Los bebés reaccionan a los sabores en el útero materno: sonríen con la zanahoria y lloran con la col

Los bebés reaccionan a los sabores en el útero materno: sonríen con la zanahoria y lloran con la col
Sin comentarios

La preferencia del bebé a ciertos alimentos comienza en el útero materno, ya que los sabores de los alimentos que come la madre le llegan a través del líquido amniótico y así comienza a desarrollar sus propios gustos.

Por primera vez, un nuevo estudio de la Universidad de Durham (Reino Unido) publicado en la revista Psychological Science nos permite conocer gracias a imágenes de ecografías en 4D, las curiosas reacciones de los bebés a ciertos alimentos. En este caso a la zanahoria, de sabor dulce, frente a la col rizada (o kale), de sabor amargo.

La investigación fue realizada con fetos sanos de 100 mujeres de entre 18 y 40 años del sur de Inglaterra, que se encontraban entre las 32 y 36 semanas de embarazo. 

Los bebés reaccionan a los sabores en el útero

El líquido amniótico es el primer medio con el que interactúa el bebé, y a través del mismo puede recibir estímulos sensoriales, como la temperatura, y químicos, como el sabor y el olor de los alimentos, que reciben a través del gusto y el olfato.

Este es el primer estudio que aporta evidencia directa de la capacidad de respuesta fetal humana a los sabores en el útero y que captura los movimientos faciales, cuadro por cuadro.

"Decidimos hacer este estudio para entender más sobre las capacidades fetales para el gusto y el olfato en el vientre materno", dijo a CNN la autora del estudio, Beyza Ustun, investigadora en el Laboratorio de Investigación Fetal y Neonatal de la Universidad.

Sonríen con la zanahoria y lloran con la col rizada

35 mujeres fueron puestas en un grupo experimental que consumió una cápsula de kale orgánico, 35 fueron puestas en un grupo que tomó una cápsula de zanahoria, y 30 fueron puestas en un grupo de control que no fue expuesto a ninguno de los dos sabores. A los dos primeros grupos, se les pidió que no consumieran nada al menos una hora antes de empezar el estudio.

Veinte minutos después de consumir las cápsulas, comenzó la exploración sobre las reacciones de los bebés a los diferentes sabores.

Así, podemos ver que la mayoría de los bebés expuestos al sabor de la zanahoria hacen un gesto de agrado. Estiran las comisuras de los labios, lo que solemos asociar con una sonrisa.

zanahoria
Bebé antes y después de ser expuesto al sabor de la zanahoria

En cambio, cuando los bebés son expuestos al sabor de la col rizada o kale, la mayoría hace un gesto de desagrado. Estira las comisuras de los labios hacia abajo, haciendo un gesto de presión, lo que solemos asociar con cara de disgusto, tristeza o llanto.

Col-rizada-bebe
Bebé antes y después de ser expuesto al sabor de la col rizada

Los resultados demuestran que los fetos en el último trimestre de embarazo son lo suficientemente maduros para distinguir los diferentes sabores transferidos por la dieta materna.

"A estas alturas, todos conocemos la importancia de una dieta (sana) para los niños. Hay muchas verduras saludables, pero desgraciadamente con un sabor amargo que no suele agradarles", dijo la investigadora. Y sugiere que podríamos dirigir las preferencias hacia ciertos alimentos exponiendo al bebé desde que está en el útero y así pueda habituarse más fácilmente a ellos.

Si la madre come una variedad de alimentos saludables, serán los sabores que reconocerá el bebé cuando nazca, repercutiendo en una dieta sana y equilibrada.

Temas
Inicio