Publicidad

Juegos en familia para Navidad: más de 21 ideas para pasarlo en grande todos juntos

Juegos en familia para Navidad: más de 21 ideas para pasarlo en grande todos juntos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Las Navidades son épocas para disfrutar en familia, incluso más allá de con papá y mamá: abuelos, tíos, primos...

Así que este año te proponemos dejar aparcada la videoconsola y retomar esos juegos clásicos y muy populares con los que tanto disfrutábamos de pequeños y que seguro que despertarán más de una risa a tus hijos.

Hablamos de juegos de mesa como la oca o hundir la flota, pero también de otros con inversión cero: la gallinita ciega, las sillas, el ahorcado... Aquí tienes unas cuantas ideas para pasártelo en grande todos juntos en Navidad.

Nuetra propuesta incluye sencillos y rápidos juegos, que generarán momentos únicos en familia, vínculos importantes y recuerdos para toda la vida.

Y además puedes jugar a la mayoría de ellos sin necesidad de comprar nada. Solo necesitáis ganas de divertiros juntos. ¿Una nueva costumbre navideña? Y ¡por qué no! Los juegos populares no se pasan nunca de moda y podéis retomarlos cada año por estas fechas.

Juegos de mesa

Juegos en familia

Son los primeros en nuestra lista, porque se tratan de un clásico de Navidad y un fijo en las cartas a los Reyes Magos para disfrutar al año siguiente. Nos referimos a Operación, Jenga, Scattergories, Pictonary, Trivial, Tabú... Aquí los tienes todos, para que elijas.

Pero también aquellos que se remontan a nuestra más tierna infancia, cuando jugábamos al parchís, el Monopoly o a la escoba.

Adivina adivinanza

Puedes recordar las de tu infancia, pedir a tus hijos mayores que recuerden las que han aprendido en el cole o tener a mano un libro de adivinanzas para niños.

En Amazon, puedes encontrar '365 adivinanzas de la abuelita' por 8,54 euros.

La gallinita ciega

"Gallinita, gallinita ¿qué se te ha perdido en el pajar? Una aguja y un dedal... Da tres vueltas y la encontrarás".

Ayuda a los niños a comprender la importancia de los sentidos, ya que se juega con los ojos vendados. Así, aprenderán a moverse con mayor confianza y agilidad.

Está pensado para niños mayores de seis años y se necesitan un mínimo de tres jugadores.

¿Y cómo se juega? Hay que elegir quién llevará la venda (el que hará el papel de gallinita ciega) y que deberá encontrar al resto, colocados en círculo alrededor de la gallinita ciega. La gallinita debe dar tres vueltas sobre sí misma antes de empezar a buscar, para que no sepa dónde está.

Se trata de que la gallinita atrape a alguien, que pueden hablar para captar su atención. Y cuando lo tenga, tiene que adivinar quien es mediante el tacto. Si acierta, se intercambian los papeles.

Animales en la granja

Con los ojos bien cerrados han de imitar en voz alta un animal de la granja al contar tres.

Abrimos los ojos y cada uno ha de descubrir qué animal y quién lo hizo de cada uno del grupo. Es perfecto para jugar con los más pequeños y a medida que vayan creciendo se puede falsear la voz para que cueste más reconocer a quien lo hace.

El ahorcado

Ahorcado

Este juego de palabras clásico puede jugarse en cualquier momento, a partir de los seis años y no se necesitan más de dos personas.

¿Cómo se juega? La persona encargada de dibujar el ahorcado elige una palabra y dubuja en un papel tantas líneas como letras tenga. Se puede 'regalar' alguna letra de pista.

Los demás jugadores, por turnos, van diciendo las letras que creen que contiene la palabra. Cuando una letra es acertada, el encargado del ahorcado pone las letras en el lugar que corresponde. Cuando se falla una letra, se escribe a un lado y se hace el primer trazo del dibujo del ahorcado.

Si los jugadores consiguen acertar la palabra antes de que se complete el dibujo ganan el juego. Para hacer más fácil o difícil el juego, al ahorcado se le pueden añadir detalles como ojos, boca etc.

Y además les aporta muchos beneficios: además de estimular su atención, repasan las letras del alfabeto y aprenden nuevas palabras.

Hay juegos de mesa elaborados de este clásico. Los tienes por 14,99 euros en Amazon.

Piedra, papel y tijera

Piedra Papel Tijera

Quizás el más popular de toda nuestra lista. Para jugar, se necesitan dos jugadores (mejor si el niño ya tiene cinco años) y basta con una de las manos de cada uno de los participantes.

Consiste en sacar la mano de la espalda formando una de las tres figuras:

  • Piedra: con el puño cerrado.

  • Papel: con la mano extendida.

  • Tijera: con el dedo índice y corazón extendidos y el resto doblados se forma la tijera.

Los jugadores dicen en voz alta "1, 2, 3... piedra, papel, tijera" y se sacan las manos.

En función de la figura elegida se considera que:

  • El papel envuelve a la piedra. Gana el papel.

  • La piedra dobla la punta de las tijeras. Gana la piedra.

  • Las tijeras cortan el papel. Ganan las tijeras.

Si los jugadores sacan la misma figura, se produce un empate y se repite el juego.

Para conocer el ganador, se realiza tres veces el juego y gana quien acumule más puntos.

Fútbol de mesa

Ideal para las sobremesas y jugar de dos en dos. Los vasos u otros objetos harán de portería y algún tapón, chapa o cualquier otra cosa pequeña que se deslice fácilmente hará de pelota. Los jugadores serán nuestros dedos que lanzarán la pelota en 3 toques a la portería contraria.

Escondite

Escondite

"Un, dos, tres, pica pared o escondite inglés".

Perfecto para jugar al aire libre, y también en casa, sobre todo cuando los niños son pequeños.

El objetivo es ocultarse y no ser descubierto hasta el final. Por eso no conviene jugar con los niños menores de 3 o 4 años, ya que pueden sufrir miedo o ansiedad si no entienden que finalmente todos los participantes aparecen.

¿Dónde está?

Se trata de un escondite visual. Hay dos opciones:

  • El que la pilla tiene que observar bien la habitación donde estáis y después salir. Mientras, el ersto esconde un objeto y cuando regresa tiene que descubrir qué es lo que falta.

  • Otra opción es que un jugador esconde un objeto en la habitación mientras el resto espera fuera. Puede ir dando pistas para saber si se acercan o no: frío (estás muy lejos del scondite) caliente, caliente... (te vas acercando) y te quemas (cuando está literalmente al lado).

Veo, veo

A partir de los cuatro años ya podríes jugar con los niños al juego por excelencia para entretenerlos en cualquier lugar y momento.

Cuantos más jugadores participen en el juego, más divertido será. ¿Recuerdas las palabras mágicas?

  • Uno de los jugadores piensa en un objeto y dice en voz alta: "Veo, veo".

  • El resto de los jugadores responden: "¿Qué ves?"

  • Y el primero responde:* *"Una cosita."**

Y añade a la frase una de las siguientes opciones:

  • "de color ..." y señala uno de los colores que caracterizan al objeto.

  • "que empieza por..." y pronuncia la letra inicial del objeto.

Hay que adivinar qué cosa es, nombrando diferentes objetos hasta que se acierta. Y quien lo hace, propone la nueva palabra.

El teléfono roto

Telefono Roto

¿Te acuerdas de este juego? En un círculo, el que empieza dice al de al lado al oído una frase que irá pasando de persona en persona hasta el último que dirá lo que ha entendido. Las risas están aseguradas.

La cara seria

Quien no haya jugado alguna vez es que no ha sido niño. Consiste en mirarse fijamente a los ojos con el semblante bien serio y el primero que se ría pierde. Imposible no reírse, imposible.

Y más si el que queda elimininado hace gestos simpáticos para que el resto se ría cuanto antes y volver a empezar. Y lo mejor de todo: es apto para todas las edades.

Trabalenguas

Igual que las adivinanzas es uno de nuestros juegos favoritos para cualquier momento. Refresca los que ya sabes y enséñaselos a los niños.

Y si te flaquea la memoria, pídele a Papá Noel alguún libro de trabalenguas para niños y a reirse toca. En Amazon, 10,96 euros.

El juego de la silla

Sillas

"El que fue a Sevilla perdió su silla" ¡Cuántas risas echamos de niños con este juego! ¿Lo recuerdas? Antes de empezar, solo un consejo: que las sillas sean resistentes.

Después para jugar: tienes que tener tantas sillas como participantes, menos uno y colocarlas en círculo con los respaldos hacia dentro.

Los participantes se deberán situar de pie alrededor de las sillas y uno detrás de otro mientras un adulto controla el reproductor de música y no juega.

Cuando comienza a sonar la música, todos los participantes deberán girar alrededor de las sillas siguiendo el ritmo de la canción. En el momento que la persona encargada de la música pare la canción, cada jugador deberá sentarse en una silla. El que se quede sin silla quedará eliminado.

Se quita otra silla y vuelta a empezar la música y se repite la operación hasta que solo quede un jugador, que será el ganador.

El juego se reanudará quitando una silla y así hasta que quede sólo una y dos contrincantes.

El palito (o la pajta) más cortos

Prepara tantos palitos de diferentes medidas como personas jueguen. Ponlos todos en una mano escondiendo parte del palo. Procura que las partes visibles queden a la misma altura.

Cada jugador coge uno y gana el que consiga el palito más corto. Sencillísimo, ¿no? Pues a los niños (y notan niños) les encantará.

Chistes para niños

Juegos Familia

Otro juego al que es fácil aficionarse y que pone nuestra memoria a prueba son los chistes infantiles. Puede empezar a contarlos una persona, pero enseguida surge la ronda de chistes.

Un libro de chistes incluso estimulará su interés por la lectura. En Amazon, 'Los chistes más troncantes' por 12,50 euros.

¿Quién soy?

Es divertido jugar con un grupo grande de personas. A uno se le tapa los ojos y delante de él se pone una persona que ha de adivinar quién es solo tocándole la cara. Otra persona puede preguntar ¿quién soy? para que la voz despiste y sea más sensorial el juego.

Palabras encadenadas

La idea es ir encadenando palabras por turnos donde la palabra ha de empezar por la última letra o sílaba (si lo quieres hacer más difícil) de la palabra que acaban de decir.

Palabras al revés

Di una palabra de dos sílabas pero con el orden invertido ("ca-va" por "va-ca") y hay que adivinar de qué palabra se trata.

Es tan simple como que repitan muchas veces y rápido esas sílabas para que aparezca la palabra escondida. El que gana, propone la siguiente.

Nudo humano

Un grupo amplio forma un corro que se ha de entremezclar sin separar las manos, creando un nudo humano, mientras 'el que se la queda' está fuera de la habitación. Cuado entra, tiene que procurar desliar el nudo sin que se suelten las manos.

Bolsa (o caja) sensorial

Coge diferentes objetos que encuentres cerca o los tesoros de la naturaleza que te hayan traído y seguro llevas en el bolso. Mételos en una bolsa opaca y pide que niño que metan la mano.

Sin mirar, solo con el tacto, han de adivinar de qué objeto se trata por turnos. Gana el que acumula más aciertos y luego puede esconder él mismo.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Jugar en familia es más importante de lo que crees: siete beneficios de jugar con nuestros hijos, ¡Juega con ellos! El 65 por ciento de los padres admite que no juega con sus hijos el tiempo suficiente

365 adivinanzas de la abuelita

365 adivinanzas de la abuelita

Melissa & Doug - Ahorcado, juego de mesa (12095)

Melissa & Doug - Ahorcado, juego de mesa (12095)

Trabalenguas Para Niños

Trabalenguas Para Niños

Súperchistes. Los Chistes Más Tronchante (No ficción ilustrados)

Súperchistes. Los Chistes Más Tronchante (No ficción ilustrados)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir