Compartir
Publicidad

Siete recetas de helados caseros, ricos y saludables para los niños

Siete recetas de helados caseros, ricos y saludables para los niños
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer os aclarábamos algunas de las dudas que nos surgen a los padres cuando nuestros hijos nos piden comer un helado. Una de ellas hacía referencia a los tipos de helados que hay y su composición, y nos preguntábamos si existen la opción de "helados saludables".

Tal y como vimos, la respuesta es sí, y no sólo está al alcance de todos sino que es una maravillosa actividad para hacer con peques en verano: elaborar nuestros propios helados caseros. Utilizando ingredientes frescos y de calidad, y evitando azúcares libres, tendremos una alternativa refrescante, saludable e irresistible a cualquier paladar.

¡Ingredientes que no fallan!

Para elaborar un helado casero rico y saludable, podemos echar mano de un montón de ingredientes naturales que otorgarán a nuestra receta un sabor irrestible y una cremosidad que nada tendrá que envidiar a los helados comerciales.

Nuestros compañeros de Vitónica nos proponen en este artículo tener siempre a mano los siguientes ingredientes:

  • Frutas: cualquier fruta es buena para preparar un rico helado o granizado casero, aunque lo ideal es recurrir siempre a frutas de temporada por su calidad y acentuado sabor. Como además, queremos elaborar helados libres de azúcares añadidos, lo mejor es optar por frutas con sabor especialmente dulce.

Plátanos, melón, sandía, mango, fresas y frutos rojos, uvas, piña... ¡La variedad es inmensa, y además de sabor estaremos dotando a nuestro helado de vitaminas y fibra!

  • Apostar por grasas de calidad: la gran mayoría de los helados comerciales llevan grasas trans, aceite de palma o un alto índice de grasas saturadas. Con los helados caseros podemos evitar o controlar las cantidades de estas grasas recurriendo a ciertos ingredientes para dotar a nuestro helado de mayor cremosidad.

La crema de cacahuete (o de frutos secos, en general), la leche, el yogur natural, el yogur griego sin edulcorar y sin sabor, las bebidas vegetales, el queso batido, la tahína, el cacao puro, el coco rallado, el aguacate, las semillas o los frutos secos, pueden convertirse en grandes aliados en la cocina.

  • Para endulzar: vamos a tratar de evitar el azúcar (cualquier que sea su tipo), los yogures edulcorados o de sabores, la miel y los siropes. En su lugar utilizaremos edulcorantes naturales como los dátiles o la stevia.

  • Topping: y no podemos olvidarnos del toque final que convertirá cualquier helado en algo irresistible. Podemos espolvorearlo por encima con trocitos de fruta, chocolate puro en pepitas o rallado, coco rallado, semillas, frutos secos, canela... ¡Echad a volar la imaginación para conseguir un helado personalizado!

Siete recetas irrestibles

Seguro que con los trucos que os hemos compartido se os ocurren decenas de recetas para preparar en casa con los peques. Pero si a pesar de los consejos estáis faltos de ideas, os compartimos estas siete recetas de helados caseros para ir abriendo boca.

Polos de mango, plátano y frambuesas

polos

En Vitónica nos enseñan esta sencilla receta de polos frutales en donde sólo vamos a necesitar cinco ingredientes: mango, plátano, 80 gramos de frambuesas, el zumo de media naranja y esencia de vainilla.

Debemos asegurarnos de que la fruta sea de calidad y esté bien madura, para que nuestros polos tengan un sabor dulce. Batiremos todos los ingredientes, congelaremos en unidades y cuando esté listo... ¡a disfrutar!

Helado cremoso de piña y coco

Helado

En Directo al Paladar nos comparten esta riquísima receta de helado elaborado a base de piña fresca y un lito de leche de coco. Mezclamos en la batidora y congelamos: el resultado es un espectacular y cremoso helado que hará las delicias de cualquier paladar.

Sorbete de plátano y fresas

sorbete

El sorbete es una exquisita y refrescante forma de tomar fruta, y esta receta que os compartimos de Vitónica resulta además muy sencilla de preparar, puesto que tan sólo vamos a necesitar un plátano maduro y cuatro o cinco fresas grandes.

Para que nuestro sorbete quede especialmente cremoso, el truco está en congelar la fruta limpia, pelada y cortada en trozos dos horas antes de su elaboración, y cuando la saquemos del congelador triturarla a velocidad máxima hasta obtener una crema densa y realmente apetecible.

Helado de cerezas y yogur

Heladocereza

En Directo al Paladar nos comparten esta otra receta de helado de cerezas y yogur con una pinta sorprendente. Para prepararla sólo vamos a necesitar 500 gramos de cerezas (¡una de las frutas estrella del verano!) y un yogur natural sin edulcorar.

No olvidéis elegir cerezas maduras para que otorguen a nuestro helado un sabor dulce. Tenemos que deshuesar las cerezas y congelarlas junto al yogur, y posteriormente triturarlo en una batidora hasta obtener una crema densa que podemos servir en un vasito acompañado del topping que más nos guste.

Helado de plátano

Helado De Platano

El plátano es un ingrediente que, como podéis ver, da mucho juego a la hora de preparar postres y helados. En esta ocasión nuestros compañeros de Directo al Paladar nos proponen combinarlo con leche de coco para obtener un helado irresistible.

Aunque la receta original incluye azúcar en su elaboración, lo cierto es que si los plátanos son maduros no hará falta añadir nada más, pues la leche de coco también tiene un sabor bastante dulce.

Es una receta muy sencilla y rápida de preparar aunque necesita un mínimo de tres horas de congelación para obtener la cremosidad y textura deseada.

Helado natural de fresas

helado de fresas

En Vitónica nos proponen este helado irresistible y cremoso elaborado a base de fresas y queso fresco batido. Para prepararlo vamos a neceistar 400 gramos de fresas, una banana de tamaño grande, medio vaso de leche o de bebida vegetal de soja o avena, el zumo de medio limón y dos tazas de queso fresco batido.

El día anterior a hacer nuestro helado, debemos congelar la fruta ya pelada y cortada en trozos. El día de la preparación debemos batir el resto de ingredientes en una licuadora y cuando esté listo incorporaremos la fruta congelada y seguiremos triturando hasta obtener una mezcla espesa.

Podemos servir con topping de frutos rojos o chocolate puro, cuyo sabor contrastará de manera irresisitible con el toque ácido que aportará a nuestro helado el zumo de limón.

Sorbete de mango y banana

helado de mango

Y ya por último, os compartimos esta otra receta de Vitónica cuya mezcla de sabores os fascinará. Vamos a necesitar un mango de tamaño mediano, dos bananas, media barrita o tableta de chocolate puro y dos cucharadas de leche.

Al igual que en otras recetas anteriores, hay que pelar, lavar y congelar previamente la fruta cortada en trozos, y en el momento de la preparación la incorporaremos a la batidora junto con el resto de ingredientes.

Podemos servirlo en copas con el topping que más nos guste, aunque añadir chocolate puro rallado lo hará aún más irresistible si cabe.

En Vitónica Algunas curiosidades sobre los helados, La crema de cacahuetes: beneficios y propiedades en tu cocina, Leche Vs bebidas vegetales: ¿qué nos aporta cada una?

En Directo al Paladar Tipos de azúcar

En Bebés y Más Siete maneras de que los niños coman más fruta y verdura

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos