirámide del juego y las habilidades 'changemaker'

Al estilo de la pirámide alimenticia se ha presentado la pirámide del juego infantil para fomentar una dieta lúdica equilibrada a partir de una correcta distribución de los tiempos, hábitos y tipos de juego para que los niños puedan poner en práctica unas habilidades que les permitirán ser protagonistas de un cambio social, las habilidades changemaker.

  • En la base de la pirámide se sitúa la empatía como habilidad fundamental. Se puede desarrollar la empatía por medio de juegos de máscaras, mímica, juegos inclusivos con niños con capacidades diferentes, etc)

  • En el segundo escalón agrupamos habilidades como creatividad (a desarrollar por medio de juegos de pintura, escritura, lectura, juego libre, manualidades, reutilización de materiales, música o baile), cooperación (por medio de juegos de huerto en el jardín, cocina en familia, deporte en equipo, etc), resolución de conflictos (por medio de juegos de teatro, juegos de negociación, juegos de mesa, deporte en equipo, etc) y pensamiento lateral (rompecabezas, juegos de construcción, puzzles, juegos de habilidad, juegos de lógica).

  • El siguiente escalón es "changemaking": empatía en acción que facilita al niño o la niña poner en práctica estas habilidades creado cambios con transformación positiva de su entorno. Experiencias por medio de las que aprende y toma conciencia de su poder para transformar el mundo que le rodea. Transformar o sensibilizar a sus compañeros, su colegio, sus familias, su barrio, etc.

Ana Sáenz de Miera, directora de Ashoka España hace una reflexión sobre la importancia de la empatía como impulsora del cambio:

"Cuando un niño o una niña ponen su empatía en práctica, aprenden a cooperar y a poner en marcha soluciones para mejorar su entorno, se han convertido en changemakers. Y ser un changemaker es como aprender a montar en bici. Una vez aprendes, ya sabes para toda la vida. Y un changemaker no solo es un ciudadano más responsable y activo, sino una persona con más probabilidades de éxito profesional. Por eso aprender a ser un changemaker debería ser derecho de la infancia".

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio