Publicidad

Protege a tus hijos del sol, y no solo cuando vamos a la playa o de excursión

Protege a tus hijos del sol, y no solo cuando vamos a la playa o de excursión
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Cada vez es más frecuente que no olvidemos poner a los niños la crema protectora solar antes de ir a la playa, a la piscina o cuando hacemos alguna actividad larga al aire libre, como excursiones. Incluso, nos llevamos el protector para reponerlo con el paso de las horas. Sin embargo, proteger a los niños del sol en el día a día cotidiano no es tan habitual.

Y si bien el nivel de exposición es menor que en las situaciones de campo, playa o piscina, en verano el sol puede llegar a quemar la piel, y más la delicada piel de un niño, sin necesidad de estar tantas horas expuestos. Hemos de tener en cuenta el tiempo que pasan en el parque y especialmente en el patio del colegio, que suele ser a horas centrales del día, cuando el sol es más peligroso.

Por ello hemos de proteger a los niños del sol en su día a día, y aplicarles protección solar en cara, brazos y piernas que son las partes más expuestas. Si el niño es de piel clara y tiene lunares, es más importante todavía aplicar la crema fotoprotectora.

Seguro que estamos invirtiendo en la salud de nuestros hijos, pues como señalan asociaciones como Skin Cancer Foundation, la utilización de un fotoprotector los primeros 18 años de vida reduce en un 78% el riesgo de sufrir cáncer de piel en el futuro.

Jugando al sol

Según un estudio realizado por el Observatorio del Cáncer de la Asociación Española contra el Cáncer, los padres percibimos que nuestros hijos están muy expuestos al sol durante las vacaciones de verano (un 64'9% de exposición), pero en el patio del colegio o en las actividades que el niño realiza durante el fin de semana solo se percibe una exposición solar de alrededor del 30%.

Según este estudio, "Comportamientos de protección solar y percepción de riesgo de cáncer de piel en la población española", el 36% de los niños acuden al colegio sin ningún tipo de protección frente al sol (la crema protectora solar o las gorras son solo utilizadas por uno de cada cuatro niños en el patio del colegio). Con lo cual la mayoría de ellos están desprotegidos y su piel puede verse afectada, pueden llegar a quemarse.

La práctica del deporte, los paseos o la estancia en los parques infantiles tampoco son percibidos como lugares en los que la exposición al sol puede ser excesiva. Y no será porque esas actividades se hacen a la sombra...

Es destacable también que, a medida que aumenta la edad de los niños, aumenta su exposición al sol en cualquier situación (ya no nos preocupa tanto que estén a la sombra), al tiempo que a partir de los diez años se tiene (bueno, los padres tenemos) mucho menos cuidado en aplicarles la protección solar.

Espero acordarme de estos datos cuando mis hijas lleguen a esa edad, y no dejar de preocuparme por que cuiden su piel y se apliquen el fotoprotector en cualquier situación que vayan a estar expuestas al sol en las horas centrales del día y especialmente en verano. Algo que, por cierto, también deberíamos hacer los mayores más a menudo.

Más información | AECC Fotos | Torrey Wiley y Fiona Wen Hui C en Flickr En Bebés y más | Protección solar durante embarazo, lactancia e infancia: mejor sin PABA, Cremas solares para los bebés, ¿con filtro físico o químico?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir