Publicidad

Contra el golpe de calor: cuidados básicos y una buena dieta

Contra el golpe de calor: cuidados básicos y una buena dieta
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El golpe de calor es un problema tan temido como frecuente entre los pequeños, pues son los niños los que poseen un organismo aun inmaduro como para regular eficientemente la temperatura corporal. Sin embargo, podemos luchar efectivamente contra el golpe de calor y evitar su presencia con la ayuda de algunos cuidados básicos y buena dieta.

Ante la incapacidad de eliminar el exceso de calor en el organismo, puede provocarse el tan temido golpe de calor, que se manifiesta con temperatura corporal elevada, piel seca o enrojecida, y también pueden existir desmayos o convulsiones en los peques afectados.

Como podemos ver, no se trata de un problema menor, sino que puede revestir gran gravedad para el organismo de los niños. Por ello, debemos tomar medidas para prevenir ésta u otras posibles consecuencias del calor excesivo.

Cuidados básicos contra el golpe de calor

Lo primero que debemos saber es que los niños menores de 4 años, no deberían exponerse al sol directamente, ni tampoco por demasiado tiempo, por ello, es importante protegerlos de las temperaturas elevadas, procurando su estadía en espacios o ambientes frescos y ventilados. Si estamos al aire libre, escogeremos un lugar a la sombra para que jueguen.

Asimismo, debemos proteger su cuerpo del exceso de calor colocándoles ropa liviana y clara que permita la liberación del calor y que no eleve la temperatura del cuerpo.

calor2

Es importante también evitar la temperatura ambiente en las horas de mayor luz solar, es decir, evitar exponerlos al aire libre entre las 12 y las 16 horas.

Si el niño es muy activo, debemos intentar que las actividades que realicen no impliquen demasiado esfuerzo físico, lo cual puede dificultar la termorregulación y favorecer la elevación de la temperatura corporal.

Un último cuidado básico que puede ayudarnos a prevenir el golpe de calor es bañar o mojar a los niños con frecuencia, con el objetivo de refrescarlos y disminuir la temperatura de su cuerpo.

Dieta contra el golpe de calor

Con una buena dieta también podemos luchar eficientemente contra el golpe de calor y prevenir su desarrollo.

Lo primero que deberemos cuidar para favorecer la regulación de la temperatura corporal en los niños es la hidratación, así debemos ofrecer el pecho a demanda a los bebés y ofertar con frecuencia líquidos frescos a los niños.

calor3

Asimismo, deberemos evitar las comidas abundantes y calientes y priorizar el consumo de alimentos frescos e hidratantes, como pueden ser las frutas o vegetales, los batidos o lácteos refrigerados.

Para que la temperatura corporal no se eleve bruscamente es fundamental que los niños no estén deshidratados, y para ello, no deben llegar a tener sed, es decir, deben beber incluso cuando no sientan la necesidad de hacerlo.

Para fomentar el consumo de líquidos, es mejor ofrecerlos a temperatura fresca y además, de sabores varios, es decir, a mayor diversidad de las bebidas y ante la presencia de un sabor, mayor es el consumo entre los niños.

Ya sabes, con algunos cuidados básicos y una buena dieta en donde predomine la frescura y la hidratación, contarás con armas efectivas para luchar contra el golpe de calor y cuidar la salud de los niños este verano.

En Bebés y Más | Bebés y niños en verano: prevenir un golpe de calor Imagen | Tampa Ban Photos , Boudewijn Berends y Troy B Thompson

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios