Compartir
Publicidad
¿Podemos curvar las piernas del bebé si lo ponemos de pie o en el andador antes de tiempo?
Desarrollo

¿Podemos curvar las piernas del bebé si lo ponemos de pie o en el andador antes de tiempo?

Publicidad
Publicidad

A partir de los 6 meses de edad, a veces antes, a veces después, muchos bebés empiezan a aguantarse un poco de pie y son muchos los padres que aprovechan ese momento para ponerlos de ese modo, no para que aprendan ni nada por el estilo, sino porque al bebé parece que le gusta estar así. Otros, incluso les ponen en un caminador o andador por el mismo motivo.

Lo que no saben es que luego, cuando a los 12 meses el bebé empieza a caminar, sus piernas se ven curvas, arqueadas, y mucha gente asociará esa forma de las piernas con haberle puesto de pie desde hace meses. ¿Es cierto? ¿Podemos curvar, deformar, las piernas del bebé si lo ponemos de pie o en el andador antes de tiempo?

Los pediatras también lo dicen

Bueno, no todos, algunos. Algunos pediatras y algunos enfermeros, imagino, porque estoy escribiendo estas palabras ampliando la respuesta que le di a una chica que me preguntó hace unos días acerca de su hijo.

Fue a la revisión de los 12 meses con su hijo, que lleva caminando un mes y que tiene las piernas bastante curvas, al parecer. Todos los bebés las tienen así, pero el suyo las tiene un poco más y esto no pasó desapercibido a la pediatra, que le preguntó si le habían puesto de pie de más pequeño.

"Sí, bueno, él quería y le poníamos", respondió ella. A lo que recibió un "pues mira, ahora tiene las piernas torcidas. Tendremos que ir controlando esto y quizás te tenga que enviar al traumatólogo". Mucho tacto no tuvo, la verdad, pero no es eso lo importante, sino tratar de dar respuesta a las preguntas que ella me hizo a mí: ¿es culpa de los padres? ¿Qué hay que hacer ahora?

No, poner de pie al niño o ponerle en el andador no deformará sus piernas

Istock 000047361882 Small

Si me dijeras que a partir de los 6 meses un padre pone a su hijo de pie, lo sujeta con un arnés y lo tiene las 24 horas del día colgando, en esa posición, pese a que el bebé llore y llore, pues quizás podría decir que sí, que se le podrían torcer las piernas por ello, pero sería una absoluta salvajada que nadie en su sano juicio haría.

Lo que los padres normales hacen es poner al bebé de pie si éste lo pide y, cuando deja de hacer fuerza o empieza a quejarse, dejarle en otra posición. Es momentáneo, son ratitos, son momentos en que el bebé empieza a fortalecer sus piernas, su cadera y su cintura (las lumbares, los abdominales, etc.) con el fin de, cuando esté preparado, echar a andar. Porque un bebé no se pone a andar si ha estado un año entero tumbado. Echa a andar porque lleva ya varios meses poniéndose de pie a ratos y "entrenando".

Por eso las piernas no se deforman por ponerle de pie como no se deforma la columna por ponerle sentado.

¡Pero los niños tienen las piernas arqueadas!

Así es. Los niños nacen con las piernas arqueadas por la posición que tienen en el útero. Se forman así porque se hacen como una bolita allí dentro. Por eso, cuando nacen, las tienen curvas.

Istock 000050766688 Small

En el momento en que el bebé empieza a caminar y sus extremidades empiezan a soportar peso más tiempo (entre los 12 y los 18 meses de edad) lo que pasa es lo contrario a lo que sugieren esos profesionales. No se curvan más, sino que empiezan a enderezarse.

Hacia los 3 años las piernas están mucho más rectas, hasta el punto que muchos niños las tienen tan juntas que las rodillas se tocan y son los tobillos los que separan un poco. Vamos, que muchos pasan de esto "()" a esto ")(" (más o menos, no tan exagerado), siendo normal dentro de unos límites.

Si no sucede, si el bebé sigue teniendo las piernas arqueadas, se considera que sus piernas están en posición de genu varo. Las causas de esta condición, según la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU., son:

  • Desarrollo óseo anormal.
  • Enfermedad de Blount (tibia vara).
  • Fracturas que no sanan correctamente.
  • Intoxicación por plomo o fluoruro.
  • Raquitismo, el cual es ocasionado por una deficiencia de vitamina D.

¿Veis que ponga algo de "uso de un andador" o "poner al bebé de pie antes de tiempo"? No, ¿verdad? Pues confirmado: no son fenómenos asociados.

¿Y qué se hace si el niño tiene genu varo?

Si el niño tiene genu varo es necesario ir controlando la evolución. Normalmente se espera hasta los 3 años, que es cuando ya suele estar resuelto de manera natural, pero si se ve que va empeorando y que parece claro que a los 3 años no lo tendrá mejor, se valora la posibilidad de hacer algo antes. En ambas situaciones, si a los 3 años no ha mejorado lo suficiente o si ha estado empeorando, se hará radiografía del niño y otras pruebas que puedan determinar la causa.

Si se conoce la causa, y es solucionable (el raquitismo se puede tratar con vitamina D y un aporte adecuado de calcio y fósforo), se lleva a cabo. Las soluciones externas, como férulas o dispositivos ortopédicos no se suelen utilizar a menos que la deformidad sea severa, dado que no está claro que su uso sirva para algo. La otra opción es realizar cirugía en el hueso, para modificar la forma e ir corrigiendo (con una o más intervenciones) la forma y posición de los huesos y las articulaciones, ante el riesgo de que haya afectación de las caderas o artritis en el futuro.

Entonces, ¿no es malo el uso del andador?

No, yo no he dicho eso. No es malo para las piernas, porque no las perjudica en modo alguno, pero eso no quiere decir que sea recomendable. Lo mejor para el desarrollo psicomotor de un bebé es que les pongamos las menores barreras posibles, y un andador, caminador o andadera como se le conoce en los países de la América Latina lo es, porque impide que el bebé descubra cómo moverse y llegar a los sitios por sí mismo. Muchos no llegan a gatear y muchos aprenden a moverse tan bien con él que luego rechazan sus vidas sin ellos, o abusan de las manos de papá y mamá (quieren llegar a un sitio y, en ausencia del andador, piden manos que le sujeten para ellos caminar hasta donde quieren ir).

Lo ideal es no ponerles nada, estar con ellos mientras empiezan a desplazarse y permitir que gateen o vayan de un sitio a otro como quieran, que se pongan de pie con ayuda de los muebles de casa, que empiecen a caminar cogidos al principio (a las sillas, mesas, pared, etc.) y que, finalmente, se suelten cuando ya se sientan preparados, todo sin el uso de ningún tipo de barrera que entorpezca este progreso.

Es más, muchos bebés tienen accidentes con ellos, algunos serios, y por eso en Canadá, hace más de 10 años, los prohibieron.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Piernas arqueadas en el bebé, ¿Por qué los andadores no son buenos para los bebés?, Andador, ¿sí o no?‏

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio